Etiqueta: “El Abandono en la Divina Divina Providencia”

El alma de buena voluntad

* Tomás le contestó: «Señor mío y Dios mío» (Jn 20,24-29) «Después de esto se acercó a la lámpara y todos se agruparon en torno de Él. Tomás, muy avergonzado en la presencia del Señor, se había retirado algo más atrás. Jesús tomó con su…