Eucaristía de lo cotidiano

Rara vez notamos cómo cada día es un lugar santo donde sucede la Eucaristía de lo ordinario, transformando nuestros fragmentos rotos en una eterna continuidad que nos protege.

En algún lugar de nosotros preside una dignidad más agraciada que la debilidad, que nos alimenta con miedo y fuerza, una dignidad que confía en la forma que el día toma.

Así que al final de este día damos gracias por estar comprometido con el misterio y por el trabajo secreto a través del cual la mente del día y la sabiduría del alma se convierte en una.

John O’Donohue

Extracto de: ‘La historia interior de un día’

3 Comments on “Eucaristía de lo cotidiano

  1. Paz y bien, “En algún lugar de nosotros preside una dignidad más agraciada que la debilidad” asi es, bendiciones hnos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: