¿A quién buscas?

¿Tienes esperanza todavía en tu vida? Quiero decir, ¿crees en el advenimiento de Cristo en ti? ¿Aún eres de los que confían en la transformación profunda o metanoia? ¿Cuál es tu relación con aquello de la segunda venida del Salvador? ¿Lo aguardas solo allá afuera o concibes que su venida puede estar presente y evidente para ti si solo atendieras al lugar correcto? No vaya a ser el caso de que ha venido y viene en cada momento y simplemente no escuchamos su voz tranquila, silenciosa y amable, por estar acostumbrados a las estridencias.

Estamos tan anestesiados a veces que todo lo que es suave, humilde, acogedor y sin requerimientos se nos pasa desapercibido. ¿Has visto como las publicidades crecen en ruido, color y apariciones repentinas y originales donde menos lo piensas? Pues para llamar la atención de quienes vivimos sumidos en la divagación. El rumiar constante del «diálogo interno» nos cubre la percepción, nos adormece. ¿Por qué pasa esto? Debido a la carencia que tenemos de sentido y plenitud no dependientes.

Mientras para sentirme bien necesite de algo que sea exterior, estoy esclavizado. Todo lo que ocurre me va alterando, influyendo, afectando. Vivo saltando de un deseo al otro, cambiando de objeto anhelado, porque ninguno me llena por completo o solo por un breve momento. Esta cuestión del momento siguiente, que siempre estamos tendidos hacia «adelante» en el futuro en lugar de estar simplemente ahora mismo, nos muestra este automatismo, nos hace evidente un vacío interior.

Pero ¿qué hacer? ya que cuando voy hacia «adentro» en la oración, la meditación o intentos de contemplación encuentro inquietud o a lo sumo un consuelo que se esfuma apenas salgo de la quietud.

Lo primero es esto y es inevitable: hacerse conscientes de lo que buscamos realmente detrás de todas las actividades. Sean estas tareas banales, consumistas o santas y espirituales lo que buscamos es siempre lo mismo: la paz del corazón o la presencia de Dios en nosotros o un suave contento de sabernos hijos queridos y cobijados, libres de todo peligro real a lo que somos. Son diferentes palabras para decir lo mismo y se podría mencionar de muchas maneras. Pero lo que buscamos no es lo que parece que buscamos, en todo siempre lo estamos buscando a Él.

¿A quién buscas? ¿Qué es lo que quieres por sobre todo lo demás? La respuesta a estas preguntas nos marcará el tono del Adviento, una oportunidad para hacernos conscientes de lo único que amamos y anhelamos detrás de todas las apariencias.

elsantonombre.org

La foto fue extraída de Cathopic

Primer domingo de Adviento

Carmelitas misioneras programa 2023

Escuela del silencio

Vivir en gratitud

«En acción de gracias por la vida, me comprometo a superar la ilusión del “esto me corresponde”, recordándome a mí mismo que todo lo he recibido como un don, por lo que me comprometo a vivir en gratitud.

En acción de gracias por la vida, me comprometo a superar mi codicia, que disfraza de necesidad a la ambición, confiando en que se nos ha dado todo lo necesario, por lo que me comprometo a compartir con generosidad lo que tan generosamente he recibido.

En acción de gracias por la vida, me comprometo a superar la apatía, estando atento a las oportunidades que cada momento me ofrece, y así responder con creatividad a cada situación.

En acción de gracias por la vida, me comprometo a superar la violencia, siendo consciente de que combatir a la violencia con violencia conduce a más violencia y a la muerte, por lo que me comprometo a defender la vida mediante la no-violencia.

En acción de gracias a la vida, me comprometo a superar el miedo, que es la raíz de toda violencia, tomando a aquello que temo como una oportunidad, por lo que me comprometo con valentía a sentar las bases de un futuro pacífico».

Hermano David Steindl-RastSitio de difusión del mensaje

Leído en la oración matutina del 24 de noviembre de 2022

Enlaces sugeridos:

Primera parte del encuentro mensual de intercambio en la Fraternidad

Segunda parte del encuentro mensual de intercambio en la Fraternidad

El amado sabe

Cuando la oración de Jesús se ha hecho frecuente, en los distintos momentos del día, se aposenta como un fondo constante. Se forma como una textura de calma, en la cual podemos descansar; con independencia del tipo de actividad a la que nos convoca el momento. ¿Qué se necesita? Confiar más en el corazón que en las especulaciones del pensamiento. Es en el fondo del alma donde se va tejiendo esta textura pacífica, que es fuerte y suave a la vez.

No es invasiva, no se impone; persiste confiada en una brisa que la alienta. Las distintas situaciones nos requieren y piden respuestas diversas. Allí, en ese instante, ¿qué elegimos? ¿Qué cauce seguiremos? ¿La duda, el cálculo, lo que opina la ansiedad, el temor, la posesividad… o apelaremos a la invocación del Nombre? Es como un entrenamiento de tiempo completo. ¿En dónde pongo mi refugio? Como el salmista digamos: He puesto mi refugio en el Muy alto. Mi amparo junto al Altísimo.

Bien afirmados y confiados en la providencia divina, nuestras fuerzas se regeneran. Las potencias y talentos cobran sentido. Las acciones que ejecutamos se armonizan con esa música secreta, con el latido del espíritu en nosotros. ¿Qué hace latir al corazón; que misterioso arcano regula la respiración; cómo vienen a mantenerse los planetas en sus órbitas? ¿Qué hebra luminosa modela las galaxias? Esa misma fuerza misteriosa impulsa a la hormiga temblorosa, que llevando una hoja gigante, se tambalea en un rincón de tu patio.

¿Dónde descansa el espacio? ¿Cómo es que transcurre el tiempo? ¿Qué magistral director concierta la sinfonía entre la abeja, el polen y la flor? Vientos repentinos, nubes glamorosas, innumerables matices de verde bañados de un sol opulento. Y por allí y más allá, en todas partes, la gente. Oh sí! La gente. El mismo universo se extiende al interior de sus pupilas. Enigmática estirpe, colosal criatura, verbos encarnados de memoria frágil. Hemos olvidado que somos Hijos y Quién es nuestro Padre.

Dejemos a un lado las preocupaciones. El Amado sabe. Es Su nombre el que escuchamos apenas nos callamos.

Texto propio del blogYa publicado anteriormente

Queridas hermanas y hermanos en el Santo Nombre de Jesús: Este domingo 20 de noviembre a las 20 hs. de España, 16 horas de Argentina y horarios equivalentes, tendremos si Dios quiere, el encuentro mensual de intercambio en la Fraternidad. Allí además de los minutos de oración al final y de una breve presentación inicial, compartiremos lo que vamos viviendo en relación a la última práctica sugerida para este mes y guiándonos de los textos bíblicos allí mencionados.

El enlace será el mismo de siempre que utilizamos para las oraciones diarias: https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Les recordamos también que hasta el día 25 de noviembre, está abierta la inscripción al retiro virtual «Nacer de nuevo» que se llevará a cabo desde el 1º y hasta el 4 de diciembre inclusive. Podéis anotaros en este enlace de abajo:

Haz clic aquí para inscribirte en el retiro virtual «Nacer de nuevo» (pdf)

Ante cualquier duda pincha en este enlace : Formulario de contacto retiro

Nacer de nuevo

Retiro virtual 1º,2,3 y 4 de diciembre*

Evangelio de San Juan 3,1-8 «Tenéis que nacer de nuevo».

Había un hombre del grupo de los fariseos llamado Nicodemo, jefe judío. Este fue a ver a Jesús de noche y le dijo: «Rabí, sabemos que has venido de parte de Dios, como maestro; porque nadie puede hacer los signos que tú haces si Dios no está con él». Jesús le contestó: «En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios». Nicodemo le pregunta: «¿Cómo puede nacer un hombre siendo viejo? ¿Acaso puede por segunda vez entrar en el vientre de su madre y nacer?». Jesús le contestó: «En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar en el reino de Dios. Lo que nace de la carne es carne, lo que nace del Espíritu es espíritu. No te extrañes de que te haya dicho: “Tenéis que nacer de nuevo”; el viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Así es todo el que ha nacido del Espíritu».

Haz clic aquí para inscribirte en el retiro virtual «Nacer de nuevo» (pdf)

Ante cualquier duda pincha en este enlace : Formulario de contacto retiro.

*La imagen que ilustra el post es de «The Chosen» haz clic aquí para verla

La muerte no es nada

“La muerte no es nada, sólo he pasado a la habitación de al lado. Yo soy yo, vosotros sois vosotros. Lo que somos unos para los otros seguimos siéndolo. Dadme el nombre que siempre me habéis dado. Hablad de mí como siempre lo habéis hecho. No uséis un tono diferente. No toméis un aire solemne y triste. Seguid riendo de lo que nos hacía reír juntos. Rezad, sonreíd, pensad en mí.

Que mi nombre sea pronunciado como siempre lo ha sido, sin énfasis de ninguna clase, sin señal de sombra. La vida es lo que siempre ha sido. El hilo no se ha cortado. ¿Por qué estaría yo fuera de vuestra mente? ¿Simplemente porque estoy fuera de vuestra vista? Os espero; no estoy lejos, sólo al otro lado del camino. ¿Veis? Todo está bien.

No lloréis si me amabais. ¡Si conocierais el don de Dios y lo que es el Cielo! ¡Si pudierais oír el cántico de los ángeles y verme en medio de ellos! ¡Si pudierais ver con vuestros ojos los horizontes, los campos eternos y los nuevos senderos que atravieso! ¡Si por un instante pudierais contemplar como yo la belleza ante la cual todas las bellezas palidecen!

Creedme: Cuando la muerte venga a romper vuestras ligaduras como ha roto las que a mí me encadenaban y, cuando un día que Dios ha fijado y conoce, vuestra alma venga a este Cielo en el que os ha precedido la mía, ese día volveréis a ver a aquel que os amaba y que siempre os ama, y encontraréis su corazón con todas sus ternuras purificadas.

Volveréis a verme, pero transfigurado y feliz, no ya esperando la muerte, sino avanzando con vosotros por los senderos nuevos de la Luz y de la Vida, bebiendo con embriaguez a los pies de Dios un néctar del cual nadie se saciará jamás». AMÉN

de San Agustín de Hipona, LA MUERTE NO ES EL FINAL, escrita a Sápidas

Texto leído en la oración vespertina del 1º de Noviembre de 2022

Enlaces de hoy:

Audio con «La práctica de la Presencia de Dios» de hno. Lorenzo

Fraternidad y oraciones

Horarios de las oraciones en la Fraternidad del Santo Nombre

Gracias Mónica por confeccionar el horario de las oraciones!

Lista de reproducción de las oraciones del mes de octubre de 2022

Un amor suave y vivo

74. Así pues, siguiendo la recomendación de San Jerónimo, » nuestras delicias sean meditar en la ley del Señor día y noche «, de forma que » nunca se aparten de nuestras manos las Divinas Escrituras «, ya que por la asidua lectura y meditación de la Biblia llegaremos al conocimiento de los misterios de Dios.

75. La Palabra de Dios espera una respuesta sincera y comprometida. Pide ser recibida con respeto y fidelidad. Dios nos habla a través de los Libros sagrados. De la Escritura hemos de aprender a referir toda nuestra vida a Cristo, sacar el sentido de nuestra consagración a Dios y encontrar la razón que dirige todo nuestro obrar. Ella, además, vivifica a diario nuestra oración: la divina alabanza y la oración secreta.

76. Fomentemos entre nosotros un amor suave y vivo hacia la Sagrada Escritura, procurando formarnos mediante un diligente estudio orientado principalmente al mayor provecho de nuestra vida de oración.

77. A fin de gustar en su misma fuente la Palabra de Dios, acudamos asiduamente a las Sagradas Escrituras, no solo en la Liturgia, sino también en la lectura privada…

de las Constituciones en la Orden de San Jerónimo

Monasterio Santa María del Parral – Segovia

Cambio de horario en dos oraciones para España:

Queridas hermanas y hermanos en el Santo Nombre. A raíz del cambio de hora que se produce en España este fin de semana, hay cambios en el horario de algunas oraciones: Desde el lunes, nuestras oraciones se llevarán a cabo en estos horarios: Matutina: 7 hs. de Argentina, 11 hs. de España; Vespertina 1630 hs. de Argentina, 2030 hs. de España; Nocturna 22 hs. de Argentina, 2 hs. de España y así con los horarios equivalentes en cada país.

El aceite espiritual de la oración

«Cuando existe celo en el alma, la gracia del Espíritu Santo, como una llama, está también presente. Una llama se alimenta con aceite, y el aceite espiritual es la oración. Tan pronto como la gracia toca el corazón, la semilla de la oración es depositada allí, e inmediatamente el intelecto y el corazón se vuelven hacia Dios. Los pensamientos divinos aparecen con total naturalidad.

La gracia de Dios orienta la atención del intelecto y del corazón hacia Dios y las conserva fijadas sobre él. Como el intelecto no permanece inactivo un instante cuando está orientado hacia Dios, piensa en él. Es por ello que el recuerdo continuo de Dios es el fiel compañero del estado de gracia. El recuerdo de Dios no está jamás ocioso en nosotros, por el contrario, nos lleva irremisiblemente a meditar sobre la perfección de Dios, sobre su bondad, su verdad, su creación, su providencia, sobre la redención, el juicio y la recompensa. Todo este conjunto constituye el universo de Dios, o el reino del espíritu…»

de Teófano, el recluso

Haz clic aquí para continuar leyendo el texto

Queridas hermanas/os en el Santo Nombre de Jesús: este próximo día viernes 28 de octubre, a las 19 horas, se reúne el grupo hesicasta de la oración de Jesús de la parroquia Virgen de La Candelaria de Madrid. No hace falta avisar, se puede ir directamente y serán bien recibidos. Si tienen alguna consulta o quieres ponerte en contacto con el grupo, puedes escribir un correo a la dirección: oraciondelcorazonblog@gmail.com

Haz clic aquí para ir al blog «Oración del corazón» que lleva adelante Alejandro

Fortalecer nuestra intención

¿Cómo fortalecer la intención? Es decir, como acrecentar esa fuerza que permite encaminarse hacia algo querido y necesario sin doblegarse en el camino u olvidarse o perderse por ahí entre divagaciones de todo tipo?

Como tantas otras funciones, la atención consciente dirigida se fortalece mediante el uso repetido. Una práctica sencilla que nos ayuda mucho y usando muy poco tiempo, consiste en una breve evaluación nocturna que trate de identificar los momentos del día en los cuales se desvió tu proyecto. Partimos de la base que te has señalado algún tipo de propósito espiritual y algunas acciones externas cotidianas que tratas de llevar a cabo según esa impronta interior. Sin eso desvariamos o damos pasto a la mente para divagar aún más a sus anchas que de costumbre.

Entonces, si te has fijado una línea de cultivo espiritual y tienes claras las acciones importantes del día, has de revisar en qué momento vino el viento de la distracción y te cambió el rumbo. Sólo tomar nota del momento y la causa aparente del cambio de ruta. Sin mortificarte, observar y comprender los automatismos que derivaron en la pérdida de la atención sobre ti mismo, que es aquello que nos permite cierta vigilancia en torno al propio comportamiento. Si olvidamos nuestra propia presencia tanto más perdemos el recuerdo de Dios.

Esta simpleza de ejercitación es muy potente porque al cabo de pocos días te va acostumbrando a tener la jornada bien planificada y por sí sola te hace más atento a evitar los estímulos que te sacan del norte que te has trazado. No se trata de ser rígidos o de permanecer cerrados a cualquier cambio necesario o útil que pudiera surgir en lo pautado, sino de cuidar nuestras fuerzas y de unificarlas en torno a lo importante.

Por lo general perdemos el rumbo interior con más frecuencia que el exterior. Mucha gente puede seguir a pie juntillas lo que se ha programado en la agenda, pero respecto de la actitud con la que se iban a efectuar las tareas, la mayoría nos perdemos más temprano que tarde. Hacer algo implica una parte que se ve y una que no es visible que se refiere a las motivaciones, a la actitud, al grado de atención y reverencia etc. Evaluar estos aspectos al final de la jornada nos deja naturalmente más atentos al día siguiente.

elsantonombre.org

Enlaces y avisos:

9º clase del curso de Fenomenología 2022 (desde el minuto 51,50 al 56,20 se trata algo sobre la práctica sugerida en el texto de arriba)

Aquí abajo una lista con 35 audios en torno al tema del desasimiento en la mística cristiana:

Haz clic aquí para todos los datos de contacto y eventos próximos

Mística y paradojas

12º clase del curso de mística cristiana

A raíz de la doctrina del desasimiento comentada en la clase 12ª se suscitan dudas y comentarios entre los participantes. Ya estamos programando una clase más sobre Maestro Eckhart para el año entrante si Dios quiere con el P. José Antonio Heredia OP. También os dejamos aquí unos breves comentarios que pueden servir que hemos extraído de viejas notas personales en conversaciones con Esteban de Emaús.

¿Cómo encajar que Dios es omnisciente, lo cual quiere decir que lo conoce todo, con el hecho de la oración de súplica por ejemplo o con el tema del libre albedrío?

Muchas confusiones y discusiones derivan de una mezcla de planos y niveles. Cuando se intenta abordar el tema de Dios desde lo mental, las paradojas son permanentes. Esto debido a que la parte no puede comprender al todo o la herramienta a quién la utiliza o la criatura abarcar al Creador. La mente es limitada, tiene sus funciones muy precisas, pero se maneja con categorías conceptuales.

Un error muy frecuente en el que se incurre es la antropomorfización de Dios. Es decir se lo imagina como un ser humano, con ciertas características que proyectamos desde nuestra propia forma mental. En ocasiones se lee la sagrada escritura solo en su acepción literal, dejando de lado el contexto histórico en el cual vivía el autor inspirado, la comunidad a la que se dirigía o el propósito catequético que lo guiaba.

Igual sucede con el tema del tiempo, (cuando se habla de la eternidad por ejemplo) que es un modo en que la mente organiza la experiencia de existir, poniendo las vivencias de manera secuencial y ordenándolas por niveles de memoria según la función que asigna a cada evento. Así como el espacio se organiza según el modo «extenso», los movimientos se diferencian en su modo «temporal»… esto lo sabes por fenomenología, pero se te olvida.

Confundimos planos y niveles y de allí las paradojas indigeribles a las que suele enfrentarse la teología o nosotros mismos cuando nos salimos del eje. ¿Qué pasaría si nos ponemos a comparar una cesta de manzanas con Argentina o con Bolivia? Vos me dirías que Argentina es un país y que no puedo ponerlo en plan comparativo con una cesta de fruta… Pues bien, eso es mezclar planos y niveles en el diálogo o en la reflexión. Esto pasa mucho en todos los órdenes y sobre todo en lo referido a temas espirituales.

Una cosa es teorizar acerca de Dios y otra la experiencia de Dios en uno mismo. La divinidad o Jesucristo descubierto en la ermita interior no puede luego expresarse así sin más. Lo divino o lo sagrado numinoso solo pueden traducirse y como toda traducción nunca se refiere totalmente al original. Hemos de entender que no podemos hablar de Dios sino de nuestra vivencia de Él. Mientras tengamos esto en cuenta, nos volvemos más comprensivos de los diferentes modo de abordar la religión o en otras palabras, el tema del sentido de la vida.

No se puede debatir acerca de Dios como se discute de política o sobre algún asunto cualquiera. Se trata del tremendo misterio de la existencia, por eso te digo siempre que mientras no se perciba lo extraordinario de lo ordinario, hablar de Dios es una cierta profanación de lo sagrado…

elsantonombre.org

Para sumarte al tablón de anuncios en Whatsapp de la Fraternidad escribe a Candelas al +34 620 60 88 59

Haz clic aquí para sumarte a las oraciones en el entorno de Zoom

Si quieres recibir novedades a través de Facebook haz clic aquí

Y si haces clic aquí podrás ir al canal de Youtube

Que el hombre se libre de sí mismo…

El desasimiento y «que el hombre se libre de sí mismo y de todas las cosas».

«El ánimo libre es capaz de hacer todas las cosas». Pero ¿Qué es un ánimo libre y cómo se logra poseerlo? Eckhart contesta que tal proceso —y sabe que es un proceso que en esta vida nunca termina— necesita del desasimiento completo. Implica una renuncia decidida al sí mismo dondequiera que el hombre lo descubra en sus pensamientos y acciones. Y el acento recae, necesariamente, sobre la actividad interior, en el ser antes que en el hacer. «La gente nunca debería pensar tanto en lo que tiene que hacer; tendrían que meditar más bien sobre lo que son». El progreso espiritual no depende de procedimientos exteriores, como estar de vigilia, ayunar, etcétera. Si ayudan, en buena hora; si estorban, hay que dejarlos. El «modo» de avanzar no importa—y puede ser distinto para cada cual— pero sí, la integridad de la voluntad que decide sobre el valor del desasimiento.

En uno de sus sermones Eckhart resume sus temas principales, diciendo:

Cuando predico suelo hablar del desasimiento y del hecho de que el hombre se libre de sí mismo y de todas las cosas. En segundo término [suelo decir] que uno debe ser in-formado otra vez en el bien simple que es Dios. En tercer término, que uno recuerde la gran nobleza que Dios ha puesto en el alma para que el hombre, gracias a ella, llegue hasta Dios de manera milagrosa. En cuarto término [me refiero] a la pureza de la naturaleza divina… el resplandor que hay en la naturaleza divina, es cosa inefable. Dios es un Verbo, un Verbo no enunciado.

«Quien renuncia a su voluntad y a sí mismo, ha renunciado tan efectivamente a todas las cosas como si hubieran sido de su libre propiedad y él las hubiese poseído con pleno poder».*

Queridas hermanas y hermanos en el Santo Nombre de Jesús: Están todos invitados para el próximo miércoles 19 de octubre a las 19 horas de España y horarios equivalentes a la penúltima clase del año del «Curso de mística cristiana de todos los tiempos». En esta ocasión el Padre Fray José Antonio Heredia OP nos acercará a la figura y enseñanza del maestro Eckhart, en torno a la temática del desasimiento, que tan importante resulta para la mayoría de los místicos y aquellos que descubren en el abandono a la divina providencia el motivo principal de su trabajo espiritual. Será en el enlace de siempre, que utilizamos para las oraciones y que dejamos aquí debajo:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

* El texto ha sido extraído parcialmente de mercaba.org

Encuentro mensual de intercambio

Queridas hermanas y hermanos de la Fraternidad del Santo Nombre: este domingo próximo realizaremos si Dios quiere, el encuentro mensual de intercambio, donde reunidos por salas nos acercamos a la experiencia del compartir, atentos a lo que el Espíritu nos quiera decir a través de ese prójimo que son nuestros hermanos. En esta ocasión el eje del encuentro será un texto de los evangelios del cual nos dejaremos impregnar para que a modo de Lectio orante cultive y eleve nuestro espíritu. Nos encontraremos en el enlace de siempre, el mismo que usamos para las oraciones a las 19 horas de España y horarios equivalentes en los demás países. Un abrazo fraterno para todos, invocando el Santo Nombre del Señor Jesús.

Aquí el enlace al encuentro del domingo:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Volver la mente hacia Dios

Hermanas y hermanos muy queridos en Cristo Jesús: os dejamos un texto para meditar, dos invitaciones y el enlace a la última clase del curso de mística cristiana:

«Has de saber que nadie puede por sí mismo controlar la mente si no está invadido por la gracia del Espíritu Santo. Pues la mente de suyo no se deja controlar, ya que está siempre en movimiento y tiene una incapacidad natural de detenerse. Suele disiparse en su desidia, dispersándose aquí y allá desde el principio.

Pues, al transgredir la orientación de Dios, nos alejamos y separamos de Él, y por tanto perdemos el sentido de la mente; no nos enteramos cuándo estamos con Dios o cuándo estamos lejos de Él. Se da por supuesto que nuestra mente no cesa de imponerse y no puede permanecer en reposo de otro modo que volviéndose de nuevo hacia Dios, sometiéndose completamente a sus mandamientos, orándole a menudo y confiándole cada día nuestras faltas.

Ahora bien, caemos en falta a cada momento. Pero Él nos acoge al instante, si le oramos con humildad y dolor en el corazón, y si invocamos siempre su santo nombre. Cuando la mente se acerca a Dios de esta manera y lo encuentra así con mucha alegría, entonces queda fácilmente bajo el control de Dios y no se dispersa a través de todos los sentidos… pero cuando la oración está activa en el corazón, es ella quién guarda consigo a la mente, la solaza y le impide dispersarse.»

de Gregorio el Sinaíta, en Filocalía de los padres népticos – Tomo 5, pág. 163 – Ed. Monte Casino

Encuentro en Barcelona en torno al Santo Nombre
Sábado 8 de octubre a las 12hs.
Contactar: mjesus3060@gmail.com

Se realizará un retiro espiritual con Fray Pepe Guirado, del 9 al 11 de diciembre de 2022 en Casa Sta. María do Mar, Dorrón, en Pontevedra. Contactar a: mariajolozanol@gmail.com

Matrimonio y contemplación

«La forma de manifestarse esa gracia fue la de abrirme de par en par a la experiencia de desierto… si antes me zambullía en mi esposa para encontrarme con Él… ahora me zambulliría en Dios para encontrarme con ella… Él, que todo lo ve y que todo lo puede lo haría posible… porque Dios que habita en mí, también habita en ella…»

Queridas hermanas y hermanos en el Santo Nombre de Jesús: están invitados para este próximo miércoles 5 de octubre, a las 20 horas de España y horarios equivalentes en cada país, a la 11º clase del curso de Mística cristiana de todos los tiempos. El tema será «San Charbel, luz Silente en desierto» , quien estará con nosotros será el padre Juan Puigbó.

El enlace será el habitual que usamos para las oraciones: https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Enlaces de hoy:

Homilía del domingo 2 de octubre (del Padre José)

Grupo de Facebook del Santo Nombre (creado por Susy de Santa Fe, Argentina)

El regalo de Tu nombre

Dejar el cuerpo quieto, desatender los pensamientos y llevar la atención a la calidez del propio corazón, buscando encontrar allí la alegría de una paz inalterable… volver una y otra vez al centro, siguiendo el rastro de lo sagrado hasta encontrar la ermita interior; dejar a un lado las inercias, la pereza, las caídas, las dificultades de la vida o los vaivenes del ánimo… para encontrarse con otros, desconocidos al principio y de latitudes distantes y tejer allí una textura de fraternidad, es algo extraordinario y misterioso.

Es extraordinario porque va contra la corriente general de los acontecimientos, que nos impulsan a un frenesí cada vez mayor, a correr sin desmayo hacia el momento siguiente, a devorar todo tipo de sensaciones en pos de una felicidad externa que luego se descubre como espejismo, como quimera que adormece. Y es misteriosa la fuerza que nos reúne y nos vuelve a reunir, día tras día, persistentes y determinados. Le han llamado la gracia divina, el Espíritu Santo, un don de Dios y de distintas maneras.

Atravesando los siglos esa fuerza nos ha reunido; ya desde las primeras comunidades cristianas su aliento creció en los desiertos, se nutrió en la soledad de las celdas monacales o caminó por las estepas como el peregrino ruso; se hospedó en la penumbra de los santuarios o en el frío de los claustros silenciosos. Esa misma gracia se hizo manifiesta en algunos a los que luego llamaron santos y se hizo fuego escondido en numerosas almas anónimas, ocultos servidores de la palabra.

Ese mismo Espíritu te hace levantar en las mañanas, te lleva a la oficina, viaja contigo en el transporte público, va con tus niños al colegio, vive en la sonrisa del ser querido y nos acompaña en la pena cuando el temor nos invade. Es invisible, vive en nosotros y es lo que nos hace repetir el Nombre: «¡Señor Jesucristo! ¡Señor Jesucristo! ¡Señor Jesucristo!…» se escucha aquí y allá y donde quiera que atiendas con actitud silente.

¡Hermanas y hermanos muy queridos! Hace un año que oramos juntos, demos gracias por el don inestimable de la oración frecuente, de las relaciones fraternas y de la mutua compañía. En un mundo como el actual, que parece caminar a veces muy cerca del abismo, nuestro pequeño espacio de recogimiento, oración y silencio pretende cultivar la paz profunda. Que esa paz inalterable crezca en nosotros y se extienda a otros en todas partes. El Señor sabrá como hacer, demos gracias por el don recibido y fortalezcamos la decisión de caminar tranquilos pero ciertos hacia la oración incesante del corazón. Un fuerte abrazo para todos, invocando sin cesar, el Santo Nombre del señor Jesús.

elsantonombre.org

Haz clic aquí para un audio del texto «La oración» en la Fraternidad

¡Gracias Macarena y Gloria Teresa por el audio!

Gracias Mónica por el vídeo!

La semana próxima se habilitará la inscripción para el retiro virtual de principios de diciembre y se explicará la nueva modalidad que seguiremos en el mismo, si Dios lo permite.

El llamado de lo esencial

¿Cómo saber si lo que está al mando en determinado momento es el cuerpo, la mente o el espíritu?

Hay criterios muy claros que pueden servirnos para caer en cuenta. Si hay inquietud, desasosiego o prisa en cualquier sentido, la mente ha tomado el control y está orientando compulsivamente nuestra acción y determinando el modo en que somos y estamos en el cotidiano.

La gula, la pereza o inversamente la agitación motriz, los deseos exacerbados de cualquier tipo nos muestran la predominancia del cuerpo como regente. Esto es simplemente un modo de dividir los síntomas para mejor comprender. En verdad, cuerpo y mente forman un mismo organismo o estructura, son interdependientes y la acción de una parte se puede advertir en la otra con claridad. Cuando el espíritu está al mando nos damos cuenta de lo que el cuerpo necesita en cada momento y esta atención impide que lleguemos al punto en donde nos toma la compulsión. Nos anticipamos, por así decir, ordenando las fuerzas según lo que convenga a la situación del presente.

Cuando estamos desde el espíritu, la mente se muestra muy sosegada, los pensamientos se hacen funcionales a lo que estamos realizando y la oración se “escucha” con más facilidad. Nos damos cuenta de que estar en los pensamientos es esforzado y que permanecer silentes es más fácil y dichoso. Esto suele dejar un vacío de pensamientos pleno de sentido, que predispone a la plegaria y nos abre a la inspiración ocasional del Espíritu Santo.

En general una respiración agitada nos muestra la agitación de la mente. Un cuerpo inquieto que no puede quedarse tranquilo, lo mismo. Esto no debe mortificarnos sino servirnos para atender y descubrir cómo nos condicionan los automatismos. Es decir, todo eso que se hace a pesar de nuestra voluntad. (Romanos 7, 14-23) Si hay preocupación mental y tensión física es porque el espíritu dormita aletargado por los hábitos automáticos, sometido por las múltiples inercias; en términos de La Filocalía, diríamos que nos esclavizan las pasiones. Esto de las pasiones en el sentido más etimológico de padecer, de “pathos”, de aquello que se sufre.

También, cuando vemos que nos guía la vana curiosidad, esa que no se justifica en la acción que desempeñamos o cuando vemos que andamos deseando muchos estímulos o cuando nos sentimos aburridos y deseosos de “novedades”, podemos estar seguros de que estamos descentrados de nosotros mismos. Igual cuando actuamos para el resultado y no poniendo el acento en la impecabilidad de la acción misma. En el campo de las relaciones humanas, cuando nos cuesta escuchar al otro porque queremos hablar nosotros o cuando nos sentimos proclives a juzgar y a criticar, se nos muestra clara la acción de lo mental y lo corporal en desmedro de la impronta espiritual. Todo tiene sus grises y admite matices, sin embargo ahí tenemos unos pocos criterios que nos quitan confusión y nos enfocan mejor.

Tengamos en cuenta que cuando nos hacemos la pregunta: “¿Estoy actuando desde el espíritu o me estoy dejando llevar por la inquietud?”, es nuestra esencia tocándonos el hombro para llamarnos a la atención. Es la voz de la gracia que nos llama a la cordura, al alineamiento con la voluntad de Dios, a restablecer esa condición original cuya naturaleza es pacíficamente activa y suavemente dichosa.

elsantonombre.org

Práctica recomendada:

Contactos de La Fraternidad del Santo Nombre en diferentes países

Argentina
Angelica +54 9 11 2718-8087

Brasil
Helen Novaes +55 34 9971-9694 – helencpaiva@gmail.com

Chile
René +56 9 6370 1189

Colombia

Mónica + 57 314 360 1079

Ecuador

Leonor + 593 98 406 0456

España
Candelas + 34 620 608 859

Estados Unidos
Gloria +1 (305) 803-6126 – pitica14593@gmail.com

México
Laura +52 55 44 49 42 30 – laurita100a@gmail.com

Perú
Armando +51 924 032 312

Si quieres ser el contacto de la Fraternidad en tu país comunícate con elsantonombreblog@gmail.com

Instrumentos de comunión

Es muy habitual que de pronto nos encontremos fuera de nosotros mismos, algo exteriorizados, alejados de la percepción de la divina presencia o con una sensación de soledad, como si Dios fuera un extraño inaccesible, alguien lejano desvinculado de nuestro cotidiano.

En esos momentos solemos caer en el olvido de lo importante, nos toma la preocupación por esto o aquello y la inquietud es el saldo resultante. La confianza parece ausente y una inmediata pérdida de fuerza nos quita vitalidad, mientras la mente se va oscureciendo al ritmo de pensamientos tormentosos.

El último domingo, en el encuentro mensual de intercambio, examinábamos entre todos distintas herramientas o recursos de los cuales podemos servirnos para regresar a casa, para desandar los pasos y recogernos nuevamente en la ermita interior. Este recogimiento en principio no es más que un cambio de actitud, una posición que adoptamos desde el espíritu ante lo que sucede.

Este retorno al “modo orante” de vivir, cargado de significado y pleno de un sentido íntimo de lo sagrado, requiere primero de una firme determinación. Hace falta decidir en profundidad la dirección de la vida, del propio comportamiento. ¿Tomaré a la inquietud como un llamado del espíritu, como un aviso para detenerme y modificar el modo en que estoy viviendo el momento? ¿O apenas sienta el desasosiego saldré disparado hacia “afuera” de mí buscando el cambio de esta o aquella situación?

Cuando nos quedamos a vivir en la paz del corazón, muchas veces descubrimos que no hay nada que cambiar en las situaciones o que esos cambios son mucho más sencillos de realizar de lo que suponíamos. Hay distintos métodos de los que podemos servirnos para volver al ser esencial que somos, pero esta decisión previa que mencionamos es importante, pues nos ahorra el agotador diálogo interior respecto de lo por hacer.

¿Qué hacer? ¡Ya lo sabemos! Solo volver al sagrario que se encuentra en lo profundo del alma. Entonces, si eso ya no se discute en nuestra mente, solo resta poner manos a la obra cuando nos hemos alejado de nosotros mismos y de la sagrada presencia. Vivir desde el espíritu no implica negar el cuerpo o renegar de la mente sino integrar las distintas funciones de acuerdo con el designio original.

El cuerpo y la mente como instrumentos de comunión y de creación al servicio del espíritu son una maravilla. Pero si están al mando se convierten en la más cruel de las dictaduras. Pidamos la gracia de la atención vigilante, ese don inestimable que nos mantiene conectados con el Espíritu Santo.

elsantonombre.org

Enlaces de hoy:

Contemplar y proclamar

Cristianismo espiritual

Geometría perfecta

La irrupción de lo sagrado

«… Mi oración era simplemente recordar como Jesús me había salvado y regocijarme en la realidad de que Cristo existe…»

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús: Este domingo 18 de septiembre realizaremos la reunión mensual de la Fraternidad del Santo Nombre, en donde nos reuniremos por salas para compartir en torno al tema «La oración y la inquietud». El encuentro será en el enlace de siempre a las 19 hs. de España, 14 hs. de Argentina y Chile, 12 hs. de Colombia, Perú, Ecuador y México DF. y demás equivalentes.

Luego del espacio de intercambio por salas, haremos una puesta en común, que se grabará y publicará y terminaremos con unos minutos de La oración de Jesús. Abrir el corazón mediante la comunicación fraterna nos edifica y construye vínculos duraderos. En estos vínculos se halla una fuerza espiritual invisible que junto con la acción de la gracia puede transformar nuestra vida. En el mes de octubre y noviembre realizaremos también las reuniones el 3º domingo del mes.

Aquí abajo el enlace al encuentro:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Encuentro mensual de intercambio

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús: Este domingo 18 de septiembre realizaremos la reunión mensual de la Fraternidad del Santo Nombre, en donde nos reuniremos por salas para compartir en torno al tema «La oración y la inquietud». El encuentro será en el enlace de siempre a las 19 hs. de España, 14 hs. de Argentina, 13 hs. de Chile y 12 hs. de Colombia, Perú, Ecuador y México DF. y demás equivalentes.

Luego del espacio de intercambio por salas, haremos una puesta en común, que se grabará y publicará y terminaremos con unos minutos de La oración de Jesús. Abrir el corazón mediante la comunicación fraterna nos edifica y construye vínculos duraderos. En estos vínculos se halla una fuerza espiritual invisible que junto con la acción de la gracia puede transformar nuestra vida. En el mes de octubre y noviembre realizaremos también las reuniones el 3º domingo del mes.

Haz clic aquí para los vídeos desde El camino de Santiago

y aquí para la transcripción textual ¡Gracias Pilar por transcribir!

Enlaces de hoy:

Camino de contemplación

Fundación Salmos

Práctica recomendada

Síntesis de la práctica:

Permanece atento haciendo lo que toca con la mayor calma posible. Al aparecer la inquietud, el desasosiego o la ansiedad, detente y toma conciencia de que la mente se ha puesto al mando y has olvidado la existencia de la Providencia. Evita la acción compulsiva a la que te impulsa la inquietud. Vuelve al centro pacífico que nos da la confianza y desde allí cumple el deber que te marca el momento.

Tres invitaciones:

Hoy reinicia sus reuniones el Grupo de La oración de Jesús en Madrid, a las 19 horas, en el Salón de la parroquia Virgen de la Candelaria (La sala que está al final del pasillo a la derecha de la capilla principal) La dirección es Calle de Hinojal 3 – (28037) Madrid

Fray Pepe Guirado viene en diciembre a España a impartir un retiro de fin de semana del 9 al 11. – Lugar: Centro Calasancio de Dorrón (Sanxenxo) en Pontevedra – Precio: 190€ por persona (incluye: pensión completa en habitación doble o individual) Interesados mandar mail a: mariajolozanol@gmail.com

Curso «La Biblia en Las Moradas de Sta. Teresa»; a cargo del Padre Jairo Gómez OCD, modalidad virtual; del 12 al 16 y del 19 al 21 de septiembre. Informes en el número: +57 305 705 1059

La verdadera alegría

El mismo fray Leonardo refirió allí mismo que cierto día el bienaventurado Francisco, en Santa María, llamó a fray León y le dijo: «Hermano León, escribe». El cual respondió: «Heme aquí preparado». «Escribe –dijo– cuál es la verdadera alegría. Viene un mensajero y dice que todos los maestros de París han ingresado en la Orden. Escribe: No es la verdadera alegría. Y que también, todos los prelados ultramontanos, arzobispos y obispos; y que también, el rey de Francia y el rey de Inglaterra. Escribe: No es la verdadera alegría. También, que mis frailes se fueron a los infieles y los convirtieron a todos a la fe; también, que tengo tanta gracia de Dios que sano a los enfermos y hago muchos milagros: Te digo que en todas estas cosas no está la verdadera alegría. 

Pero ¿cuál es la verdadera alegría? Vuelvo de Perusa y en una noche profunda llegó acá, y es el tiempo de un invierno de lodos y tan frío, que se forman canelones del agua fría congelada en las extremidades de la túnica, y hieren continuamente las piernas, y mana sangre de tales heridas. Y todo envuelto en lodo y frío y hielo, llego a la puerta, y, después de haber golpeado y llamado por largo tiempo, viene el hermano y pregunta: ¿Quién es? Yo respondo: El hermano Francisco. Y él dice: Vete; no es hora decente de andar de camino; no entrarás. 1E insistiendo yo de nuevo, me responde: Vete, tú eres un simple y un ignorante; ya no vienes con nosotros; nosotros somos tantos y tales, que no te necesitamos. 1Y yo de nuevo estoy de pie en la puerta y digo: Por amor de Dios recogedme esta noche. 1Y él responde: No lo haré. 1Vete al lugar de los Crucíferos y pide allí. Te digo que si hubiere tenido paciencia y no me hubiere alterado, que en esto está la verdadera alegría y la verdadera virtud y la salvación del alma.»

de los escritos completos de San Francisco de Asís

Grupos e invitación

Hermanas y hermanos queridos, Cristo nos cuide. Los ámbitos de oración y encuentro fraterno que se llevan a cabo a través de lo virtual van tejiendo vínculos y nos acercan mediante una cálida familiaridad en torno a la búsqueda de Dios y la paz del corazón. Sin embargo, el contacto presencial nos permite una profundidad diferente; el vínculo se acrecienta y una mayor fuerza de propósito parece nacer en cada uno.

Por eso, quién pueda y se sienta a gusto puede sumarse a grupos presenciales que, de manera totalmente libre y según la impronta de quienes lo van formando, brinde un ámbito propicio al compartir fraterno en la oración, el recogimiento y la actitud contemplativa. Aquí debajo les dejamos la información de lo que se ha puesto en marcha o de lo que va iniciando en estos días próximos. Un abrazo fraterno para todos, invocando sin cesar, el Santo Nombre de Jesús.

Grupo de La oración de Jesús en Madrid –  oraciondelcorazonblog@gmail.comClic aquí para ir al sitio web del grupo.

Grupo de La oración de Jesús en Barcelona – mjesus3060@gmail.com

Grupo de La oración de Jesús en Buenos Aires – Whatsapp 1127188087

Invitación:

10º Clase del curso de mística cristiana – «La noche mística de San Francisco de Asís» – Este miércoles 7 de septiembre, a las 20 horas de España y horarios equivalentes, en el enlace de siempre: https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Abdicar al trono aparente

«Mas importante que los acontecimientos es la actitud que se asume ante los mismos». Esta afirmación, con palabras similares o matizadas se ha dicho mucho aquí y en todas partes durante siglos, sin embargo, interiorizar lo que implica no es fácil por la fuerza de la costumbre. ¿Qué costumbre? La de considerar nuestra vida interior como dependiente de las circunstancias.

Incluso suena irrazonable decir que podemos permanecer ecuánimes cuando lo desfavorable se presenta en nuestra vida con cierta fuerza. Pero esta sólida tranquilidad del corazón ha sido y es el núcleo de la propuesta de los hesicastas y uno de los propósitos fundantes de sus prácticas y ejercicios.

Al principio se pasa por el dolor del reconocimiento de la dependencia, esa toma de conciencia de que no somos dueños de nosotros mismos; se produce entonces el espanto de advertir un conjunto de mecanismos reactivos que van motivando lo que decimos, pensamos, sentimos y hacemos. Es difícil este momento interior, ya que suele trastocar lo que hemos creído acerca de nosotros mismos y va contra la corriente de lo que se entiende en general.

Si aplicamos una perseverante autoobservación y si nos impulsa una apasionada búsqueda de la verdad, abdicamos el aparente trono de nuestro yo e iniciamos el camino del conocimiento de sí. Al principio se trata de ver, luego de aprender a no reaccionar, más tarde de comprender en esencia la raíz del comportamiento humano y entonces comienza la desactivación de esos automatismos que nos hacen obrar el mal cuando queremos obrar el bien.

La transformación profunda (metanoia) necesita de comprensión experiencial y de la gracia del Espíritu Santo. Lo primero requiere mirarnos con verdad y testificar los procesos que se van sucediendo en nosotros. Lo segundo necesita de la oración frecuente y ferviente, de un abrirnos sin temor a la influencia de la gracia que nos conducirá probablemente a donde no imaginamos.

La vida humana es un camino de aprendizaje que nos lleva a reconocernos hijos de Dios y esto implica mucho más de lo que puede suponerse cuando se lo aborda solo desde lo que es mental o conceptual. La vida humana es también peregrinación hacia el santuario, que es interior y también exterior. Es que hemos de asumir que la resurrección ha necesitado antes de la cruz y y que es preciso morir a nosotros mismos, al que siempre hemos creído ser…

elsantonombre.org

Queridas/os hermanas/os en Cristo Jesús: El próximo sábado 27 de agosto si Dios quiere, tendremos el encuentro privado (no se grabará) para quienes se interesan en los temas derivados de Fenomenología. Se realizará a las 19:30 hs. de España, 14:30 de Argentina y demás equivalentes. El enlace será el mismo de siempre que usamos para las oraciones y encuentros. https://us02web.zoom.us/j/88619724529

¿Has participado del sondeo de opinión en la Fraternidad del Santo Nombre? Puedes hacerlo si haces clic aquí: https://forms.gle/85yjZgKKXDoFLrGk7

Enlaces de hoy:

Sabiduría

Miedo vs. Fe

Sondeo de opinión

Aquí el texto de lo que Mónica nos ha compartido en el vídeo:

Queridas hermanas y hermanos de la Fraternidad del Santo Nombre, que la gracia nos acompañe. En distintos momentos de intercambio, luego de los talleres realizados en el mes de julio o en algunos espacios del retiro en Ávila, nos han comentado cuestiones acerca de las oraciones, sobre la necesidad de poder opinar respecto de diferentes cuestiones de la Fraternidad o se nos han referido comentarios habitualmente poco explicitados sobre el blog y las temáticas a tratar etc.

A raíz de esto y porque el sentir de todos y cada uno es importante, hemos decidido hacer una encuesta, para quienes se sientan miembros y se interesen por aportar puntos de vista sobre diferentes temas. Aquí debajo os dejamos el formulario de la encuesta. Cada respuesta y opinión será leída y considerada muy atentamente; la voz del Espíritu habla a través nuestros semejantes en cualquier momento y en cualquier lugar y a la guía y orientación de esa brisa suave nos debemos. Un abrazo fraterno invocando siempre, sin cesar, el Santo Nombre del Señor Jesús.

Haz clic aquí para ir al formulario y dar tus opiniones

Si tienes opiniones o aportes que realizar que no están contemplados en los ítems del formulario, por favor, escribe un comentario abajo, así tomamos en cuenta tu opinión.

El falso peregrino

Apenas un rato había pasado desde el amanecer. La claridad era todavía algo difusa pero permitía ya apreciar los colores del campo y los matices en la ropa de los caminantes. En general había silencio y los pasos sobre las piedras no desentonaban con el clima de recogimiento. Respirar hondo y alimentarse del aire fresco era un resguardo para después, para el momento en que el sol inflamara el cuerpo con su ardor.

Hacía ya dos días que había contratado un servicio que me llevaba la mochila hasta la próxima etapa. Pretendía con ello aliviar los pies, bastante dañados ya por las bravuconadas de los primeros días. «Si quieres llegar a Santiago es la opción que tienes o tendrás que parar y descansar dos o tres días», había dicho la mente buscando justificación para su alicaído orgullo».

Estaba por adelantarme a un peregrino que, al advertir de reojo mi presencia saludó diciendo: «¡Buen camino! Le respondí afablemente, pero él de pronto se disculpó y dijo, «Ah, perdón, creí que eras un peregrino». Lo soy, le dije… ¿Sin mochila..? preguntó y apuró el paso montado en su sarcasmo. Me quedé cavilando. Era lo que faltaba para confirmar mi poca autenticidad como peregrino.

¿Será la mochila lo que define a un peregrino? ¿Será el propósito interno? ¿Será la conciencia de ser extranjero en tierra extraña o tal vez el caminar hacia un sitio sagrado? En fin, ahí se quedó la mente trazando curvas y rectas en su laberinto de pensamientos, buscando etiquetarlo todo con formas y nombres. Nosotros en tanto, nos dejábamos mecer como niño pequeño por la oración de Jesús y la última brisa fresca de la mañana…

Haz clic aquí para la lista de vídeos desde el camino

elsantonombre.org

Aquí abajo la última clase del curso de mística cristiana:

Aquí la homilía del domingo 14 de agosto

La imagen de portada es de «La mochila roja»

«La búsqueda de la verdad»

Queridas hermanas y hermanos en el Santo Nombre: Los invitamos para este miércoles 10 de agosto a las 20 hs. de España, 15 hs. de Argentina y demás horarios equivalentes, para la 9º clase del curso de Mística cristiana, «La búsqueda de la verdad», sobre Edith Stein (Sta. Teresa Benedicta de la Cruz) a cargo de Fray Jairo Gómez OCD, director del Instituto Carmelitano de Espiritualidad ICE en Colombia. El enlace será el mismo de siempre, que usamos para las oraciones de cada día: https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Dos enlaces enviados por hermanas de la Fraternidad:

Aquí abajo un PDF enviado por la hermana Helen Novaes, de Brasil, compartiendo su experiencia en el Camino Ignaciano y sobre la temática del peregrinar, que comentara días atrás en un encuentro por zoom:

Y abajo una invitación a leer los «Cuentos de Itamalun» que nos comparte Guadalupe Dozo, quién coordina la oración de los viernes a la noche.

Ya está a la venta Cuentos de Itamalum , un sueño que empezó a gestarse el año pasado, hoy ve la luz y ¡queremos compartirlo con todos 😉!🟠 Un SUEÑO,🟢Tres HISTORIAS🟡Un MENSAJE: Todos somos invitados a volver al único lugar donde somos amados incondicionalmente: la Casa de nuestro Padre. 👨‍👩‍👧‍👦 Son historias para leer en soledad, en familia, en grupo y que invitan a reflexionar sobre nuestra identidad, nuestros afectos y nuestro lugar de pertenencia.🟠Somos Santiago y Guadalupe , hermanos en la vida y con este ideal común: seguir recordando a todos que la puerta SIEMPRE ESTÁ ABIERTA…

📖Puedes adquirir nuestro libro contactándonos por privado al 11 58936024 a un precio especial de lanzamiento ($600). También disponible en Mercado Libre para Argentina.

La santa sencillez

«Un hecho cierto es que aspiramos al reposo del espíritu y, sin embargo, nos las ingeniamos para no tenerlo, pues nos causa mucha inquietud el temor de los disgustos que puedan sobrevenirnos, o el examen ansioso de nuestra conducta. ¿Hay algo más opuesto a la sencillez cristiana? ¿Por qué temer el futuro? Además de que exageramos muchas veces los posibles peligros, debemos confiar en Dios, que nos da cada día los auxilios necesarios. «Os recomiendo la santa sencillez.

Mirad hacia delante sin fijaros en los peligros que veis lejos. Os parecen ejércitos, y no son más que sauces cortados, y, mientras los miráis, podríais dar un mal paso. Hagamos un firme y general propósito de querer servir a Dios con todo nuestro corazón y nuestra vida y luego no nos preocupemos por el mañana. Pensemos sólo en hacer el bien hoy; y cuando llegue el día de mañana, también se llamará hoy, y podremos pensar en él. Para esto es también necesario tener una gran confianza y resignación en la Providencia de Dios. Tenemos que recoger maná solamente para el día de hoy y no más; sin dudar de que también mañana volverá Dios a mandar maná. Y pasado mañana, y todos los días de nuestra peregrinación».

De San Francisco de Sales

Leído en la oración vespertina del 4 de agosto

Queridas hermanas y hermanos en el Santo Nombre: Los invitamos para el próximo 10 de agosto a las 20 hs. de España, 15 hs. de Argentina y demás horarios equivalentes, para la 9º clase del curso de Mística cristiana, «La búsqueda de la verdad», sobre Edith Stein (Sta. Teresa Benedicta de la Cruz) a cargo de Fray Jairo Gómez OCD – El enlace será el mismo de siempre, el que usamos para las oraciones de cada día:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Enlaces de hoy:

Iniciando el Camino de Santiago – 1º Día – (Lo que pasa adentro pasa fuera y a la inversa)

De camino a Pamplona – 2º Día – (Por quién pedimos cuando pedimos)

La actitud integradora

Hay una actitud, que también podría llamarse práctica o ejercitación, muy pariente de la oración continua y de ese estarse en la divina presencia a la que siempre aludimos, que podría sintetizarse así: «Todo lo que haces fuera modifica lo de adentro y todo lo que haces en el mundo interno transforma lo de afuera». En realidad, llega a comprobarse que estos dos mundos aparentemente distintos son uno solo y que tener presente esa mezcla constante entre lo percibido y lo representado cambia nuestro modo de vivir.

En este sentido, peregrinar hacia un sitio que sea para nosotros sagrado o hacer el Camino de Santiago o simplemente vivir nuestra vida como travesía espiritual, son una oportunidad para vivenciar esta afirmación de que para el espíritu no hay una interioridad y una exterioridad, sino una misma vida en Dios y para Dios.

Sin embargo, cuando la mente y el cuerpo están al mando de nuestra vida, se percibe al mundo y a los demás como algo en cierto modo ajeno, a veces hostil y siempre separado de nosotros, vivimos en pugna por mejorar las condiciones y los días se hacen inquietos, preocupados o afanosos en un interminable agobio que solo en contadas ocasiones se suaviza.

Este será el trasfondo de estos días de ejercitación espiritual compartida. Desde este punto de vista salimos a caminar para rendirnos al misterio sin palabras que se hizo vida concreta en la biografía de Jesucristo y de los apóstoles como instrumentos de la voluntad de Dios. Queremos acercarnos reverentes a la tumba del apóstol Santiago, llevando las oraciones e intenciones de amigas y amigos muy queridos; y al mismo tiempo, adentrarnos en el sagrario interior del corazón, para reconocer allí al Santísimo siempre iluminado por una gracia inefable y amorosa.

elsantonombre.org

Enlaces de hoy:

Anexo al curso de místicaEntrevista «Acercarse al misterio» 1º parte2º parte

Homilía del domingo – Texto y audio

Del amor y la ausencia

8º Clase del curso de mística cristiana

Así en la tierra como en el cielo

Queridas hermanas y hermanos en el Santo Nombre de Jesús: Les escribo invitándolos a unos ejercicios espirituales, que de manera simple nos ayudarán a fortalecer la dirección hacia la ermita interior, hacia ese hogar espiritual donde nos reconocemos a nosotros mismos como paz en el corazón. Se tratará de compartir diversas prácticas mientras caminamos hacia la tumba del apóstol en Santiago de Compostela. Si Dios lo permite, peregrinaremos durante algo más de un mes, unos 740 kilómetros desde Roncesvalles, atravesando treinta y dos etapas del camino.

Cada día plantearemos una consigna a modo de divisa para atender durante el día, que nos sirva como propósito unificador de nuestras actividades. Veremos de compartir algo de oración, alguna brevísima lectura, mostrar un poco del camino y seguir en las oraciones de la Fraternidad como siempre. Podemos vivir juntos esta peregrinación, cada uno desde el presente que Dios nos regala y cultivar nuestro espíritu según el modo en que vivamos lo que va ocurriendo.

Hay algo que es importante, en el camino de Santiago o en el camino de nuestro cotidiano: Todo lo que hacemos fuera repercute dentro y todo lo que hacemos dentro, repercute afuera. Lo exterior e interior del ser humano se funden y mezclan continuamente, en una dinámica constante. Ser conscientes de esto, nos permite actuar confiados apoyándonos en la gracia, a la vez que nos volvemos más eficaces para cumplir lo que el deber vocacional nos indica. Lo que hago en el mundo cambia mi espíritu y lo que hago interiormente transforma las circunstancias… los motivos de la acción y los modos de la misma se vuelven importantes. Una verdadera metanoia empieza a manifestarse.

¿Qué queremos decir con esto? Que podemos utilizar cualquier cosa que suceda como instrumento de cultivo espiritual, para fortalecer a ese que hemos de poner al mando del cuerpo y de la mente y que vive alimentado y orientado por el Espíritu Santo. Si todo lo manda Dios responder de forma acorde a esto nos va sumergiendo en lo sagrado, la vida misma se hace ceremonia y canto de alabanza. Ya no encontramos cosas o actividades profanas sino que todo se cubre con el mismo manto de Su presencia.

Eso pedimos, a ello aspiramos, caminando y orando sin cesar donde sea que la mañana nos encuentre. Dejamos nuevamente aquí abajo la película «The Way» que fue la que nos inspiró a hacer el camino y a compartirlo. Recemos unos por otros, invocando el Nombre del Señor, porque ningún ser humano es una isla, debajo de las apariencias todos estamos unidos por el mismo fondo de amor misterioso e inefable.

También, cualquier hermana/o puede unirse al camino de manera presencial; si Dios quiere iremos avisando por donde caminamos y se nos podrá contactar para acordar encuentros y compartir etapas, momentos u oraciones. Iniciamos desde Roncesvalles el día 2 de agosto bien temprano, con el propósito de llegar a Santiago de Compostela el día 5 de septiembre. Escribe al correo elsantonombreblog@gmail.com o efectúa un comentario en esta publicación. Un abrazo fraterno para todos, invocando el Santo Nombre de Jesús.

elsantonombre.org

Padre nuestro

La alegría de lo nuevo

Haz clic aquí para ver la película «The Way» o «El camino»

El culto existencial

«Es imposible recoger toda la riqueza de la tradición espiritual del Carmelo respecto a la experiencia contemplativa. El material es variado y abundante. Sintetizo a estas figuras más conocidas, dando un breve apunte del contenido. Juan de la Cruz, traza un itinerario espiritual donde la experiencia contemplativa está indicada como “noche oscura” o “sabiduría secreta”, y al mismo tiempo, un sentirse guardados por Dios Amor; es un encuentro interpersonal con el Amado, donde el creyente aprende a amar como Dios ama.

Teresa de Ávila, propone la experiencia contemplativa como itinerario de oración, donde el creyente entra en comunión de amistad con Dios, con quien nos precede en el amor. Esta comunión de amistad es acción divina, transforma la vida del creyente en la vida teologal (esto es, animada por la fe, esperanza y caridad) abierta al sentido y al servicio de la Iglesia.

María Magdalena de Pazzi, considera la experiencia contemplativa como un camino que conduce al amor a Dios y al prójimo y a la cooperación activa en el proyecto divino de salvación. Teresa de Lisieux, comprende y vive la experiencia contemplativa como “pequeño camino” (dejarse guiar por Dios), o como camino pascual de despojamiento del propio yo para amar en el amor de Dios. Este pequeño camino dilata su amor a la Iglesia y a la sociedad con los pecadores.

Isabel de la Trinidad, comprende y vive la experiencia contemplativa como culto existencial: ser “alabanza de gloria”, espejo viviente de la presencia de Dios Trinidad. Tito Brandsma, siente la experiencia contemplativa como camino de encarnación en la historia: místico es aquel que vive en la historia y “descubre” en ella la presencia de Dios.

Edith Stein, comprende y vive la experiencia contemplativa como camino pascual: dejarse conducir por Dios por el camino de la Cruz y de la Resurrección. Estos breves apuntes nos pueden afirmar que la tradición contemplativa del Carmelo se configura esencialmente como testimonio e iniciación a una experiencia de Dios más auténtica y profunda…»

el texto continúa aquí, haz clic para seguir leyendo

Enlaces de hoy:

María, modelo de seguimiento

Sobre Edith Stein y la fenomenología

Entregarse a Dios

Entregarse a Dios por completo y dejar en Él toda la responsabilidad de nuestra vida es el único camino seguro hacia la unidad con Él, fuente de toda gracia. Sin embargo hay fuertes inercias en la mente. Para destruir estas inercias, uno ha de «convencer a la mente» de que El Señor la cuida. Para ello, has de hacer «toma de muestras», que fortalezcan la convicción y la fe. Entonces, la mente cederá su lugar por completo (manipular, especular, planificar, ) y Dios reinará por entero en la persona.

Esta práctica consiste en que tomes alguna preocupación puntual que sea frecuente en tu día a día, no la mayor de tu vida sino una de termino medio y hacer voto de entregarla bajo el cuidado de Dios, de modo definitivo. Para que El Señor actúe no debe haber vuelta atrás y cada vez que la preocupación aparezca debes desecharla recordando que ya te entregaste, que tu refugio es El Altísimo.

La gracia no fuerza, no es violenta, no es invasiva, por eso si uno empieza a ocuparse del tema, Dios «se hace a un lado».

elsantonombre.org

Agradecemos a Leonor por la foto que nos envía desde Ecuador

Enlaces de hoy:

Lecturas útiles (del padre Caussade)

Lecturas útiles (del padre J. Melloni)

Camino a la liberación

Apaciguamiento interior

De como se ha de edificar esta morada pacífica

«Ten aviso y nunca dejes tu corazón turbar ni entristecer, ni alterar, ni mezclar en cosas que lo desasosieguen. Más esfuérzate por tenerle reposado, porque dice el Señor: «Bienaventurados son los pacíficos». Y, haciendo esto, edificará el Señor una ciudad pacífica en tu ánima y te hará casa de deleites.

Solamente quiere de ti que, todas las veces que te levantes, te vuelvas a asentar, apaciguándote en todas tus obras, pensamientos y movimientos. Porque así como no se edifica una ciudad en un día, no pienses tu en un día alcanzar esta paz y apaciguamiento interior, que es edificar casa para el Señor y hacerte templo suyo. Este mismo Señor es el que ha de edificar, porque de otra manera seria ya esfuerzo tuyo; y mira que el fundamento principal para este ejercicio es la humildad».

del capítulo III del «Breve tratado de la paz del alma» de Fray Juan de Bonilla

Leído en oraciones del Santo Nombre

Enlaces de hoy:

El canal de Youtube de Fray Pepe

Descubrí que…

Redención y contemplación

7º Clase del curso de mística cristiana

Fray Pepe Guirao, eremita franciscano, realizó una exposición y respondió preguntas en torno a la vida y enseñanzas de Franz Jalics, autor entre otros del libro «Ejercicios de Contemplación».

La apertura del corazón

Me costaba estar atento en el presente. Tenía muchas expectativas sobre las charlas que mantendríamos, pero como siempre, los primeros días eran de silencio. Este requisito previo que me impuso desde los primeros encuentros era necesario para que el corazón se abriera, me había dicho. Estarse callado ejecutando tareas simples sin otro apoyo que la percepción iba quitando la costra que cubría al espíritu. Su presencia mansa pero vital me tranquilizaba, de otro modo hubiera salido corriendo víctima del espanto. El paisaje me hacía de espejo y esa vasta soledad era como el vacío seco que sentía. La vastedad me abrumaba y su monotonía, aunque bella para una pintura, me dejaba dolorido.

Lloraba mucho. La bruma del amanecer me entristecía, quedaba envuelto en pena. Si salía el sol y el aire resplandecía, saber que luego vendría la noche me ponía nostálgico por anticipado. A medida que pasaban las horas y los días el alma se iba poniendo en carne viva, como si todos los dolores que hubiera sufrido en la vida desfilaran ante mí y me dejaran como resto el desamor. Volverme hacia Dios en oración era, en ese punto, del todo natural. Pero eso no menguaba la dureza que notaba en el pecho. Parecía que alguien hiciera presión y aflojara un instante solo para que pudiera respirar.

Esteban vivía plácido. Sus maneras estaban llenas de consciencia y esto era un estilo tan particular e inusual que verlo moverse mermaba la angustia. Pero no me lo permitía mucho, cuando se daba cuenta me miraba fijo y yo volvía a lo que estuviera haciendo. “No hay nada en mí que vos no tengas” dijo muchas veces en distintas ocasiones, evitando que usara su figura para anestesiar la soledad en que me debatía. Yo divagaba a mares hasta que me hartaba de las películas mentales. Me aburría de las mismas fantasías automáticas que se desenvolvían teniéndome como protagonista. Mi mente se parecía a esos viejos video clubes, que resistiéndose a cerrar sus puertas ante las nuevas tecnologías, seguían exhibiendo un viejo y trillado catálogo de películas clase “B”.

Cuando ya no tenía ganas de seguir llorando entraba en una etapa de calma corporal, por el desahogo realizado, pero no había alegría ni nada parecido. Solo un hacer las cosas con la mente murmurando frases sueltas y deshilvanadas. Me parecía entonces a un artista resentido al que le han desmenuzado sus técnicas evidenciando la falta de talento.

Una de las rutinas consistía en cortar leña, amontonarla en la pila cerca de la cabaña, prender el fuego, hervir el agua y cocinar algo a elección entre los cuatro o cinco menús, que repetíamos como condenados. Arroz, fideos, papas, polenta o avena. Y se acabó. Barrer era un descanso, por que al menos la mente sabía adónde terminaba la tarea y los lindes marcados del entorno le parecían su propio territorio.

Caminar junto a él me gustaba. Lo hacíamos a diferentes ritmos según su antojo. A veces eran varias horas. Nos deteníamos con frecuencia para adorar, como él le decía, a eso de quedarse un rato mirando algo que la mayoría hubiéramos pasado por alto. Una florcita al lado del camino que sale de entre las piedras, un caminito trazado por las pisadas de miles de hormigas durante la noche, un pino común y silvestre parecidísimo a todos los otros pinos del valle era motivo para plantarnos un cuarto de hora. Entonces no sabía que era lo que él miraba tan quedo. A veces me irritaba y otras me entregaba a la observación de los detalles. Pronto llegaría el tiempo de conversar y a medida que se acercaba crecía mi alegría. Sería la primera vez que lo haríamos sin limitaciones de tiempo.

Continúa

Enlaces de hoy:

Las publicaciones de «Cristianismo espiritual»

Santa Isabel de la Trinidad – Obras completas (PDF)

El instrumento y el intérprete

Vivo en un estado de permanente insatisfacción, nunca estoy satisfecho. No tengo una vida mala, incluso mejor que la mayoría, pero no me siento bien en general. ¿A qué se debe esto?

Probablemente a un vivir ubicado desde lo mental, tan simple como eso. La mente tiene la función innata de servir a la supervivencia del cuerpo, por lo tanto sus automatismos siempre están buscando lo que falta, la carencia o el objeto al que puede aferrarse para conseguir seguridad y sensación de bienestar. La mente es como un supervisor en un supermercado que se dedica a ver que mercadería falta de los escaparates o cuáles están próximos a estar en falta. Por supuesto, si hace bien su función, estará siempre señalando el peligro de que esto o aquello se termine o de aquello que los clientes reclaman etc.

No podemos quejarnos de la función bien cumplida. Por ejemplo, cuando hace muchas horas que no comemos, el estómago genera la sensación de hambre, esa pequeña náusea que bien identificamos y que nos manda hacia la nevera con cierto apremio. La mente es igual, cuando necesita aprobación o propósito o claridad, nos da indicaciones en la forma de inquietudes varias, ansiedad o temor. Pero, como nosotros identificamos a los pensamientos como nuestra propia voz, nos preocupamos.

¿Tú te preocupas cuando tienes hambre? No, más bien te compras algo para comer o te pones a cocinar. Lo resuelves y listo, es el caso de la mayoría de los lectores que no sufren carencias materiales extremas. Pero con las carencias mentales ocurre una identificación de tal magnitud, que no tratamos a la sensación del mismo modo práctico, sino que nos complicamos en mil y una vueltas del pensamiento como si se tratara de algo muy íntimo y particular.

La mente es un instrumento, una herramienta que ha de ser puesta al servicio de la voluntad divina, ni más ni menos. Imagina que tu tienes una escoba o una pala para cavar y en lugar de usarlas como corresponde, te pones a ver las manchas que tiene el mango de madera o las pequeñas imperfecciones del metal y sus mínimas huellas debidas al uso… pues con la escoba barres y con la pala cavas y listo. Hemos de darnos cuenta de que cuerpo y mente son elementos de la persona al servicio del espíritu. Espíritu insuflado por Dios en nosotros al ser creados y que es lo que esencialmente somos.

Al reconocernos hijos, ponemos atención en el uso que daremos a las herramientas de que disponemos para servir a Dios. No hay felicidad posible si confundimos al instrumento con el intérprete. Ser lo que somos realmente nos pone en línea con la voluntad de Dios según fuimos concebidos. Esto implica mirar de frente nuestra vocación vital y asumir que los talentos o capacidades que recibimos son para consumar dicho llamado. Cualquier otra ubicación interior o uso de nuestras facultades, desvía aquello original que viene a ser lo que nos da sentido.

¿Pero como vivo satisfecho en lo práctico de cada día?

Vivir ejerciendo la vocación propia y que reconocemos como verdadera, aplicando nuestros particulares talentos al desarrollo de ese llamado, es fundamental. Es decir, hacer en todo momento lo que nos parece correcto, cumpliendo lo que consideramos nuestro deber, poniendo todo el potencial que tenemos a eso que nos reclama cada situación. Hecho eso, descansar en la providencia es la actitud coherente. A nosotros nos toca la acción impecable a Dios los resultados de la misma. Si esto se hace vivencia y no mero concepto, se vive en una tranquila satisfacción.

elsantonombre.org

Homilía del domingo 26 de Junio del Padre José AntonioAudio y texto

«Piedad»Cuento basado en hechos reales

La paz del corazón «de la teoría a la práctica«

2 y 3 de julio, taller presencial en Buenos Aires – Anotarse al 351-3095309

23 de julio, taller presencial en Madrid – Apuntarse en tallerlapazdelcorazon@gmail.com

30 de julio, taller presencial en Barcelona – Apuntarse al 625 765 790 – mjesus3060@gmail.com

Atender con intención

En cada momento ante los acontecimientos, existe la posibilidad de obrar según los automatismos o ser conscientes. Y al ser conscientes del momento, abrimos la puerta a la posibilidad de la libertad. La verdadera capacidad de optar aparece cuando advertimos las diferentes alternativas de las que disponemos para responder a lo que ocurre. Una vez que estamos navegando entre los rápidos de un río o cuando ya vamos a gran velocidad en la autopista, se hace imposible elegir, allí todo es acción y reacción.

Pero cuando nos detenemos un breve tiempo y nos separamos de la circunstancia se produce un fenómeno particular: algo observa al sujeto que está viviendo la situación y a la situación misma. En cierto modo nos vemos «desde arriba», como si el punto de mira se hubiera desplazado aportando datos globales sobre hechos más distantes a la situación misma en la que estamos inmersos. Nos hacemos conscientes de numerosos factores que pasamos por alto cuando nos identificamos de lleno con lo que está pasando.

Estar atentos es estar bien vivos. Y esta atención sin tensión es la mejor, ya que la atención tensa es fruto de la crispación del ego. Gran parte de nuestra tarea de cultivo espiritual (poner al espíritu al mando) consiste en atender con intención a lo que conviene. No mucho más. El resto es orar o permitir que la oración se efectúe en nosotros, ser el templo de alabanza y escucha que hemos sido destinados a ser cuando fuimos creados…

elsantonombre.org

Haz clic aquí para ir al listado completo de prácticas sugeridas

Audio con 28 Salmos y audio con «La práctica de la Presencia de Dios»

Las bienaventuranzas de Santo Tomás Moro

Tú te mudarás en mí

«San Agustín nos ayuda a comprender la dinámica de la comunión eucarística cuando hace referencia a una especie de visión que tuvo, en la cual Jesús le dijo: «Manjar soy de grandes: crece y me comerás. Ni tú me mudarás en ti como al manjar de tu carne, sino tú te mudarás en mí» (Confesiones VII, 10, 18). Por eso, mientras que el alimento corporal es asimilado por nuestro organismo y contribuye a su sustento, en el caso de la Eucaristía se trata de un Pan diferente: no somos nosotros quienes lo asimilamos, sino él nos asimila a sí, para llegar de este modo a ser como Jesucristo, miembros de su cuerpo, una cosa sola con él.

Esta transformación es decisiva. Precisamente porque es Cristo quien, en la comunión eucarística, nos transforma en él; nuestra individualidad, en este encuentro, se abre, se libera de su egocentrismo y se inserta en la Persona de Jesús, que a su vez está inmersa en la comunión trinitaria. De este modo, la Eucaristía, mientras nos une a Cristo, nos abre también a los demás, nos hace miembros los unos de los otros: ya no estamos divididos, sino que somos uno en él. La comunión eucarística me une a la persona que tengo a mi lado, y con la cual tal vez ni siquiera tengo una buena relación, y también a los hermanos lejanos, en todas las partes del mundo.

De aquí, de la Eucaristía, deriva, por tanto, el sentido profundo de la presencia social de la Iglesia, como lo testimonian los grandes santos sociales, que han sido siempre grandes almas eucarísticas. Quien reconoce a Jesús en la Hostia santa, lo reconoce en el hermano que sufre, que tiene hambre y sed, que es extranjero, que está desnudo, enfermo o en la cárcel; y está atento a cada persona, se compromete, de forma concreta, en favor de todos aquellos que padecen necesidad…

Con la humildad de sabernos simples granos de trigo, tenemos la firma certeza de que el amor de Dios, encarnado en Cristo, es más fuerte que el mal, que la violencia y que la muerte. Sabemos que Dios prepara para todos los hombres cielos nuevos y una tierra nueva, donde reinan la paz y la justicia; y en la fe entrevemos el mundo nuevo, que es nuestra patria verdadera…»

Extraído de SANTA MISA EN LA SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTIBENEDICTO XVI

Enlaces de hoy:

Homilía del Padre José Antonio del Corpus ChristiAudio y Texto

Amigos de Tomás Merton

El eco interior

Mi padre espiritual solía decirme: Tu vida es oración y el modo en que la vivas tu método particular. En ese sentido, puede estar muy bien tener “momentos fuertes” de oración como suele decirse, pero atentos a que luego no caigamos en el olvido.

Él siempre insistía en que la vida debía ser liturgia o ceremonia de alabanza. Que si de algún modo, separábamos lo que era oración o meditación del resto de nuestras acciones, podía producirse un paulatino desliz hacia la desacralización de ciertas actividades o momentos. Admitía sin dificultad que todos tenemos etapas y diferentes momentos en el camino espiritual; reconocía que entonces no acostumbraba ya a pedir y ni siquiera a agradecer especialmente, sino más bien a un “dejarse llevar”. Que ese dejarse guiar tenía indicadores claros y el principal de ellos era la percepción de la Presencia.

Yo le preguntaba mucho sobre este tema, acerca de como era posible que Dios pudiera percibirse. Y él me respondía que esa percepción era la oración continua a la que se refería. Que podía asumir muchas formas, como La oración de Jesús, el vivir en el “canto” del Nombre; que podían usarse otras muchas devociones varias o que incluso hubo quienes habían reemplazado los pensamientos por la repetición de los salmos o pasajes de la sagrada escritura. Pero que la principal pista que podía darme y a la vez la más simple era esta: si estás en los pensamientos no percibes a Dios. En el momento en que desatiendes los pensamientos te acercas a Él y que cuando haces silencio, es decir cuando atiendes de veras, su Presencia aparece.

Esto me apasionaba como posibilidad y a la vez me sublevaba. ¿Cómo podía ser que el silencio fuera todo lo que se precisara? ¿Qué es hacer silencio le preguntaba? Al principio es detener la marcha, enlentecer todo y paradójicamente, escuchar los sonidos. Cuando te detienes se nota el movimiento del mundo, te transformas en punto fijo. Mientras más quieto más se mueve todo.

Al principio aquietas el cuerpo, luego disminuyes la respiración, después escuchas los sonidos cercanos y al ratito atiendes a los de lejos, bien lejanos. Y allí ya notas un cambio importante en el fluir de las cosas, que no es más que el río de tus pensamientos. No luches con los pensamientos, déjalos pasar sin darles importancia. Este era un modo que le servía en medio del bullicio. Salirse del ritmo general y atender. ¿Atender a qué? Al silencio que estaba al fondo de todo los ruidos, a la quietud que abraza todos los movimientos.

No se refería a una meditación en particular, sino a un modo de “ponerse” en plena ciudad o en medio de las tareas. Pero decía que todos tenemos nuestra impronta singular o el modo mediante el cual Dios se nos hace notar. Hay a quienes los conecta la observación de la belleza, en cualquier forma que se presente esa especial armonía que produce la combinación de las cosas en un momento dado. A otros los encauzaba la entrega absoluta a la actividad del momento. Unos pocos se habían enamorado del Santo Nombre y no podían ya dejar de escucharlo en el corazón o en una cierta forma de “eco” interior.

Solía decirme que el único propósito de la vida humana era “dejarse tomar” por Dios. Que venimos para ser encendidos por su Espíritu y que en esa unión fogosa estaban todas las respuestas a todas las preguntas y que era vano antes tratar de comprender. Querer comprender a Dios y el sagrado designio con nuestro entendimiento es como pretender navegar en un barco de piedra. Los dientes están para masticar, los pulmones para respirar, la mente para implementar cuestiones bien funcionales. No es el órgano para unirse a Él.

Sin embargo dejaba claro que la razón no debía oponerse a la fe, porque sino en los momentos difíciles la fe perdía sustancia y era vencida por las contradicciones de la razón. También insistía en que la fe no es lo que comúnmente entendemos por ella. Que la fe en realidad no es creer sino ya, de algún modo, saber y saber con certeza. Pese a recibir toda esta enseñanza, Dios me parecía esquivo, ausente por completo y la belleza que veía en todo estaba envuelta en la nostalgia de la finitud.

Re-posteamos este texto de hace algún tiempo por que nos parece medular en la práctica sugerida en la Fraternidad del Santo Nombre. Cualquier intercambio será bienvenido.

elsantonombre.org

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús: si Dios quiere, el 2 y 3 de Julio próximos, en Buenos Aires, realizaremos un taller desde el sábado a las 14 hs. llamado «La paz del corazón» – de la teoría a la práctica – interesados anotarse en el 351-3095309. Cristo los cuide.

Blog caminante

Canciones luminosas

La infinita expansión del amor

«La meditación está focalizada justo en el corazón, justo en el centro del misterio cristiano. Y el misterio cristiano solo puede atravesarse si nos adentramos en el misterio de muerte y resurrección. Ese es el mensaje esencial de Jesús. Nadie puede seguir a Jesús si no renuncia a si mismo. El que quiera salvar su vida debe estar dispuesto a perderla. Y en todas las parábolas de Jesús, extraídas de la naturaleza, la semilla debe caer en tierra y morir; o se queda sola.

Lo que hacemos en la meditación – un proceso que dura toda la vida – es afinar nuestra percepción hasta fijarla en ese único punto que es Cristo. Cristo es nuestro camino, nuestra meta, nuestro guía. Pero es nuestra meta solo en la medida en que, al estar plenamente en Él, al ser plenamente uno con Él, pasamos con Él al Padre.

En la meditación alcanzamos esa necesaria concentración en un único punto, que resulta ser Cristo. El silencio de la meditación es nuestro camino hacia el indescriptible misterio que encontraremos en nuestros corazones si emprendemos este peregrinaje hacia la focalización, hacia la concentración. Debemos encontrar el modo de explicar en qué consiste este viaje, por qué merece tanto la pena y por qué exige coraje.»

EL CAMINO DE LA MEDITACIÓN- MOMENTO DE CRISTO – John Main
“La infinita expansión del Amor”

En el contexto de la Fraternidad del Santo Nombre, iniciamos un ciclo de breves entrevistas, para conocer a los participantes, sus particulares carismas y enriquecernos con sus experiencias de vida. Aquí datos para contactar con Pepa: Meditación Cristiana Semanal – Comunidad Mundial Wccm- Martes – 20h – Guiada por Pepa Mayor – josefamz@gmail.com – conectarse con ella para datos sobre la conexión en Zoom. ¡Gracias Pepa por todo lo que compartes en la Fraternidad! Un abrazo fraterno, invocando el Santo Nombre de Jesús.

Interesados en conversar sobre los contenidos del curso de Fenomenología podéis venir mañana al zoom en el enlace de siempre, (el mismo que para las oraciones) a las 14:30 hs. de Argentina, 19:30 hs. de España y equivalentes.

Salir de sí mismo

6º Clase del curso de Mística Cristiana

«Andar en Jesucristo significa -a mi entender- salir de si mismo, olvidarse, abandonar su propia persona para penetrar en todo momento más profundamente en Él, tan profundamente que el alma quede arraigada en Él y pueda lanzar ante cualquier cosa este reto sublime: quién me separará del amor de Cristo? (Rom 8, 35).

Cuando el alma se ha instalado tan profundamente en Cristo y sus raíces han penetrado tan íntimamente en Él, la savia divina se extiende a raudales por ella y se destruye todo lo imperfecto, mediocre y natural que existe en su vida. Se cumple entonces lo que dice el Apóstol: Nuestra mortalidad será absorbida por la vida. (2Cor 5,14).

«El alma, despojada de sí mima y revestida de Jesucristo, ya no debe temer las influencias externas, ni las dificultades interiores. Todo esto lejos de ser un obstáculo, le permitirá arraigarse más profundamente en el Amor de su Divino Maestro».

de «Ejercicios espirituales» de Santa Isabel de la Trinidad

Invitación y enlace:

Queridas hermanas/os: quién se interese en temas de Fenomenología, puede participar el próximo sábado 11 de junio a las 19:30 hs. de España, 14:30 de Argentina y demás equivalentes, en la reunión mensual de intercambio (en entorno privado, sin grabación) en el enlace habitual de zoom: https://us02web.zoom.us/j/88619724529 – Un abrazo fraterno invocando el Santo Nombre de Jesús.

Caminar ante El Señor

6º clase del curso de mística cristiana

Icono de Sta. Isabel de la Trinidad

Queridos hermanos, en el marco de la formación de nuestra Fraternidad del Santo nombre extendemos nuestra invitación por este medio para participar de la charla sobre «Santa Isabel de la Trinidad y el místerio de la inhabitación trinitaria» que se llevará a cabo el próximo miércoles 8 de junio a las 20 horas de España. Nos acompañará la Hna. Angela María de la Santísima Trinidad, actual presidente de la Orden de Carmelitas Seglares de la Provincia de Colombia, cordialmente bienvenidos. Cristo les cuide, un abrazo fraterno para todos. Debajo el enlace para participar.

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Una película recomendada:

«The Way» (El camino de Santiago)

Lo que precede a Tu Nombre

Hermano ¿qué es el Espíritu Santo?

Lo que la flor a la planta, lo que el canto al pájaro, lo que la sonrisa a la persona… o también lo que el cielo es a la nube, lo que el aire a la vida, lo que el agua a la tierra. Es la fe del peregrino, el amor de los que se aman, el pedido de perdón que musita el que se ha dado cuenta. El Espíritu Santo es aquello indefinible que hace bueno al mundo y a la vida digna de vivirse. Es un soplo inextinguible que alienta lo que existe y que permite la manifestación de lo sagrado. Todo lo que vale la pena a Él se lo debemos.

¿Cómo podemos percibirlo o acceder a él?

Permanece atento al intervalo entre cada invocación en tu oración. O al espacio entre cada pensamiento o al silencio entre cada palabra o nota musical… o a ese momento entre la inhalación y la exhalación del aire y advertirás una vida pulsante que no podrás definir, ni atrapar, ni conceptualizar pero que descubrirás como el origen de tu propia presencia. Su manifestación es paz inalterable, confianza plena, amor sin condiciones.

elsantonombnre.org

Queridas hermanas/os en Cristo Jesús, si Dios quiere, este miércoles 8 de Junio, a las 20 hs. de España, 15 hs. de Argentina y equivalentes, se brindará la 6º clase del curso de mística cristiana. En ella la hna. Angela María de la Santísima Trinidad nos expondrá acerca de «Ser alabanza de gloria en Santa Isabel de la Trinidad» – Están todos invitados en el enlace de siempre, el mismo que se utiliza para las oraciones.

Pentecostés (audio) – Homilía (texto)

Ver descripción del vídeo en Youtube para elegir el tema a visualizar:

Orar para recibir el Espíritu Santo

Extracto del texto del vídeo de Andrea

«… Entre la oración y el don del Espíritu existe la misma circularidad y compenetración que entre la gracia y la libertad. Nosotros tenemos necesidad de recibir el Espíritu Santo para poder orar, y tenemos necesidad de orar para poder recibir el Espíritu Santo. Al principio está el don de la gracia, pero después es necesario orar para que este don se conserve y se acreciente.

Pero todo esto no debe quedarse en una enseñanza abstracta y genérica. Me debe decir algo a mí individualmente. ¿Quieres recibir el Espíritu Santo? ¿Te sientes débil y deseas ser revestido con la fuerza de lo alto? ¿Te sientes tibio y quieres ser recalentado? ¿Seco y quieres ser regado? ¿Rígido y quieres ser doblado? ¿Descontento de la vida pasada y quieres ser renovado? ¡Ora, ora, ora! Que en tu boca no se apague el grito sumiso: Veni Sancte Spiritus, ¡Ven Espíritu Santo!» …

Clic aquí para ir a «La oración por los siete dones» y a la reflexión por escrito

5º de Fenomenología 2022 – Varios temas derivados de consultas

5º Clase del curso de mística cristiana

«El conocimiento de sí mismo en la oración de Sta. Teresa»

“Estaba una vez recogida con esta compañía que traigo siempre en el alma, y parecióme estar Dios de manera en ella, que me acordé de cuando San Pedro dijo: “Tú eres Cristo, hijo de Dios vivo” (Mt 16,16); porque así estaba Dios vivo en mi alma.

Esto no es como otras visiones, porque lleva fuerza con la fe, de manera que no se puede dudar que está la Trinidad por presencia y por potencia y esencia en nuestras almas. Es cosa de grandísimo provecho entender esta verdad. Y como estaba espantada de ver tanta majestad en cosa tan baja como mi alma, entendí: No es baja, hija, pues está hecha a mi imagen” (CC 41, 1-2 o R 54)

de Sta. Teresa de Jesús

Universidad de la Mística – Cites

Teresa, de la rueca a la pluma

La simpleza del regreso

Lamento encontrar ya tarde en la vida cierta claridad. Me he desalineado tanto del rumbo… Me parece imposible volver a mi ser auténtico. Estoy muy lejos de ejercer mi vocación, porque la reconozco como abandonada hace mucho y mis talentos se sienten ajenos. Entre la vida que quisiera tener y la que tengo hay un abismo, ¿qué puedo hacer?

Alégrate de encontrar nuevamente la dirección que sientes correcta. No te lamentes, porque aquellos desvíos han sido necesarios para la experiencia actual. Cada vez que te aparezca un pensamiento respecto del pasado y de lo que pudo ser y no fue etc. descártalo sabiendo que es un nuevo desvío y por así decir, deséchalo como a la basura, no le prestes tu atención.

Si realinear nuestra vida dependiera de un exhaustivo trabajo, como si tuviéramos que desenrollar un ovillo muy anudado, estaríamos perdidos. Pero es mucho más simple y fácil volver a la ruta original preparada para nosotros. La gracia nos asiste de un modo que resulta sorprendente, a través de maneras impensadas y de un entrelazamiento de hechos providenciales que no hemos generado. Lo único que se precisa de nosotros es un deseo muy fuerte de autenticidad o de integridad plena, de coherencia total si prefieres.

Y algo más: Empieza por recibir cada acontecimiento como enviado por Dios y responde lo mejor que puedas. Eso es todo. La mente te dirá que no es suficiente, que ya está todo muy liado, pero no es verdad. Cuando actuamos poniendo lo mejor (y esto es algo que cada uno sabe en cada momento si se atiende a sí mismo) nos subimos al tren de la gracia. Solo se necesita repetir estos actos de impecabilidad, de afán de hacer el bien en lo que nos toque. Es tan sencillo que abruma, porque estamos muy acostumbrados a las complicaciones.

¿Y si no sé como actuar en una situación determinada, pero debo responder sin dilación?

Invoca a Jesucristo con verdad interna y dile que guíe tus movimientos por la senda correcta, que estás sin tino, pero que debes responder debido a las circunstancias y que de veras quieres hacer lo mejor. Esta invocación bastará, cuando es sincera y atenta, para que tu corazón se haga permeable a los sutiles impulsos del Espíritu que moverán tus pasos hacia el bien.

elsantonombre.org

Queridas hermanas y hermanos en el Santo Nombre: este jueves 26 de mayo, en el contexto del curso de mística, nos visita el padre Francisco Javier Sancho, quién nos brindará una clase sobre «La importancia del conocimiento de sí, en la oración teresiana». El encuentro será si Dios quiere a las 19 hs. de España, 14 hs. de Argentina y demás horarios equivalentes, en el enlace de siempre que dejamos aquí abajo, el mismo que usamos para las oraciones. Están todos invitados.

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Haz clic aquí para las clases anteriores del curso de mística

Ninguna otra cosa que esperar

«Solo nos instruyen propiamente bien las palabras que Dios pronuncia expresamente para nosotros. Pues no es mediante los libros ni por la curiosa indagación de las historias como se hace uno sabio en la ciencia de Dios; esos medios no producen por sí mismos sino una ciencia vana y confusa, que hincha mucho. Lo que nos instruye es lo que nos acontece en cada momento; he ahí lo que forma en nosotros esa ciencia experimental que Jesucristo quiso adquirir antes de enseñar…

El momento presente es siempre como un embajador que declara el designio de Dios. El corazón pronuncia siempre el Sí (fiat). El alma va deslizándose así por todas estas cosas a su centro y a su término; jamás se detiene, va por todos los rumbos; todas las rutas y todas las modalidades la hacen avanzar igualmente hacia la alta mar y el infinito. Todo es para ella un medio; todo es instrumento de santidad sin diferencia alguna.

Lo único necesario se encuentra siempre para ella en el presente. No se trata ya de elegir entre oración y silencio, retiro o conversación, leer o escribir… se trata solamente, de todo aquello que cada momento trae por designio de Dios. He ahí el desprendimiento, la abnegación… para estar en todo en el designio de Dios, cifrando su único contento en llevar el momento presente como si no hubiese en el mundo ninguna otra cosa que esperar».

Tratado del Santo Abandono en la providencia divina (J.P. de Caussade SJ)

(Extractos de pags. 49, 51 y 52 de la edición del Apostolado de la oración, Bs. As. 2006)

Enlaces de hoy:

Homilía del domingo 6º de Pascua

Tres puertas a la oración

¿Quién dirige el barco?

Lo divino en la materia

«Tenemos a Cristo dentro nuestro esperando resucitar. La historia es la continua gestación y maduración de lo divino en la materia. Jesús es el rostro concreto de este darse plenamente de Dios al mundo, en espera de que el mundo se reconozca en Dios. Este es su proyecto preparado antes de la creación del mundo, cuando amamos, su presencia se hace manifiesta y su proyecto se despliega, no hay otra razón de existir que la de ser llamados a participar de la misma experiencia de Jesús».

Angela Volpini (teóloga y mística)

Lectura espiritual en la oración matutina del martes 17 de mayo

Queridas hermanas y hermanos en el Santo Nombre: el próximo jueves 26 de mayo, en el contexto del curso de mística, nos visita el padre Francisco Javier Sancho, quién nos brindará una clase sobre «La importancia del conocimiento de sí, en la oración teresiana». El encuentro será si Dios quiere a las 19 hs. de España y demás horarios equivalentes, en el enlace de siempre, el mismo que usamos para las oraciones. Están todos invitados.

7ª clase del curso de mística cristiana.

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús: recordamos que este miércoles, 6 de julio a las 19.00h. de España y horarios equivalentes, dentro del curso Mística cristiana de todos los tiempos tenemos el encuentro con la grata presencia de Fray José Guirado, Ermitaño Franciscano. El tema que nos compartirá será sobre Franz Jalics «La Redención en la Oración Contemplativa«.

Están todos invitados,

Enlace a Zoom para oraciones y encuentros en La Fraternidad del Santo Nombre:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

La huella de tu Nombre

Las hojas empiezan a caer. Se dejan estar frágiles, apenas sostenidas, hasta que llega el remolino. Es un movimiento simple de reunión que las cobija. Y ellas se entregan, se permiten un corto vuelo antes de abandonarse sobre la tierra. Los colores y las texturas fundan el otoño que no vacila.

Los árboles, las rocas y las aves innumerables parecen de acuerdo y van preparando el recogimiento al que nos conducirá el frío. Un pajarito de pecho amarillo da saltos cortos sobre el pasto, mira hacia todas partes, picotea y sigue su camino. Al fondo, un caballo se da un banquete de hierba. Al final me he dado cuenta, no conocía lo que era el azul ni el celeste. ¡Oh sí, eso es el cielo! Como si nunca lo hubiese visto.

Pero no es eso, ni el verde del monte ni el amarillo crepitante, ni la pureza del aire, ni el agua del arroyo que murmura sin cansarse. Tampoco es el silencio absoluto de las noches. Rendidos a la evidencia decimos… no es perceptible. Y sin embargo aquí está. Sólido como el suelo que soporta el peso de todas las cosas y leve como una nube que se disipa al advertir nuestra mirada. Mínimo al extremo y máximo a más no poder. Es como una lágrima materna al dar las buenas noches. Es la huella de tu Nombre.

Sugerencia para la semana:

De pronto en este ahora de aquí mismo, sin que medie aviso o tarea previa necesaria, irrumpe un algo que nos deja en lo sagrado. Lo habitual queda sumergido en la poesía y aunque luego pasa deja su matiz en el fondo donde se dan las cosas. Es la atención que se ha visto transformada y a través de ella pudo manifestarse el Espíritu Santo transfigurando el mundo.

Para permitir que esa misteriosa fuerza nos inunde suavemente con su fragancia, necesitamos un sentimiento de confianza en Aquel que nos trajo a la vida y sostiene a todo en la existencia. Desde esa confianza hay que actuar poniendo lo mejor en lo que nos vaya tocando hacer. E irán ocurriendo cambios en el cuerpo y movimientos en la mente, pero nuestra atención puede quedarse recostada en esta calidez del que se sabe amado y conducido al mejor destino posible.

No nos dispersemos en las mil cosas, la paz del corazón es lo que todos anhelamos. Si se presenta la inquietud y la desarmonía, simplemente volvamos al cauce del ahora repitiendo Su nombre. Esta oración interior dicha desde la verdad interior nos trae todo el cobijo y la fuerza vital que necesitamos.

elsantonombre.org

Homilía del 5º domingo de Pascua

«La verdad interior»primera parte y segunda parte(Fenomenología 2022)

Ese lugar donde vives en mí

Lo que sucede en el cuerpo afecta a la mente y lo que sucede en la mente afecta al cuerpo. Es una relación recíproca. Lo que vivimos espiritualmente influye muy directamente en lo corporal y en lo mental. Debido a esto cuando logramos afianzar una actitud de confianza en Dios y en su providencia, esto repercute de manera notable sosegando los pensamientos y aflojando las tensiones.

La mente se inquieta cuando se cree la artífice y la que controla el resultado de las acciones. Por supuesto, la organización y planificación son funciones que le competen pero en el marco del plan divino que va desarrollándose en todo. Si pierde este factor esencial en sus consideraciones, esa mente tenderá a la inquietud y permanecerá en el desasosiego, con la angustia resultante.

El cuerpo no puede menos que reflejar estos sucesos interiores, defendiéndose a través de la tensión y se le hace costumbre la crispación. Los músculos se contraen defensivamente por el constante temor latente, ante el posible fracaso de las expectativas. Se nos hace hábito un vivir inquietos y esto es una inercia de tensión muscular que impide la paz interior. No es infrecuente que esto derive en dolor o en enfermedad y malestar general.

Es muy útil recordar esto y usarlo como indicador. Si me descubro tenso corporalmente e inquieto mentalmente, tengo la muestra de que he perdido la actitud de confianza en Dios. Al hombre le compete la intención y la acción atenta, pero los resultados de las acciones están en manos de Dios. Si olvido esto vivo tenso siempre alejado del centro interior.

Este lugar de la confianza, que se identifica con lo que los monjes hesicastas llamaban el corazón del hombre y que también fue denominado la celda interior por Santa Catalina de Siena, es el lugar del alma que se conecta con la voluntad de Dios íntimamente. Es allí donde se percibe claramente la brisa suave del Espíritu Santo. Es el espacio de las mociones donde susurra la intuición.

En los momentos claves del día, como por ejemplo al levantarnos o al iniciar alguna actividad precisa, podemos tomarnos un instante y atender al modo de estar en que nos encontramos. ¿Cómo está el cuerpo? ¿Y la mente? Si hay contracción y agitación, si la prisa nos va llevando de las narices es preciso revisar nuestra actitud.

¿Qué me estoy creyendo? Tal vez que estoy separado y solo a merced de acontecimientos azarosos en un universo caótico que avanza hacia la nada… si esas creencias y pensamientos pasan por mi mente y me identifico con ellas todo en mí tenderá a la apropiación y la posesividad. De ese modo no será posible la distensión. ¿Creo de veras que la vida tiene un sentido, que lo sagrado la inunda por doquier y que una providencia amorosa nos guía en todo momento? Pues entonces invoquemos el don de la coherencia, vayamos aflojando las defensas, quitémonos las amarguras y vivamos en la paz profunda.

Todos sabemos, en lo profundo del corazón, (aunque para percibir este saber es preciso silenciarnos) que el universo, la vida y los acontecimientos, forman parte de una trama de infinita variedad, tejida con la intención de Dios y que esta intención es sabia más allá de nuestra comprensión. A esa sabiduría hemos de entregarnos con afectuosa soltura.

El cuerpo, vital pero relajado. La mente clara y silente. El espíritu, atento a la sagrada presencia, conectado en actitud orante buscando la adoración. Pidamos el regalo de una vida sacralizada. Esto no es solo para los santos o para personas muy especiales. Puede ser el fruto cotidiano de todo aquél que invoca con paciencia y perseverancia el Nombre de Jesucristo.

elsantonombre.org

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús: si Dios quiere, este sábado 14 de mayo, a las 14 hs. de Argentina, 19 hs. de España y horarios equivalentes, estaremos disponibles en el zoom para intercambiar sobre temas de Fenomenología. Están invitados a través del enlace de siempre, que es el mismo que usamos para las oraciones y que dejamos aquí abajo. Estos encuentros no se graban por ahora, para facilitar la fluidez y apertura en el compartir de los temas.

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Audio breve con el texto introductorio a Fenomenología

De la oscuridad a la luz

Esa misteriosa fuerza interior

Santa Teresa se abre de par en par al Espíritu Santo. Sabe que nada logramos por nuestro merito, que con con nuestra propia fuerza no avanzamos. Como una de las practicas sugeridas para estos días de preparación a Pentecostés, proponemos prestar atención a ese Espíritu que nos guía y alienta y que siempre obra con suavidad y delicadeza.

El Espíritu Santo nos convoca, dulcemente, a entrar en oración y desde ahí escuchar su voz, no para quedárnosla sino que ha de traducirse en un acto concreto de nuestra vida cotidiana: en el trabajo, en los estudios, en el descanso, mientras caminamos y viajamos o mientras compartimos con los demás alguna actividad.

Desde la fraternidad del Santo Nombre, os invitamos a ser conscientes de esos momentos, en los cuales reconocemos que el Espíritu de Dios está sobre nosotros dándonos fuerza, gracia, entereza y sabiduría, para realizar su obra y su divina voluntad en cada uno. Pidamos frecuentemente su inspiración y no nos cansemos nunca de dar gracias por todo, ya que la gratitud y la alabanza purifican el corazón y lo disponen a recibir la gracia divina del Espíritu Santo.

«El sacrificio del silencio…»

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús, aquí debajo una lista de reproducción con las cuatro clases del curso sobre Mística cristiana realizadas hasta ahora. Estamos muy agradecidos a todos los exponentes y al padre Victor R. Moreno Holguín, quién ayer nos acercó a la persona y al mensaje de Raimon Panikkar. En la próxima ocasión nos encontraremos, si Dios quiere, con el Padre Francisco Javier Sancho, que nos hablará de «Conocimiento propio y humildad en Santa Teresa». Será el 26 de mayo a las 19 hs. de España, en el enlace de siempre.

Aquí abajo la lista de reproducción con las oraciones del mes de mayo; es suficiente que diariamente en cualquier horario, ingresen a este enlace para ver las últimas oraciones realizadas por Youtube.

Oportunidades de fraternidad

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús: Este miércoles 4 de mayo, a las 14 hs. de Argentina, 19 hs. de España y demás horarios equivalentes, el Padre Víctor Ricardo Moreno Holguín nos ofrecerá una exposición sobre Raimon Panikkar que ha llamado «Un místico del siglo XXI». Están todos invitados. Este encuentro será en el enlace habitual y se transmitirá también por el canal de Youtube.

También este próximo sábado 7 de mayo a la misma hora y en el mismo enlace, nos encontraremos para iniciar el abordaje del tema de la fe en el contexto de la Fenomenología. Esta encuentro no se transmitirá ni se grabará ya que su finalidad es el intercambio en un ambiente de mayor cercanía y privacidad.

Haz clic aquí para ir al enlace único de la Fraternidad del Santo Nombre.

La verdad es el remedio

¿Por qué ocurren las caídas en el camino espiritual?

Porque el camino espiritual es como cualquier camino o sendero en la tierra, si uno no presta atención se tropieza. Si te distraes mucho terminas todo golpeado y si andas caminando cerca de los abismos… el tropezón puede ser muy doloroso. Así que lo necesario es caminar despacio, contemplando la senda y el paisaje que la acompaña, reposando en una atención viva y cálida.

Estoy cansado de caer, de perder el entusiasmo, de creer para después solo decaer. ¿Hay algo que pueda hacer de modo definitivo?

Es importante descubrir el sentido de las caídas. Habitualmente, si las tomamos bien, nos muestran el verdadero estado interior en lugar de lo que inventa la mente con algún relato justificante. Si tu destino es Bogotá y descubres que estás viajando hacia Santiago, podrá dolerte la caída en cuenta, pero no puedes negar que haberlo descubierto es un gran bien. También comprender de raíz lo que genera la desatención en nosotros resulta fundamental. A cada uno el zapato le aprieta en un lugar diferente. Hay que saberlo, asumirlo con humildad y establecer el remedio adecuado.

No es bueno ponerse muy alta la vara, eso suele ser una trampa del adversario, también llamado orgullo espiritual. Hay que pretender poco pero cierto y permanente. Aspirar a la presencia en el día a día, a que la oración vaya haciéndose frecuente, a vivir en una serena alegría confiada a la providencia… ¡no es poca cosa! No se necesita más. Por supuesto, cada uno tiene sus circunstancias en las cuales adecuar los intentos personales en esa dirección.

Mi maestro me decía que había que tener una aspiración máxima y una de mínima. Y que con la mínima bastaba, lo demás estaba en manos del Señor especialmente. Yo le decía que mi aspiración máxima era construir un Athos dentro del cristianismo occidental, un reverdecer de la fe, que la oración de Jesús resonara por todas partes… que era lo mismo que él quiso hacer en su vida cuando más joven. Y él me decía: «Está muy bien, pero te basta con no ser mala persona y no volver al alcoholismo».

Existe una gran diferencia entre la mente y el corazón. El espíritu vive ahí, en el templo interior y es el que da calor al corazón. Déjate guiar por él. La mente es engreída, juzgadora, especulativa, sin el espíritu al mando es una molestia constante y no sirve como herramienta. Cada vez que nos descubrimos siguiendo el hilo de las divagaciones, volvamos al instante presente que es lo único que hay y donde Dios está manifiesto. Atiende en silencio a la percepción que toca haciendo un pequeño alto en tus movimientos. Deja entonces que brote en ti el Santo Nombre de Jesús.

elsantonombre.org

Tres vídeos breves : «Las caídas»«El aburrimiento»«El deseo»

Aquí abajo la Homilía dominical del Padre José Antonio OP

Aviso y enlaces

Queridas hermanas y hermanos de la Fraternidad, el próximo miércoles 4 de mayo a las 19 hs. de España, 14 hs. de Argentina y demás horarios equivalentes, continuará el curso sobre mística cristiana por el habitual enlace de Zoom. En esta ocasión nos visitará el Padre Víctor Ricardo Moreno Holguín quién expondrá sobre «Raimon Panikkar, un místico del siglo XXI». Están todos invitados y aquí debajo el enlace a la reunión:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Recuerden también que en Madrid existe un grupo presencial de «La oración de Jesús» coordinado por Alejandro, en la parroquia Virgen de La Candelaria, aquí el enlace al blog que tiene toda la información:

Oración del corazón

Finalmente dejamos aquí la primera parte del encuentro de intercambio mensual que tuvimos el pasado sábado 23 de Abril, donde Enrique nos brindó una muy interesante exposición sobre la contemplación del icono de María Magdalena y Jesús resucitado «Noli me tangere». Los intercambios en las salas y generales no se graban ni transmiten por Youtube. Un abrazo fraterno para todos, invocando el Santo Nombre de Jesús.

«Es el Señor»

María Magdalena y Jesús resucitado

Él les dijo: “Echen la red a la derecha de la barca y encontrarán”. (Jn 21, 6)

«… Jesús nos dice cómo nos puede dar lo que necesitamos para vivir. Debemos hacer lo mismo que hacíamos antes de los Ejercicios, pero conscientemente. A esto se refiere el lado derecho. No debemos seguir haciendo las cosas inconscientemente, sino con conciencia y cuidado en todo. Debemos vivir en el presente atentos a nuestra labor. Así todo cambiará y experimentaremos la presencia de Dios en todo…

“Echaron la red y no podían recogerla por la abundancia de peces. El discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro: “Es el Señor”. (Jn 21, 6-7)

Para mí la frase “es el Señor” me parece un buen camino para encontrar al Resucitado en medio de mi vida diaria. Una parte de los Ejercicios consiste en repasar mi vida a cada paso: “Es el Señor”. El Señor está conmigo cuando estoy sentado, escribiendo en el ordenador de mi oficina. “Es el Señor”, cuando tengo que asistir a una reunión. “Es el Señor”, cuando voy a la oración. Y “es el Señor” cuando camino por la ciudad. Si recuerdo esta frase en todas las situaciones de mi vida, todo tendrá un nuevo aspecto. Entonces me daré cuenta de que la resurrección acontece en medio de la vida diaria y de que es posible en medio de los trabajos más insignificantes.

Así, de repente, se aclaran las mañanas grises y surge una relación personal con Jesucristo, el Resucitado, que refleja una nueva luz sobre todo. De esta manera, realizo mis actos ante los amorosos ojos de Dios y en unión con el Resucitado que transforma la atmósfera. No estoy solo; el Resucitado está a mi lado y llena mi vida con el calor de su amor y con la luz de su resurrección.

Extractos de Buscar a Jesús en lo cotidiano. Ejercicios para la vida diaria, por Anselm Grün en Ágape Libros y Narcea S.A. de Ediciones. Buenos Aires, 2016. Págs. 100-102.

Encuentro mensual de la Fraternidad

«Noli me tangere» (aún no me toques) Contemplando al resucitado con María Magdalena.

Queridas hermanas y hermanos de la Fraternidad del Santo Nombre: este sábado próximo 23 de abril, a las 15 horas de Argentina, 20 horas de España y demás horarios equivalentes, realizaremos el encuentro mensual de intercambio en nuestra Fraternidad. Están todos invitados. La reunión bajo el título «Noli me tangere» (aún no me toques) se realizará por zoom en el mismo enlace que utilizamos para las oraciones:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

¡Resucita conmigo!

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús: La gracia divina siempre presente y disponible, nos permite una radical entrega a la vocación profunda. Esa que vive como secreta semilla en lo profundo del alma. ¡No temamos! Solo se necesita abrirse a ella sinceramente, el acuerdo profundo con nosotros mismos es el camino hacia la unión con Dios. El resucitado nos llama desde adentro a salir de nuestras propias tumbas, a vencer las tibiezas y las vacilaciones. La vida tiene sentido y trascendencia cuando somos fieles al corazón. ¡Felices Pascuas para todos!, invocando el Santo Nombre de Jesús resucitado.

Tres enlaces muy recomendados:

«El sentido de la resurrección» por el Padre Javier Melloni SJ

Homilía del Domingo de Pascua del Padre José Antonio OP (En texto) y aquí en audio

Serie sobre Jesús, muy recomendada (Sitio oficial) (Se halla en español o con subtítulos y con app para el móvil; haced las búsquedas que es para visionar gratis)

La celebración gozosa

«¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho? Alzaré la copa de la salvación, invocando su nombre.» (Sal 116, 12-13).

El canto de los primeros pájaros le anunciaba el inicio del oficio. Era una singular concordancia. Las aves desplazaban su propio horario conforme cambiaban las estaciones y se sentía regulado por la Providencia.

Repetía las oraciones de manera lenta, muy tranquila, nada lo apuraba. Paladeaba las invocaciones con sentida reverencia, procedía con sencilla unción. Se sentía parte de un clamor universal. Por momentos inundado de silencio, adhería quedo a la alabanza del entorno. Era entonces cuando más leve se sentía.

La caminata iniciaba junto al sol tocando la copa de los árboles más altos. Le resultaba sublime la alborada, celebración gozosa de la vida múltiple, teofanía de las especies. Las cuentas discurrían entre los dedos curtidos y el ritmo del corazón se insinuaba en los pasos acostumbrados ya a la oración.

La mirada se estiraba hacia el frente como si bebiera el horizonte, mientras los labios musitaban el Nombre aquél que daba significado a todas las cosas. La paz largamente aposentada, le resplandecía en el ánimo; un fuego extraño de a ratos lo inflamaba y le parecía llevar en los brazos una multitud de dolores desconocidos y sin embargo muy queridos. Misteriosa es la presencia invocada por el Santo Nombre de Jesús, que nos purifica, renueva y orienta…

¡Qué bueno sería Señor, si pudiéramos hacer de nuestros días una alabanza con acción de gracias, que nuestros movimientos fueran parte de una perpetua Eucaristía..!

elsantonombre.org

Homilía sobre la Eucaristía, en 1979 de San Juan Pablo II

Un latido del corazón de Cristo

Oración y entrega van juntas

En lo que respecta a la búsqueda de la oración incesante, en el camino de La oración de Jesús o de la oración monológica o formas similares de orar que tienden a unificarnos completamente… hay un aspecto que solemos descuidar. Se trata de la actitud de entrega y confianza que necesitamos incorporar a la recitación del Nombre.

Más allá de cualquier método con el que se acompañe la oración; es decir si se respira el nombre, si se atiende al corazón, si tal o cual postura o momento para orar; es decisivo encontrar en nosotros este acto interior devocional, esa adhesión profunda a la acción de la gracia en nosotros. En otras palabras: necesitamos permanecer orando con mucha frecuencia, durante todas las actividades, en una disposición y apertura a ser transformados sin reservas.

En cierto modo es un «vivir muriendo» a nosotros mismos y a nuestras automáticas apetencias; una invocación paciente y perseverante que anhela el propio olvido en pos del recuerdo de Aquel a quién se invoca. Seguir la exhortación «Orad sin cesar» (Ts 5,17) es golpear en todo momento la puerta del propio corazón en busca de la gracia que ya está viviendo allí y que hemos olvidado.

En definitiva, vivir en oración implica el acto de oración explícito junto a una atenta búsqueda de hacer la voluntad de Dios en cada momento. Entrega confiada y oración continua son dos gestos de un mismo acto de amor.

elsantonombre.org

Aquí en audio: Homilía del Domingo de RamosAquí en texto

Algunos consejos prácticos para la oración

Dos avisos y lectura espiritual

Queridas/os hermanas/os: Os anunciamos que mañana viernes, día 8 de abril, se sustituye la Oración Vespertina habitual por el Rezo del Vía Crucis, a la misma hora; 15:30 (Argentina), 20:30 (España) 🙏 Será en el enlace habitual de las tres oraciones diarias:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

También el próximo día sábado 9, a las 14:30 Hs. de Argentina, 19:30 de España (continental) y demás horarios equivalentes, habrá un encuentro de intercambio y consultas para participantes del curso de Fenomenología. Pedir el enlace a Mario en el +54-9-351-3095309

Padre nuestro del Padre al hijo*

«Hija mía, hijo mío que estás en la Tierra, haz que tu vida sea el mejor reflejo de mi nombre. Entra en mi Reino a cada paso que des, en cada decisión que tomes, en cada  caricia y gesto que hagas. Hazlo presente tú por mí y conmigo. Ésta es mi voluntad, en la Tierra y en el Cielo.

Toma el pan de cada día, consciente que es un privilegio y un regalo. Perdona tus errores, tus caídas y tus abandonos. Y haz lo mismo con la fragilidad de tus hermanas y hermanos. Vive atenta, vive atento, desde la libertad de saber que estás donde has de estar Y que haces lo que debes hacer, que yo estaré contigo.

Y no tengas miedo, porque el mal no tiene la última palabra en la vida».

*Lectura espiritual en la oración matutina del 5 de abril. Haz clic aquí de autor anónimo

La Cuaresma empieza hoy

¡Gracias por la foto María Jesús!

¿Cómo te va con los propósitos de Cuaresma?

Pues, mueve a risa, pero apenas si recuerdo que me había planteado cierta forma de vivir este tiempo en coherencia con lo que consideraba el desierto interior. Al poco tiempo vi que no era capaz de modificar los hábitos más esclavizantes y esto me llevó a una especie de olvido y abandono de toda intención.

Bien, esto tiene su lado bueno. La conciencia de nuestra impotencia o la levedad de nuestra voluntad nos devuelven una imagen de nosotros mismos que no queremos ver, pero que hemos de aceptar y acoger como ayuda. Nos quedamos más humildes. Sin comprensión del fundamento de las prácticas y sin permitir que sea el espíritu el que oriente nuestra conducta, sucumbimos a la primera compulsión del cuerpo o de la mente. Lo único que tenemos es nuestro verdadero deseo de conversión, de entrega radical, de unión con Dios.

Desde allí, podemos extraer la fuerza para orar con profundidad y fervor. De esta oración sentida viene nuestra apertura a la gracia. No podemos olvidar que nuestra única fuerza está en el nombre de nuestro Dios. Es declarando nuestra impotencia y clamando con el ardor del deseo espiritual, que veremos aparecer una luz interior y una voluntad, que no nos pertenece pero que sirve a nuestro bien. En ese sentido, lo que más necesitamos es fortalecer nuestro deseo de Dios. Desear la conversión es quizás nuestra ofrenda más sincera y veraz. Es como si le dijéramos al Señor: «ya ves que nada puedo; ah… pero como deseo ser tuyo y vivir en Tu presencia. ¡Como anhelo una vida viéndote de veras caminar por mi jardín!«

Esa es nuestra ofrenda, el conocimiento de nosotros mismos. Reconocemos la opacidad de nuestra mirada, el velo de preocupaciones que nos aparta de lo importante, nos damos cuenta que vivimos lejos del hogar, ajenos al presente del ahora. Y bien plantados en la verdad de nuestra humildad digamos, «la Cuaresma empieza hoy». Aquí te dejo Señor mi orgullo espiritual, allí mis loables propósitos fallidos, allá los proyectos olvidados. Ayúdame a transitar un duro desierto, ese donde van muriendo mis pretensiones.

elsantonombre.org

Aquí abajo dos vídeos que intentan sintetizar la práctica que sugerimos desde la Fraternidad del Santo Nombre. Recomendamos tomar nota de posibles dudas o temas que se deseen profundizar para conversar oportunamente en alguno de los encuentros de intercambio.

Dejar las dudas a un lado

Uno de los pilares de la espiritualidad del Santo Nombre, es la permanencia en el abandono a la voluntad de Dios. Pero, ¿cómo puedo discernir sin error lo que sería Su voluntad para mí en un momento determinado? Y, como puedo volver a encaminar mi vida si ya me encuentro desviado y reconozco haberme apartado mucho de su orientación?

Como siempre el factor clave es la atención. Si te sitúas en el momento de manera atenta y desciendes un momento al corazón tendrás claro el comportamiento que al Señor agradaría en esa situación. Es inequívoco el sentimiento que aparece. Por que en cierto modo, la voluntad de Dios está inscripta en lo que llamamos la conciencia personal. Si a esto en una breve revisión lo cotejas con la enseñanza de los evangelios puedes dejar las dudas a un lado y obrar con toda la determinación necesaria.

Las vacilaciones surgen cuando intentamos resolver la conducta adecuada desde la mente sola o con apresuramiento y ansiedad. La mente nunca terminará de objetar a esto y aquello, pues su naturaleza es precisamente mascullar variables, la duda es el entretenimiento que más le gusta. Este es el modo en que rellena su vacío, generando ambivalencias. Obtiene así algo de intensidad dentro de la opacidad que vive.

Por ejemplo, este modo de obrar según a Dios le agradaría, guiados por nuestro sincero parecer, suele ser criticado por el pensamiento… «Esto es antropomorfizar a Dios» es decir, atribuirle gustos y disgustos como si fuera humano. Y así nos alejamos del campo de interés, que es decidir cuál es la conducta más coherente en esa circunstancia precisa. Una cosa es sentarse a discurrir en pos de abstracciones cada vez más sintéticas y otra es buscar ser fieles a lo que sabemos y sentimos que debemos hacer.

Es decir, no sabemos como sentirá Dios en su inescrutable magnificencia, pero sí podemos saber como nos sentimos nosotros en relación a Él, haciendo esto o aquello. Hay que aterrizar la espiritualidad lo cuál es encarnar los anhelos profundos. Volvemos siempre a la necesidad de diferenciar espiritualidad mental de espiritualidad vivencial. No se trata de oponer fe y razón sino de comprender nuestra necesidad de acuerdo interior.

Y respecto de aquello que mencionamos, en cuanto a como volver si uno se halla desviado por haber tomado un camino diferente al que la conciencia profunda indicaba… vale lo del «re-calculando» que hace el GPS cuando nos desviamos. No importa cuanto nos alejemos del designio divino para nuestra vida, su gracia siempre esta indicándonos por donde ir para volver a la senda. Simplemente sitúate en el presente y espera. Te llegarán acontecimientos como nos pasa a cada instante y entonces allí, responde con coherencia a lo que aparezca. Esto por sí solo en poco tiempo te encamina.

No importa el pasado para volver a casa. Importa la intención de regresar y empezar ahora mismo a caminar en la nueva dirección. La Cuaresma empieza ahora por ejemplo, aunque hayan pasado ya muchos días. La continencia empieza ahora mismo; el tratar a los demás como nos gustaría ser tratados en este mismo minuto; la oración incesante empieza por una sola invocación, podría ser esta que haces ahora mismo mientras lees.

Dejemos el pasado, el futuro y los devaneos mentales que pueden ser muy interesantes pero que nos dejan al rato en el vacío existencial. Abracemos la gesta espiritual, permitamos que el corazón exprese su inflexible determinación de servir al amado. Dedicarse a las cosas del cielo implica priorizar adecuadamente el uso de nuestras fuerzas, de las añadiduras se encarga Dios. Preguntarnos ¿Cómo puedo servir al Señor en esto ahora? o ¿Qué sería en esta situación poner el espíritu al mando? son preguntas que pueden servir como complemento para volver al rumbo más querido.

continúa

El post de hoy continúa a este del 26 de marzo

elsantonombre.org

Sobre la oración del corazón PDF(Extraído de «Contemplativos en el mundo»)

Homilía del domingo del Padre José, aquí abajo:

Ten confianza

y espera en el Señor


“¿Por qué debo pasar una hora en oración, cuando no hago durante ese tiempo más que pensar en la gente con la que estoy enojado, en la gente que está enojada conmigo, en los libros que tendría que leer… y miles de cosas tontas que se apoderan de mi mente instantáneamente? La respuesta es porque Dios es más grande que mi mente y mi corazón, y lo que realmente está pasando en la casa de oración no se puede medir en términos de éxito o fracaso humanos.

Lo que debo hacer primero es ser fiel. Si creo que el primer mandamiento es amar a Dios con todo mi corazón, mente y alma, entonces, debería, por lo menos, pasar una hora al día sólo con Dios. La pregunta sobre si es útil, si ayuda, si es práctico o fructífero, es completamente irrelevante, ya que la sola razón para amar, es el amor mismo. Todo lo demás es secundario. Lo extraordinario es, sin embargo, que sentándome en la Presencia de Dios durante una hora cada mañana, día a día, semana tras semana, mes tras mes, en total confusión y con una miríada de distracciones, cambia radicalmente mi vida.

Dios, que me ama tanto que mandó a su único hijo no a condenarme sino a salvarme, no me deja esperando en la oscuridad por mucho tiempo. Podría pensar que cada hora es inútil pero, después de treinta o sesenta o noventa de esas inútiles horas, gradualmente me doy cuenta de que no estaba tan solo como pensaba: una Voz muy silenciosa y suave ha estado hablando conmigo, mucho más allá de mi mente ruidosa. Por lo tanto, ten confianza y espera en el Señor”…

Henri Nouwen. (sacerdote holandés)
“Camino a casa”

* Lectura espiritual en la oración vespertina del 31 de marzo

Aquí abajo la lista de reproducción con las oraciones del mes de Marzo

y aquí un lista de lectura de Filocalía (parcial)

Todo será para bien

Juliana de Norwich, «Teóloga de su propia experiencia visionaria»

Clase ofrecida por Javier Melloni sj – 3º del curso de místicas/os cristianos

Haz clic aquí para el PDF del libro de Juliana de Norwich «Revelaciones…»

Y aquí un enlace sobre Juliana de Norwich, de una audiencia en 2010 de Benedicto XVI

Aviso, invitación y síntesis

Queridas hermanas/os en Cristo Jesús: A partir del próximo lunes 28 de marzo, se produce algún ajuste horario en las oraciones diarias de la Comunidad.* La primera oración del día será a las 7 hs. de Argentina, 12 hs. de España; la oración de la tarde será a las 15:30 hs. de Argentina, 20:30 hs. de España y la nocturna a las 22 hs. de Argentina, 3 de la madrugada española y horarios equivalentes en cada país. Los esperamos perseverantes, sabiendo que nuestra fuerza está en el nombre de nuestro Dios.

También queremos invitarlos para este próximo martes 29 de marzo, a las 13:30 hs. de Argentina, y 18:30 hs. de España, a la 3º clase del curso sobre mística cristiana, a cargo del padre Javier Melloni Ribas sj, que hará una exposición sobre «Juliana, eremita de Norwich, teóloga de su propia experiencia visionaria». Luego de la misma habrá un tiempo para formular preguntas y terminaremos como siempre con unos minutos rezando la oración de Jesús. Esto será si Dios quiere en el enlace habitual de La Comunidad del Santo Nombre: https://us02web.zoom.us/j/88619724529 o por el vivo de nuestro canal de Youtube aquí: https://www.youtube.com/c/ElSantoNombreblog

Texto de hoy:

¿Cómo podría sintetizarse la ascética que se difunde o predica en el blog del Santo Nombre o en la Comunidad del Santo Nombre?

Es un modo de práctica que extraemos de Filocalía según la interpretamos y que sería una traducción a lenguaje actual de la vía del hesicasta o del camino de La oración de Jesús. Todo ello aplicado al cotidiano y estando atentos a que la mayoría de los lectores o miembros de la comunidad son laicos con familias, trabajos varios y viviendo situaciones diversas.

Es una ejercitación o entrenamiento espiritual que atiende a lo corporal, a lo mental y a lo espiritual. En lo que respecta al cuerpo, decimos que hay que darle lo necesario evitando lo superfluo, en todos los modos de expresión que lo corporal admite. Ser moderados en todo. A la vez, estar atentos a respirar con profundidad y a distender las tensiones cada vez que advertimos contracción muscular nos favorece el centrado y la concentración.

En lo que respecta a lo mental lo más importante es la desatención de los pensamientos automáticos para unificarse en la oración; oración que buscamos sea lo más frecuente posible. Reemplazar la divagación por la oración es fundamental y esto empieza desde la mente. Luego, ayuda mucho limitar la cantidad y variedad de contenidos a los que prestamos atención; una especie de ayuno mental perpetuo, que impida que los valores e influencias de la cultura decadente nos muevan el punto de vista de aquí para allá, cambiando lo importante por lo secundario. En ese sentido sirve mucho también limitarse a uno o dos autores o textos y orientarse por ellos hasta el final del camino sugerido; viene a ser el equivalente actual a la antigua práctica de la obediencia.

Por último, a nivel espiritual, la práctica de la no-reacción, haciéndonos conscientes de los automatismos que nos manejan es una ascética principal que nos conduce a una verdadera metanoia. Este no reaccionar encuentra dos formas privilegiadas de expresión en cada momento: La atención al momento presente, libres de toda prisa, en busca de la presencia divina y la permanencia en una serena alegría que surge de la confianza en la providencia o del abandono a la voluntad de Dios.

Un aspecto del cultivo espiritual que sin duda pone a prueba nuestra determinación cada día es la relación con los demás. En este sentido, tratar a los demás como quisiéramos ser tratados (Lucas 6, 31) es una regla infalible que nos impide engañarnos con auto relatos complacientes sobre el propio comportamiento. Moderación, oración y atención vigilante podría ser un buen modo de sintetizar aún más la línea de desarrollo que seguimos. Esas tres cuestiones pueden también decirse como sobriedad, la tan mencionada «nepsis» de Filocalía.

Ahora… todo esto se relaciona con el fin último de la vida humana y cristiana que es hacer la voluntad de Dios y permitir la obra del Espíritu Santo en nosotros. La ascesis resumida más arriba, nos permite escuchar Su voz en el corazón y disponernos a ser coherentes con ella.

¿Cuál es el papel de la gracia en todo esto y cómo evitar el engaño o el error respecto de la voluntad de Dios?

La gracia está al principio, al medio y al final de cualquier camino ascético. Toda búsqueda humana de plenitud es un impulso de la gracia. La tan mentada búsqueda de la felicidad o, ya más alineados, la búsqueda de la voluntad divina, son el modo en que se expresa el llamado de la gracia en nosotros. Sin gracia no hay posibilidad alguna; sin sincera apertura y esfuerzo consciente muy pocas…

Continúa…

elsantonombre.org

* (Por ahora, las oraciones son de lunes a viernes solamente. Aspiramos a futuro en realizarlas todos los días)

Vídeo explicativo que trata sobre la síntesis del texto anterior

En cada lugar y en cada obra

Imagen de Cathopic

¿Cómo organizarse al iniciar una semana? A veces me resulta tan complicado ordenarme. Empiezo a las apuradas y a medida que pasan los días estoy cada vez más complicado y desordenado. Llego al fin de semana sin energía y muchas veces, por esto mismo lo desperdicio.

Lo fundamental es tener muy claras las prioridades. Y estas deben formularse en su expresión espiritual y material. Siempre tienen que ser pocas. Lo prioritario es lo que no debe faltar; incluso aunque todo lo demás no pueda hacerse o salga mal, el punto de mi enfoque ha de ser eso que definí como prioridad. Un ejemplo grueso: lo principal es tener que comer y no los condimentos; tener donde vivir, no si tienes alfombra, parqué o mosaicos en el piso. Una vez alcanzado lo imprescindible puedes darle atención a lo demás.

Hemos de recordar esto: a mayor simpleza, más enfoque y potencia. Lo complicado nos desconcierta y quita las fuerzas. Todo debe organizarse teniendo en cuenta los dos aspectos de nuestra vida. Lo tangible y lo intangible. Lo tangible es la caminata que he planificado, lo intangible es que quiero hacerla con el cuerpo distendido y orando mientras camino, respirando lo sagrado que me rodea. Por lo general realizamos la parte externa perdiendo la profundidad interna, que es lo que da sentido a la acción.

Otra herramienta que puede ayudar mucho, es tener un aforismo de trasfondo que nos oriente de modo general. Más allá de la oración que se practica, uno puede tener una frase que le sirva de guía, que nos vuelva al centro cuando lo hemos perdido. Supón que te sientes particularmente débil en lo anímico o incluso en lo físico, entonces te dices: «El Señor está conmigo, ningún mal temeré»… y la recuerdas cada vez que esa debilidad se manifiesta.

Y así nos disponemos a caminar el escenario de cada día o de la semana en este caso. Cuando aparece el desconcierto, me acuerdo de las prioridades. Cuando aparece la carencia o eso que me complica, traigo al presente el aforismo que he puesto como centinela para indicarme la dirección. Necesitamos recordar* que es nuestro espíritu el que marca la índole de las actividades y no la acción misma. En ese sentido, todo lo que hagamos puede ser utilizado para acercarnos a la presencia de Dios.

Como dice Pedro Damasceno en Filocalía: «En cada lugar y en cada obra, encontramos vida y muerte, salvación y perdición… no se encontrará en toda la creación una obra o un lugar capaces de impedirle que sea como Dios quiso desde el principio que fuese, a su imagen y semejanza…» **

elsantonombre.org

*Utilizada aquí en el sentido de -volver a pasar por el corazón

** último renglón de pág. 50 y segundo párrafo de pág. 53 del volumen tercero de Filocalía, ed. Lumen

Enlaces de hoy:

Caminante

Biblioteca

2º Clase del curso de mística cristiana

«San Bernardo de Claraval y la mística del amor»

2º Clase en el curso de Mística cristiana, será sobre «San Bernardo de Claraval y la mística del amor»; exposición a cargo de José Antonio Vázquez Mosquera,* este miércoles 16 de marzo a las 20 hs. de España, 16 hs. de Argentina y horarios equivalentes en cada país. En el enlace habitual de La Comunidad del Santo Nombre: https://us02web.zoom.us/j/88619724529 o por el vivo de nuestro canal de Youtube aquí: https://www.youtube.com/c/ElSantoNombreblog

«… El ayuno da a la oración devoción, y confianza. Y mira cómo mutuamente se ayudan estas dos virtudes entre si, como está escrito: Si un hermano ayuda a su hermano, ambos recibirán consuelo. La oración alcanza virtud para ayunar, y el ayuno merece la gloria de orar. El ayuno esfuerza a la oración, y la oración santifica el ayuno y la presencia a Dios. ¿Qué nos aprovechará el ayuno, si se quedare en la tierra, lo que Dios no permitirá?

Levántese pues a lo alto el ayuno, sirviéndose de la oración como de un ala; a esta añadamos otra, porque acaso una sola no será bastante. La oración del Justo, dice la Escritura, penetra los Cielos. Tenga pues nuestro ayuno, para que fácilmente penetre los Cielos, dos alas, que son la oración, y la justicia. ¿Qué es la justicia, sino una virtud que da a cada uno lo que es suyo? En tus acciones pues deberás, no solo atender a Dios, sino también a los demás; pues eres deudor de sus prelados, y de tus hermanos…»

Fragmento extraído de San Bernardo en sus sermones de Cuaresma, del Blog «Sigilum…» haz clic aquí

* José Antonio es Licenciado en Filología Semítica, Máster en Counselling, Postgrado en Mindfulness, monje contemplativo trapense durante 16 años, con experiencia personal en la meditación dentro de la tradición cristiana, la tradición cabalista y el zen. Fundador de la Asociación «Cristianía: Monacato Laico».

Oremos sin cesar

En este tiempo crítico, donde los peores temores amenazan volverse realidades, necesitamos fortalecer el espíritu y convertir nuestra vida de verdad. Volvamos a la condición original; oremos sin cesar pidiendo la gracia de la hermandad entre todos los pueblos. Somos todos hijos de Dios y por ello formamos una nación humana universal.

Un corazón fortalecido por la férrea determinación de permanecer conscientes, de orar sin cesar para vivir en la divina presencia, puede irradiar lo que la época necesita para no sucumbir. No permitamos que la oscuridad inunde el mundo, pidamos la gracia de la conversión profunda.

Invoquemos el Santo Nombre de Jesús con fe, con paciencia y fervor pidiendo que la paz de Dios, que es luz verdadera abarque el planeta entero.

Vigilia de oración de 24 horas

Desde la 0 hs. de este domingo 13 de marzo hora española

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Si quieres seguir la vigilia desde el canal de Youtube puedes hacer clic aquí:

https://www.youtube.com/c/ElSantoNombreblog

Un poco de ti en nosotros

«Dios mío, estos tiempos son tiempos de terror. Esta noche, por primera vez, me he quedado despierta en la oscuridad, con los ojos ardientes, mientras desfilaban ante mí, sin parar, imágenes de sufrimiento. Voy a prometerte una cosa, Dios mío, una cosa muy pequeña: Me abstendré de colgar en este día como otros tantos pesos, las angustias que me inspira el futuro. Pero esto requiere cierto entrenamiento.

De momento a cada día le basta su pena. Voy a ayudarte Dios mío, a no apagarte en mí. Pero no puedo garantizarte nada por adelantado. Sin embargo, hay una cosa que se me presenta cada vez con mayor claridad: no eres tú quién puede ayudarnos, sino nosotros quienes podemos ayudarte a ti y, al hacerlo, ayudarnos a nosotros mismos. Esto es todo lo que podemos salvar en esta época, y también lo único que cuenta: un poco de ti en nosotros, Dios mío.

Quizá también nosotros podamos contribuir a sacarte a la luz en los corazones devastados de los otros».*

*Leído en la oración vespertina de La comunidad del Santo nombre, el 9 de marzo.

de Etty Hillesum

Enlaces de hoy:

¿Cómo se pide?

La consolación y la desolación

Generar ámbitos espirituales

Aquí abajo la segunda parte del texto del padre Raniero Cantalamessa:

«Si no os convertís y no os hacéis como niños…»

«… Escuchemos ahora el segundo pasaje en el que, en el Evangelio, se vuelve a hablar de la conversión:
«En ese momento, los discípulos se acercaron a Jesús y dijeron: “¿Quién es, por lo tanto, el más grande en el reino de los cielos?”. Entonces Jesús llamó a un niño junto a sí mismo, lo colocó en medio de ellos y dijo: “En verdad os digo: si no os convertís y nos hacéis como en niños, no entraréis en el reino de los cielos”» (Mt 18,1-4). Esta vez, sí, convertirse significa volver atrás, ¡incluso a cuando eras un niño! El verbo mismo utilizado, strefo, indica inversión de marcha. Esta es la conversión de quien ya ha entrado en el Reino, ha creído en el Evangelio, y desde hace tiempo está al servicio de Cristo. ¡Es nuestra conversión!

¿Qué supone la discusión sobre quién es el más grande? Que la mayor preocupación ya no es el reino, sino el propio lugar en él, el propio yo. Cada uno de ellos tenía algún título para aspirar a ser el más grande: Pedro había recibido la promesa del primado, Judas la caja, Mateo podía decir que había dejado más que los demás, Andrés que había sido el primero en seguirlo, Santiago y Juan que habían estado con él en el Tabor… Los frutos de esta situación son evidentes: rivalidades, sospechas, comparaciones, frustración.

Jesús de golpe quita el velo. ¡Muy distinto a ser los primeros, de esta manera no se entra en el reino en absoluto! ¿El remedio? Convertirse, cambiar completamente la perspectiva y la dirección. Lo que Jesús propone es una verdadera revolución copernicana. Es necesario «descentralizarse de uno mismo y centrarse en Cristo».

Jesús habla más sencillamente de hacerse niño. Hacerse niños, para los apóstoles, significaba volver a como eran en el momento de la llamada en las orillas del lago o en la mesa de los impuestos: sin pretensiones, sin títulos, sin confrontaciones entre sí, sin envidias, sin rivalidades. Ricos solo de una promesa («Os haré pescadores de hombres») y de una presencia, la de Jesús. Cuando todavía eran compañeros de aventura, no competidores por el primer puesto. También para nosotros hacernos niños significa volver al momento en que descubrimos que fuimos llamados, en el momento de la ordenación sacerdotal, de la profesión religiosa, o del primer verdadero encuentro personal con Jesús. Cuando dijimos: «¡Solo Dios basta!» y creímos en ello».

Enlace al texto completo

Haz clic aquí para escuchar un MP3 del mismo texto de arriba

Vigilia de oración en La comunidad del Santo Nombre

“Nuestra fuerza está en el nombre de nuestro Dios”
Veinticuatro horas junto al nombre de Jesús, pidiendo la conversión de la nación humana universal

En este tiempo crítico, donde los peores temores amenazan volverse realidades, necesitamos fortalecer el espíritu y convertir nuestra vida de verdad. Volvamos a la condición original, oremos sin cesar pidiendo la gracia de la hermandad entre todos los pueblos.

Desde las 00:00 horas de España, del domingo 13 de marzo de 2022 y durante 24 horas, repetiremos La Oración de Jesús al tiempo que vamos leyendo completo, entre todos, el evangelio de San Marcos. Pidamos con fuerza, con fe y humilde determinación nuestra propia conversión, que es la conversión de toda la humanidad.

El espíritu de esta Vigilia ha de reflejar la sobriedad, sencillez y silencio que el periodo de Cuaresma requiere. Unirnos todos en una oración continua que permita el recogimiento interior y la profundidad en la oración misma y en el propio silencio.

En lo referente al contenido en sí vamos a seguir un esquema, el mismo para todos. Consistirá en una frase introductoria, la lectura del Evangelio que nos corresponda a cada uno, el tiempo correspondiente a la invocación del Santo Nombre y una frase final relacionada con la Cuaresma. A lo largo de los diferentes turnos podrá irse incorporando a la oración quien lo desee.

Los que queráis participar en esta Vigilia podéis poneros en contacto con la persona que coordina los turnos, Candelas. Aquí su whatsapp: +34 620 60 88 59

Saltar el abismo

Algunas prácticas sugeridas

Entonces, lo primero sería, revisar nuestras experiencias biográficas de lo divino, a fin de actualizar el sentimiento religioso. (1)

Lo segundo sería ir practicando actos cotidianos de entrega confiada a la voluntad de Dios. Es decir, intentar actuar, aunque sea en cosas pequeñas, como si tuviéramos una firme y profunda fe. En otras palabras, comportarnos con-forme a la fe que quisiéramos tener. (2)

Lo tercero sería disponernos a ejercitar un ayuno corporal y mental, en la medida de nuestras posibilidades; prestando especial atención a la privación de todo aquello que sea innecesario, incluso respecto de los contenidos mentales: conversaciones, películas o noticias en exceso, temas a los que atendemos y hasta podríamos limitar el número y diversidad de las lecturas. (3)

Finalmente, participar con frecuencia en algún turno de las oraciones diarias, nos ayuda a organizar el día en torno a la oración y servimos de ámbito acogedor para otros que se sientan impulsados a orar. El espíritu de fraternidad ayuda mucho a calentar el corazón. (4)

Notas:

1. Esto lo hemos realizado en los ejercicios de 30 días, pero puede ser necesario repetirlo, para avivar el fuego del deseo de unión con Dios; ya que la vida diaria suele ir apagando y relativizando la importancia de vivir en esta sintonía. (Job, 33, 14)

2. De hecho es necesario pedir con insistencia el don de la fe inconmovible. «Señor creo, aumenta mi fe»; (Marcos 9, 14, 29) podría ser una frase a repetir con mucha frecuencia en la vida diaria, al caer en cuenta de lo débil de nuestra confianza en la providencia.

3. «Vivir frugales y simples» puede ser una frase que nos sirva de recordatorio en esto».

4. Tengamos en cuenta, que orar es un acto íntimo y personal en nuestra relación con Dios, (Mateo 6, 6-13) pero también puede ser un testimonio (Lucas 8, 16-18) y un acto de servicio en cuanto acogida del hermano en un ámbito de recogimiento.

¡Convertíos, es decir, creed!

… «Convertíos y creed» no significan dos cosas diferentes y sucesivas, sino la misma acción fundamental: ¡convertíos, es decir, creed! “Prima conversio fit per fidem”, dice santo Tomás de Aquino : La primera conversión es creer. Todo esto requiere una verdadera «conversión», un cambio profundo en la forma de concebir nuestras relaciones con Dios. Exige pasar de la idea de un Dios que pide, que manda, que amenaza, a la idea de un Dios que viene con las manos llenas para dársenos del todo. Es la conversión de la «ley» a la «gracia», que era tan querida para san Pablo…»

Haz clic aquí para ir al texto completo

Queridas hermanas y hermanos en el Santo nombre de Jesús: Os proponemos el texto anterior (de arriba) como material de trabajo de base, en el cual podemos apoyarnos para este tiempo de Cuaresma que ahora iniciamos. Tiene mucho material y trataremos de ir profundizado en los temas que plantea durante estos cuarenta días, a través de algunos vídeos, audios o textos breves. La propuesta es sumergirnos de veras en lo dicho allí por el predicador y tenerlo como «rumor de fondo» en todo este tiempo litúrgico.

Calendario del mes de Marzo para la Comunidad del Santo Nombre

En este mes de marzo, tendremos tres oportunidades de encontrarnos en vivo, además de las oraciones diarias: el día domingo 13 para una vigilia de oración de 24 horas que está organizando el equipo de oraciones y que comunicaremos en pocos días y dos aulas abiertas del curso de mística cristiana. La primera el día 16 sobre «San Bernardo de Claraval y la mística del amor» a cargo de José Antonio Vazquez Mosquera y la segunda el día 29, sobre «Juliana, ermitaña de Norwich, teóloga de su propia experiencia visionaria», a cargo del Padre Javier Melloni SJ – Un abrazo fraterno para todos, invocando el Santo nombre del Señor Jesús.

Es ahora y no mañana

¿Qué es la coherencia?

Podríamos decir que es el alineamiento entre los pensamientos, los sentimientos y la acción. Es un buen modo de expresarlo. Es decir, cuando hay acuerdo entre lo interior y lo exterior, hay coherencia. No tiene que haber contradicciones en nosotros. Que no exista en nosotros oposición de fuerzas. La ausencia de dudas respecto de lo por hacer nos facilita la coherencia. Podemos tener mil dificultades, pero si estamos ciertos de lo que es nuestro deber, todo es más fácil, ya no somos enemigos para nosotros mismos.

En otras palabras: Tener al evangelio por regla de vida, tratar de actuar según la enseñanza de Jesús o como nos parece que a Dios agradaría… son formas de abordar la coherencia. La vida coherente es lo que también se ha llamado integridad. Ser de una sola pieza, ausencia de doblez. Precisamos actuar en nuestra pequeña vida como si estuviéramos a cargo del mundo. Con atención, dedicación y esmero. Buscando ser impecables y ecuánimes. Encontrando la calidez en nosotros para entregar eso en cada gesto.

Poner el espíritu al mando del cuerpo y la mente es un acto de suprema coherencia; nos habilita a la repetición de actos alineados, nos vuelve conscientes y por lo tanto atentos al criterio vital que hemos elegido.

elsantonombre.org

Enlaces sugeridos hoy:

Les dejamos aquí este vídeo de Julio 2021 donde se analizan posibles escenarios del porvenir

Camino a la oración continua

Humildad y experiencia de Dios

Lectura espiritual en la oración matutina del 21 de febrero

«Para los monjes antiguos la humildad también es el fundamento de la oración. El soberbio ora con la inteligencia. Y mientras permanecemos así no podemos orar a Dios con recogimiento. Porque la inteligencia tiene que concentrarse en Dios una y otra vez con esfuerzo.

La humildad ora con el corazón. Para la Filocalía, la humildad nos facilita el verdadero recogimiento. Porque nos libera de la ilusión de que debemos recogernos por nosotros mismos. Ella nos deja confiarnos en Dios, el único que puede darnos el recogimiento y puede serenar nuestro corazón en su amor.

El descenso de la cabeza al corazón es la humildad. La humildad es para Casiano y para la Filocalía la condición para poder aquietarnos en Dios. La humildad acalla los pensamientos altisonantes y soberbios de la inteligencia y deja a nuestro corazón encontrar la paz en Dios.

son fragmentos de «Humildad y experiencia de Dios» – Anselm Grün – Ágape libros

El lugar del corazón

«El tiempo de las búsquedas infructuosas termina por pasar y el feliz buscador encuentra lo que buscaba. Descubre el lugar del corazón y se instala allí con su intelecto, en presencia de Dios. Permanece ahí como un súbdito fiel ante su rey y recibe de este último el poder de gobernar su vida interior y exterior como le agrada a Dios. En ese momento, el reino de Dios ha entrado en él y comienza a manifestarse con su fuerza natural.»

de Teófano, el Recluso, en «Sublimidad de la oración interior» de Ed. Lumen – Página 71 –

La imagen es de la Iglesia «Nuestra señora de Guadalupe» en Buenos Aires. ¡Gracias Andre por la foto!

Enlaces recomendados:

Homilía del Padre José

Película: La mujer Pontífice

Alimentar el fuego

Entonces, la repetición de la oración de Jesús requiere un corazón cálido apartado de la noción de superioridad y una cierta atención a la presencia en todo lo que ocurre…

Sí, exacto. En el momento en que me afirmo a mí mismo me separo de los demás y del resto de la creación. Vengo a convertirme en centro y esto endurece el corazón y refuerza la cerrazón de los sentidos espirituales.

Situados en lo auténtico, en la verdad sobre nosotros mismos, empezamos a advertir otro significado en lo que ocurre que habitualmente nos pasa desapercibido. Es una especie de lenguaje que se escribe a través de las cosas que pasan. Cada momento es un escenario dibujado por Dios como oportunidad nueva de encontrarle. De tal modo situado, respondes a las distintas situaciones como te parece que a Dios le agradaría.

Pero Dios está más allá de agrados y desagrados…

En un sentido abstracto y conceptual tienes razón. Sin embargo, en tu fuero íntimo, se manifiesta con claridad en cada momento lo que te parece correcto o incorrecto. Un instante de silencio nos permite darnos cuenta. Por eso es necesario tener el fuego encendido en el corazón, nos da una mayor profundidad en el obrar. Sin esta pequeña cota de humildad, el relato mental nos presenta otra escenografía. Todo se reduce a causas y efectos materiales y lo sagrado brilla por su ausencia.

Hemos de convencernos que sin el sentimiento espiritual la vida padece una carencia que la vuelve deforme y absurda. Por más afanes, proyectos, riquezas y patrañas que nos digamos, no le vamos a encontrar sentido. No puede tener sentido lo que termina con la muerte.

Yo creo en la vida más allá de la muerte y en la resurrección, pero eso no me produce un cambio importante en mi día a día…

Por que es una creencia, bien lo dices. La fe implica cierta experiencia, eso la encarna y de allí que la vida de los que tienen fe profunda se vea transformada. Esta experiencia de la trascendencia, es decir de la inmortalidad del espíritu humano en Dios, es la venida del Espíritu Santo. Y esto nos muestra que el hijo de Dios que somos, está llamado a la inmortalidad.

No entiendo la insistencia con el tema de la muerte.

Es que hasta que no asumimos que vamos a morir, no nos quedamos en la humildad. La raíz de toda humildad es la conciencia de la finitud. Esto sitúa a los hechos y situaciones de la vida en una perspectiva inquietante. Nos lleva a buscar el sentido y en esa búsqueda nos volvemos hacia Dios. La muerte nos hace sentir huérfanos y desamparados y en ese momento giramos el rostro desde las cosas del mundo hacia las cosas eternas.

Por eso los fracasos, el sufrimiento y las desazones nos enseñan tanto, son como pequeñas muertes que nos van despertando. Te compras algo bonito que luego se arruina; aquel aparente gran amor dejó de serlo; el acariciado sueño se alcanzó y sin embargo algo te sigue faltando… en algún punto uno dice ¿de qué va la vida? Y en ese momento la gracia nos toca, nos abre a una profundidad necesaria.

Entonces en concreto… oremos con la mayor frecuencia posible, aún en medio de las tareas y estemos atentos a dos cosas: Que no se nos enfríe o endurezca el corazón y actuemos en todo lo que hagamos, como nos parece que a Dios agradaría.

Continúa…

elsantonombre.org

La imagen es de uno de los altares en la Basílica de la Inmaculada Concepción en Washintong DC. ¡Gracias China por la foto!

Enlace enviado al blog que nos llega muy recomendado:

Razones para el amor

La calidez del corazón y la voluntad de Dios

Práctica sugerida desde el 18 al 28 de febrero

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús. Estos diez días si Dios quiere iremos agregando algunos textos y audios abonando el mismo tema, buscando favorecer el arraigo en nosotros de La Oración de Jesús. El intercambio a través de comentarios será bienvenido para enriquecer la práctica. Un abrazo fraterno para todos, invocando el Santo Nombre de Jesús.

Enlaces de hoy:

Hesiquía y compunción

Escucha y silencio

El sentimiento espiritual

Queridas hermanas/os en Cristo Jesús: Mientras se suben dos vídeos acerca de la práctica sugerida para estos últimos días del mes les dejamos aquí parte de los textos de apoyo para las mismas. Un abrazo fraterno, invocando el Santo Nombre de Jesús.

«El problema que, más que cualquier otro, debe preocupar a aquel que quiere encontrar a Dios es el desorden de sus pensamientos y de sus deseos. Debe poner todo su celo en eliminar este desorden. Solo existe un medio para lograrlo: adquirir el sentimiento espiritual, es decir, el calor del corazón junto al recuerdo de Dios.

… esta luz interior se extiende igualmente a las cosas exteriores y revela lo que hay de bueno a pesar de los obstáculos. En una palabra, a partir de ese momento comenzará para ustedes esta vida espiritual auténtica y efectiva que buscan hasta aquí y que no se manifestaba más que de una manera esporádica… Cuando el intelecto está en el corazón, esta unión constituye de hecho la restauración de nuestro organismo espiritual.

El Señor vendrá a derramar su luz en el entendimiento para purificar las emociones y guiar las actividades. Sentirán fuerzas que hasta aquí no conocían. Esta luz vendrá, será imperceptible a los sentidos y a la vista, invisible y espiritual, soberanamente eficaz. El signo de este advenimiento es el nacimiento de un calor constante en el corazón.

Cuando el intelecto permanece en el corazón, este calor constante infunde en él el recuerdo de Dios, les da el poder de permanecer en el interior de ustedes mismos y entonces todas sus potencialidades interiores llegan a ser realidad. Aceptan lo que es agradable a Dios y rechazan lo que le desagrada. Todas sus acciones son cumplidas con una conciencia precisa de lo que Dios quiere que sean; reciben la fuerza de gobernar el curso de la vida, tanto dentro como fuera, y llegan a ser maestros de sí mismos…»

de págs. 53/54 en “Sublimidad de la oración interior” – Antología de autores espirituales – Ed. Lumen 2010

Curso sobre mística cristiana

María Toscano Liria nos habla sobre Pseudo Dionisio Areopagita, iniciando así el curso sobre «Mística cristiana de todos los tiempos» que se brinda en la Comunidad del Santo Nombre.

La obra espiritual

Hermanas/os queridos en Cristo Jesús: Nos apoyaremos en este texto de abajo y similares para reforzar la práctica de la oración del corazón durante el resto del mes. Sugerimos leerlo varias veces y tomar nota de cualquier duda o consulta que pudiera surgir. Si Dios quiere el próximo jueves publicaremos un vídeo comentando varios temas derivados del mismo. ¡Un abrazo fraterno invocando el Santo Nombre de Jesús!

«Es muy importante en la vida espiritual tener la experiencia de una cierta sensación de calor. Aquel que experimenta esta sensación está siempre dentro de sí mismo, en la celda de su corazón… En el momento en que se despierten a la mañana, pongan cuidado en recogerse interiormente y en despertar en ustedes una sensación de calor. Consideren esta calidez como una condición normal. En el momento en que cese, pueden tener la seguridad de que su interior no está más en orden.

Cuando, desde la mañana, despertaron en ustedes este calor y se establecieron en el recogimiento, deben cumplir con todos sus otros deberes de tal manera que no destruyan este orden interior, y cuando tienen la elección, hagan lo que por naturaleza pueda favorecerlo. No hagan jamás algo que pueda destruirlo, sería actuar como si ustedes fueran su propio enemigo. Simplemente tomen como un deber el recogimiento y el calor interior, manteniéndose en pensamiento ante Dios. Esta atención por sí sola les revelará lo que deben hacer y lo que deben evitar.

Encontrarán una ayuda todopoderosa en la Oración de Jesús. Su práctica deberá llegar a serles tan habitual que brotará continuamente desde lo más profundo de su corazón. Este hábito no se establecerá sin un trabajo asiduo… permanezcan en una actitud de oración, sentados o de pie ante las imágenes, y lleven su atención allí, donde se encuentra su corazón.

Una vez hecho esto, sin prisa, pónganse a recitar la oración de Jesús, recordando sin cesar la presencia de Dios. Hagan esto durante una media hora, una hora o más. Será penoso al principio, pero una vez que lo conviertan en hábito, llegará a ser natural como la respiración. Cuando hayan restaurado así el orden interior, “la obra espiritual” comenzará a desarrollarse en ustedes…»

Extraído de págs. 59 y 60 de «Sublimidad de la oración interior» – Antología de autores espirituales – Ed. Lumen.

La imagen es de Cathopic

Queridas hermanas/os en Cristo Jesús: Este próximo miércoles 16 de febrero a las 15 horas de Argentina, 19 hs. de España y demás horarios equivalentes, Dios mediante, iniciamos el curso sobre «Mística cristiana de todos los tiempos», con una clase sobre Pseudo Dionisio Areopagita y la vía apofática, que nos brindará María Toscano Liria en una aula abierta a la que están todos invitados. Luego de su exposición podrán efectuarse preguntas y al final compartiremos unos momentos rezando en comunidad La oración de Jesús. El enlace será el mismo que para las oraciones:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Enlace de hoy:

La oración lima asperezas

Un amor íntegro

«Pues, a aquel que ha de estar bien encaminado, le debe suceder una de dos cosas: o tiene que aprender a tomar y retener a Dios en las obras, o debe dejar todas las obras. Pero, como el hombre en esta vida no puede estar sin actividades, ya que éstas pertenecen al ser-hombre, y se dan en múltiples formas, le hace falta aprender a poseer a su Dios en todas las cosas y no sentir impedimentos en ninguna obra ni lugar alguno, y por ende: cuando el principiante tiene que obrar alguna cosa junto a otras personas, ha de cerciorarse fuertemente de Dios, colocándolo fijamente en su corazón y uniendo a Él todas sus aspiraciones y sus pensamientos, su voluntad y sus fuerzas, de modo que en este hombre no pueda configurarse la imagen de ninguna otra cosa.

14.   De la verdadera confianza y de la esperanza.

Al amor verdadero y perfecto hay que conocerlo por si uno tiene gran esperanza y confianza en Dios. Porque no existe nada mejor que la confianza para saber si se tiene un amor íntegro. Pues, cuando alguien ama grande y perfectamente a otro, se produce confianza; porque todo cuanto uno se anima a creer de Dios lo encuentra de veras en Él y [aún] mil veces más. Y así como un hombre nunca puede amar demasiado a Dios, tampoco puede confiar jamás demasiado en Él.

Todo cuanto se haga, no es tan provechoso como [tener] una gran confianza en Dios. Nunca dejó de obrar grandes cosas con quienes alguna vez lograron tenerle una gran confianza. En todas estas personas ha demostrado claramente que esta confianza proviene del amor; pues [el] amor no sólo tiene confianza sino que posee también un saber genuino y una seguridad carente de dudas».

del Maestro Eckhart (Tratados y sermones)

¡Gracias Hna. Bibiana OIC por recordarnos este texto! (La imagen es de Cathopic)

Inicio del curso

Queridas hermanas/os en Cristo Jesús: Este próximo miércoles 16 de febrero a las 15 horas de Argentina, 19 hs. de España y demás horarios equivalentes, Dios mediante, iniciamos el curso sobre «Mística cristiana de todos los tiempos», con una clase sobre Pseudo Dionisio Areopagita y la vía apofática, que nos brindará María Toscano Liria en una aula abierta a la que están todos invitados. Luego de su exposición podrán efectuarse preguntas y al final compartiremos unos momentos rezando en comunidad La oración de Jesús. El enlace será el mismo que para las oraciones:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Dos enlaces:

El blog del padre José Antonio (Homilía del domingo)

El canal de Youtube de Candelas

La patria del silencio

«La patria del silencio, el solar del silencio, no es este lugar geográfico, no es un valle, ni un desierto, ni un bosque, ni una montaña; es tu corazón. El silencio no existe de por sí; solo existe si tu corazón es silencioso. Por eso no vamos a gastar energías en controlar, en vigilar el silencio, ni en quejas ni en resistencias. Todo esfuerzo es para adentrarnos en nuestro corazón.

De no aceptar este ritmo, esta atmósfera remansada, es preferible despedirse y buscar otro clima. un silencio vigilado, impuesto, ya no es silencio. El silencio de cada uno es descanso de todos. El ruido no hace bien, daña, desajusta. El bien no se nota, no mete ruido».

Del libro «La oración del silencio» del Padre Moratiel

¡Gracias María Jesús por el texto!

Aquí dejamos la práctica semanal sugerida:

Dos enlaces sugeridos:

Mira que te mira

Una regla de vida

Encuentro mensual de intercambio

Queridas hermanas/os en Cristo Jesús: En unos minutos, este sábado 5 de febrero, a las 16 horas de Argentina, 20 horas de España y demás horarios equivalentes, nos encontraremos, si Dios quiere, para la reunión mensual de intercambio en La Comunidad del Santo Nombre. Al final del encuentro, como siempre, tendremos un momento de recogimiento, silencio y oración, mediante la invocación del Santo Nombre de Jesús. Están todos invitados. El enlace el mismo de siempre:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

La pertenencia del corazón

– La oración de Jesús es un camino a lo esencial, una vía hacia el centro de uno mismo.

¿Porque será que sintiendo un deseo tan intenso, que hasta considero un llamado, me cuesta tanto permanecer en ella?

– Es la costumbre generada por una vida dispersa. Te has acostumbrado a estar de aquí para allá en el cuerpo y en la mente. El hábito de ser “viajantes” de los sentidos nos hace la cosa difícil por la inercia que implica. “Todo acto que se repite, acrecienta su tendencia a una nueva repetición”.

Esto lo comprendes fácilmente al examinar los vicios. Sucede que  mientras mas se fuma mas se quiere fumar por ejemplo, el período de saciedad se va acortando; mientras mas comes mas quieres comer. Lo bueno de esta especie de ley de la inercia, es que la puedes usar a favor para acostumbrarte a nuevos hábitos saludables para el cuerpo y el alma.

En el caso de la oración de Jesús, mientras mas la repitas, mas fácil será a futuro acordarse de ella. Tiende a transformarla en la melodía constante que suaviza el fondo de tu mente y en el ritmo que te marca el paso en tus actividades.

Deja a un lado la preocupación por sus variaciones en ti. En algún momento será ferviente, en otro sin emoción que la acompañe, mas tarde se repetirá sin conciencia de ello; en otro momento la dirás agradecido por aquello bueno que has vivido, llegarás a decirla cada vez que te asalte la angustia…

No te vayas juzgando como buen o mal alumno respecto de la adquisición de la oración de Jesús. Es un don y un bien que no puede medirse. Muchas veces la puedes usar como calmante interior ante las variadas afrentas del mundo. Otras como una fuente que te da la fuerza necesaria para hacer con entusiasmo lo que emprendes.

Que la oración de Jesús sea como una bandera que se iza en tu alma al amanecer. Ella señala tu filiación, tu identidad profunda. Luego haces las cosas que el día reclama, pero la bandera queda allí, movida por la brisa de tu intención, señalando la pertenencia del corazón.

elsantonombre.org

Sugerencia temática y de práctica para el mes de febrero

Este sábado 5 de febrero, a las 16 de Argentina, 20 hs. de España y horarios equivalentes, nos reunimos en el encuentro mensual de intercambio, de La comunidad del Santo Nombre. El enlace es el mismo que para asistir a los encuentros de oración:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Invitación y Curso

¡Gracias Andrea por la foto!

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús: El próximo sábado 5 de febrero a las 16 hs. de Argentina (20 hs. de España y horarios equivalentes) realizaremos la reunión mensual de intercambio de La Comunidad del Santo Nombre. Si Dios quiere se realizará en el mismo enlace de Zoom que se utiliza para las oraciones que figura abajo. Habrá una temática para intercambiar en la división por salas a fin de ir aumentando nuestro conocimiento mutuo y unión en torno a la espiritualidad de La Oración de Jesús que nos reúne y anima. Están todos invitados, más allá del tiempo que lleven participando de las oraciones, encuentros o cursos.

También les informamos que el curso sobre mística cristiana de todos los tiempos, iniciará recién el día 16 de febrero, con la clase que nos brindará María Toscano Liria, sobre Pseudo Dionisio Areopagita y la vía apofática. Esta clase en vivo, con la modalidad de aula abierta, consistirá en una exposición y posterior serie de preguntas que podrán formular. Falta confirmar el horario del encuentro del que avisaremos pronto.

Enlace a Zoom para oraciones y encuentros en La comunidad del Santo Nombre:
https://us02web.zoom.us/j/88619724529

¡Oh Señor que bello eres!

¡Gracias Helen por la foto!

Hermanas/os queridos en Cristo Jesús: por ahora, la Comunidad del Santo Nombre realiza las oraciones de lunes a viernes en tres horarios: a las 7, 16:30 y 22 horas de Argentina (11, 20:30 y 2 am de España) y demás horarios equivalentes según cada país. Podéis acceder a estos momentos de recogimiento, oración y silencio directamente por ZOOM, donde tendréis también la oportunidad de colaborar con las lecturas u oraciones en este enlace:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Podéis también participar desde la emisión en vivo por YouTube, aunque es probable que algunas veces no podamos transmitir y/o grabar la oración por dificultades técnicas que estamos tratando de solucionar. Por eso siempre os recomendamos el Zoom al cual podéis entrar sin prender cámara si así lo deseáis. Aquí la dirección del canal de Youtube del Santo Nombre:

https://www.youtube.com/c/ElSantoNombreblog

Y ante cualquier dificultad con los enlaces o para ofreceros a participar activamente de los momentos de oración, podéis sumaros al chats creado a tal efecto:

https://chat.whatsapp.com/GwnjY24SJ5OBpZNRs4XI0w

Y aquí hay diversas prácticas y ejercicios que podéis repasar en torno a la espiritualidad hesicasta y de la oración de Jesús que difundimos en el blog:

Retiros y ejercicios varios

Cuidar el bien de la gracia

Práctica semanal sugerida

del 25 al 31 de enero de 2022

Práctica semanal sugerida

semana del 17 al 23 de enero de 2022

Dirigir la atención

Dirigir la atención, evitando que esta se dedique a divagar es una ascética importante. En realidad, es lo que permite el trabajo espiritual, el cultivo paciente de las virtudes que necesitamos. Sin atención somos presa fácil de los estímulos y nos debatimos entre vientos repentinos y cambiantes.

Vivo en aquello que atiendo. Mi mundo se configura según la dirección de mi atención. Toda experiencia es modulada por este foco de presencia. El cuerpo siempre esta llamando a la atención y la mente la demanda de continuo para ir tejiendo las divagaciones en las que se complace. El espíritu entonces se nos va deshilachando, se pierde en fragmentos que se dispersan.

¿Qué hacer entonces?

Apenas notemos que estamos en un estado de ánimo indeseable o no apto para servir al Señor, en definitiva, en una situación interior ajena a la divina presencia… hagamos un pequeño alto y preguntémonos: ¿A qué estoy atendiendo en este momento? Recordemos que aquello a lo que atiendo es lo que tiende a crecer en mi espacio de conciencia.

Verifiquemos entonces en la práctica, que si dirigimos la atención hacia factores diferentes el ánimo se modifica favorablemente. Por ejemplo, aquí en el inicio del retiro presencial… ¿Atenderé al calor excesivo o la posibilidad del encuentro fraterno con hermanas/os queridos? ¿Atenderé a ciertas carencias en el sitio o a la posibilidad de orar en comunidad? y así con el ejemplo que cada cual pueda aplicar en su vida cotidiana.

Es importante darnos cuenta, que podemos manejar la atención y por lo tanto el ánimo desde el cual vivimos. Es preciso reconocer que no somos esta o aquella emoción que ha surgido sino que estamos detrás de ella observándola y entonces, desde esa posición, podemos generar cambios globales en nuestro modo de sentir lo que vivimos. El ánimo no es algo impuesto a lo que debemos sucumbir sino un modo de posicionarse ante lo que ocurre y que depende de nuestra voluntad.

elsantonombre.org

Queridas hermanas y hermanos, si Dios quiere, reiniciaremos, ya desde Calmayo, las transmisiones en vivo de las oraciones por el canal de Youtube a través de la aplicación Zoom. Por ahora tan solo en el horario matutino y vespertino de lunes a viernes las 7 hs. y 16:30 hs. de Argentina 11 y 20:30 hs. de España y equivalentes. Lo haremos en el enlace habitual aquí abajo:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Y aquí el canal de YouTube donde se transmitirá:

https://www.youtube.com/c/ElSantoNombreblog

La oración nocturna continuará en el horario habitual por Zoom, sin transmisión en vivo, en este enlace:

https://us04web.zoom.us/j/8867412295?pwd=VUsyYU1ReTFvUzFHY0VzaU12N0xnZz09

Servir al Señor

Queridas hermanas y hermanos, un saludo fraterno desde Calmayo, en nuestra nueva locación. Aún sin las condiciones técnicas adecuadas, pero confiados en que pronto las tendremos. Muchas gracias por vuestras oraciones y buenos deseos y todo el afecto que nos hacen llegar. Empezamos compartiendo pequeños posts, reforzando nuestra práctica semanal. Un caluroso y fraterno abrazo para todos, invocando siempre el Santo Nombre de Jesús.

Entonces, ¿cuál es la prioridad?

Mantenerse enfocados, sabemos que hay un estado del ánimo que es el adecuado para servir al Señor; sintonizar esa frecuencia al iniciar la jornada y mantenerla el resto del día tiene que ser nuestra prioridad.

Este estado de la atención es lo que nos permite el recuerdo continuo de Dios, un actuar ante la Presencia y en definitiva lo que evita que hagamos el mal, en todo sentido. Podríamos decir en otras palabras: permanecer abiertos a lo que la gracia va actuando en nosotros y ser dóciles a sus indicaciones. Esto implica vivir desde el corazón o desde nuestro centro.

Tenemos herramientas sencillas de gran eficacia como por ejemplo el criterio de la inquietud. Si hay prisa en mis acciones ya sé que me he alejado del lugar correcto. O, en sentido inverso: Si estoy viviendo en un suave contento y moviéndome desde una vitalidad tranquila, estoy bien orientado.

Todos los recursos apuntan a lo mismo, vivir en Su presencia y a actuar según ella nos sugiere. Antes de cada acción invocar el Santo nombre, orar durante la tarea y descansar en su providencia que a todo lo organiza en función de nuestro bien.

La vida espiritual no es complicada como la vida mental. Unos pocos elementos son necesarios y perseverar en ellos nos permite cosechar los frutos. ¿Qué debo hacer? Vivir para restablecer mi naturaleza original, es decir actuar enteramente como hijo del Padre. Mucha oración, atención vigilante y entrega confiada.

primer post desde Calmayo

Aquí abajo un grupo de Whatsapp donde podéis ofreceros para colaborar en las oraciones o, llegado el caso, pedir ayuda para actualizar los enlaces si hubiera dificultad:

https://chat.whatsapp.com/GwnjY24SJ5OBpZNRs4XI0w

Estar siempre en casa

día 3

Haz clic aquí para los cuatro textos enviados por participantes del retiro que complementan los temas vistos

Podemos encontrarnos para orar e intercambiar sobre los temas del retiro en este enlace:
https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Puedes participar este domingo 9 de enero de 2022 a las 7 hs. de Argentina (11 hs. de España) y a las 16 hs. de Argentina (20 hs. de España) Revisa en google la diferencia horaria en tu país.

La vida tiene sentido

día 2

Citas bíblicas recomendadas: 1ª Cor 15, 25-26; 1ª Cor 15, 50; 2ª Cor 5, 4-18; 1ª Cor 15, 28; Rom 8, 18-22; Fil 3, 21; 2ª Cor 4,6; Col 1,19-20; Ap, 21, 3-4; Is 25, 8 y 2ª Cor 12, 2 y ss.

Frases que sirven de apoyo:

«La esencia de la hesiquía no es la reclusión en un lugar desierto sino la permanencia ininterrumpida en Dios».

«La negligencia de la ascesis es el olvido de la humildad, porque implica creer que uno posee la perfección de manera definitiva; y el olvido de la humildad es el inicio de la perdición, la pérdida de la transparencia, la caída abismal en el orgullo».

«El velo del amor a sí mismo cubre el corazón, impidiendo que le sean revelados los fundamentos del universo» – Pedro Damasceno en Filocalia.

«Se descubre a la humildad como la auténtica y única vía de acceso a nuestra primera identidad: Ser imágenes, iconos de Dios. A través de la humildad el hombre puede recibir este sello sin apropiárselo».

Del libro de J. Melloni «Conocimiento espiritual en la Filocalía»; frases citadas de Filocalía y propias del autor

Podemos encontrarnos para orar e intercambiar sobre los temas del retiro en este enlace:
https://us02web.zoom.us/j/88619724529

A las 7 hs. de Argentina (11 hs. de España) 16 hs. de Argentina (20 hs. de España) (El sábado y domingo no habrá oración nocturna)

Vivir según la fe

Día 1

El grado de agitación, preocupación y ansiedad que vivimos en el cotidiano nos viene a mostrar el grado de nuestra fe. El afán crispado de control, la prisa y la angustia persistentes nos hablan de lo poco que creemos en Dios, en su presencia cercana y personal y en su continuo acompañamiento.

No es posible vivir con paz en el corazón sin una fe profundamente enraizada que se manifieste como práctica concreta en las acciones de cada día. ¿Cómo hacer para cultivar y hacer crecer esa fe que caracteriza a los santos? ¿Cómo vivir la certeza viva que unificándonos por entero nos permita ser ámbito de una mirada trascendente? Necesitamos la oración pidiendo la gracia de la fe y también el coraje de la entrega antes de la certeza. Necesitamos vivir según lo invisible en medio de lo visible y eso es coherencia radical.

Revisemos tranquilamente y con interés meditativo las áreas de nuestra vida, sobre todo las que presentan conflicto en nuestra situación actual y preguntémonos:

¿Cómo actuaría si de veras fuera yo una persona de inquebrantable fe? ¿Qué hábitos, actitudes o conductas concretas modificaría?

Citas bíblicas que pueden servir de apoyo: San Juan 8, 32 / San Juan 7, 18 / 1ª Juan 2, 4; 2, 22 – 4, 2; – 4, 8 / 2ª Juan 1,4 y 3ª de Juan 3-4 / 2ª Corintios 4,4 y San Juan 8, 29

Dos frases a tener en cuenta:

«… pues el concepto pleno de la verdad ofrecida por el Evangelio consiste precisamente en esa manifestación viviente de la teoría en la práctica, del saber en el obrar». (Si permanecéis en mi palabra, conoceréis la verdad) Juan 8, 32.

«…los santos… lo que enseñan lo viven, con una unidad tan directa, por no decir ingenua, que no conocen el dualismo de épocas posteriores entre dogmática y espiritualidad».

Hans Urs Von Balthasar – Ensayos teológicos I – «Verbum Caro»; del capítulo «Teología y santidad» (Publicado por «Los libros del monograma», Madrid 1964; páginas 236 y 237)

Podemos encontrarnos para orar e intercambiar sobre los temas del retiro en este enlace:
https://us02web.zoom.us/j/88619724529

A las 7 hs. de Argentina (11 hs. de España) 16 hs. de Argentina (20 hs. de España) y 22 hs. de Arg. (2 hs. de España)

La paz del corazón

Una espiritualidad hesicasta

retiro virtual

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús: si Dios quiere este viernes 7 de enero y hasta el domingo 9 inclusive realizaremos el retiro virtual. La modalidad será la siguiente:

En la madrugada de cada día (2 am de Argentina, 6 am de España y horarios equivalentes) publicaremos un vídeo con la exposición sobre el tema del día, la propuesta en general y algunas prácticas particulares. Cada uno lo puede ver en el horario que le sea más conveniente.

La oración de la mañana se mantiene en el horario habitual (7 am Arg. 11 de España etc.); luego de esta, quién lo desee podrá permanecer en el zoom (sin transmisión en vivo ni grabación); por si es necesario consultar algo respecto de lo propuesto en el vídeo del día o temas afines.

A la tarde de cada día, se realizará un tiempo de intercambio grupal entre todos y si el número de asistentes lo permite nos dividiremos por salas de intercambio; luego compartiremos lo visto allí y al final rezamos La oración de Jesús durante unos minutos. (Esto será desde las 16 horas de Argentina; 20 hs. de España, en adelante y no será grabado ni transmitido)

La oración de la noche (22 hs. de Argentina) se mantiene sin cambios y se efectuará el viernes y el sábado. En cambio el día domingo, al promediar el encuentro de intercambio de las (16 Arg. /20 hs Esp) tendremos una misa virtual en vivo, oficiada por el Padre José Antonio Heredia OP, muy en la tónica del Santo Nombre. Y con esto cerramos el retiro.

El enlace para participar en todas las instancias es el mismo que venimos usando para las oraciones: https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Para participar del retiro no es necesario anotarse ni efectuar pago alguno. Si alguien quiere y puede, agradecemos vuestras donaciones a través de alguno de los medios aquí listados.

Cualquier duda puedes comunicarte al +54-9-351-3095309

La imagen es de Cathopic