EL DISCÍPULO

Tu lenguaje, Señor, es muy sencillo, mas no así el de tus discípulos que hablan en tu Nombre.

Yo comprendo la voz de tus alas y el silencio de tus árboles.

Comprendo la escritura de tus estrellas con que nos explicas el cielo.

Comprendo la líquida redacción de tus ríos y el idioma soñador del humo, en donde se evaporan los sueños de los hombres.

Yo entiendo, Señor, tu mundo, que la luz nos describe cada día con su tenue voz.

Y beso en la luz la orilla de tu manto. El viento pasa enumerando tus flores y tus piedras. Y yo, de rodillas, te toco en la piedra y en la flor.

A veces pego mi oído al corazón de la noche para oír el eco de tu corazón.

Tu lenguaje es sencillo, mas no así el de tus discípulos que hablan en tu nombre.

Pero yo te comprendo, Señor.
RABINDRANATH TAGORE

2 Comments on “EL DISCÍPULO

  1. Bendita palabra y que no es ruido ,, que evoca a la PALABRA SILENCIOSA de la COMUNION y revota en el CUENCO de mi corazon con ecos de ALEGRIA !!!!

    Me gusta

  2. Enseña el Santo Padre San Juan de la Cruz (Dichos de luz y amor) “Una palabra habló el Padre, que fue su Hijo, y ésta habla siempre en eterno silencio, y en silencio ha de ser oída del alma”.Muchas palabras hablamos, muchas que se lleva el viento, cómo hemos de escuchar la única y verdadera Palabra? en silencio como dice san Juan de la Cruz. Bendiciones y me encomiendo a vuestra oración. P. Juan Cardona

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: