7° Clase de Fenomenología

Tabla de contenidos


Aquí debajo dos ejercitaciones aportadas por Sergio Cardona en torno a lo sugerido en su vídeo “Sobre las emociones”

¿Quién soy y cómo conocerme mejor?

Las emociones

2 Comments on “7° Clase de Fenomenología

  1. La mayoría de las veces hago lo que no quiero, me sorprendo con actitudes
    incoherentes con mi estado, advierto que no soy dueña de mí misma,
    carezco de libertad y más bien obro esclava de mis pasiones; estado que al
    concientizarme de ello me entristece. “¡pobre de mí, ¿quién me librará de
    este cuerpo de muerte?”. En tales momentos me expreso igual que el
    Apóstol.
    Mi percepción del mundo, de lo que acontece, de las personas surge
    condicionada por mis estados anímicos y el instante presente suelo dejarlo
    marchar por mi falta de atención. Se presenta con frecuencia en mi mente
    imágenes que me hacen vivir más de la ilusión que de la realidad,
    atenderlas genera en mí en mayor o menor grado sufrimiento o placer.
    Algunas con carga de más intensidad me afectan y crean cierta parálisis
    que me impide avanzar y más aún me detienen en estériles apreciaciones
    sobre todo en lo tocante a lo afectivo que me lleva más tiempo armonizarlo,
    equilibrarlo, el ego buscador de su propio interés siempre está girando en
    torno de sí, ordenando todo a un amor exagerado donde los demás ocupan
    el segundo lugar.
    Esto genera en mi interior dolor, confusión, un sufrimiento que me alerta
    de mi alejamiento con mi modelo de conducta, las imágenes de copresencia
    y colectoras, testigos de mis propósitos, luchas, esfuerzos me vienen a
    recordar la importancia de volverme, convertirme a esa intención, a ese
    amor primero. Debo procurar tener, ahorrar energía, ser consciente, atenta,
    coherente, esto es, estar conectada con la fuente divina, sin esa corriente de
    luz ¿cómo podría darle verdadero sentido a mi vida? Es el abandono
    confiado a su acción, a su voluntad, mi total dependencia responsable a su
    amor lo que me conduce a la paz y a su plan salvífico sobre mí. Es dejar de
    batallar contra el pasado, presente y futuro, para vivir la entrega generosa y
    simple del instante presente. Pero solo la verdad me hará libre, me dará la
    luz del conocimiento de los automatismos que han oscurecido y me han
    alejado de lo que verdaderamente soy.

    Me gusta

    • Al parecer en algunas páginas del curso no clickamos en la opción de permitir comentarios. Corregimos ya esa opción y agregamos ahora este resumen aportado por una participante de vida consagrada. Un saludo fraterno a todos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: