Algunas respuestas III

Elias dijo:

Hola, Paz de Jesucristo con ustedes. Quisiera pedir su consejo para aquietar los pensamientos mientras hago la oración silenciosa. Saludos y gracias por atender

Estimado Elías, le saludo invocando a Jesucristo.

La mente es más veloz y difícil de atrapar que el viento decía algún monje en Filocalía. Por otra parte sucede el siguiente fenómeno interior: Aquello a lo que le damos nuestra atención crece y se fortalece, sea esto negativo o positivo.

Así es que, luchar contra el surgimiento de los pensamientos solo logra fortalecerlos. Lo que conviene es llevar nuestra atención a la repetición sentida (con el mayor sentimiento posible) de la oración, ignorando el ir y venir de los pensamientos, de igual manera que hacemos con los ruidos de los autos en la calle, mientras estamos en la casa.

Uno sabe que los autos van y vienen, uno en cierto modo “escucha” sus ruidos, sin embargo no les presta la menor atención; uno ya sabe que hay ruidos más fuertes, más suaves, más graves, más agudos y que provienen de este o aquél tipo de vehículo…

Con los pensamientos hay que hacer igualmente. Son todos repetitivos, similares, todos giran en torno a nosotros mismos y siempre calculando, analizando, negociando, revisando, comentando, algo que tiene que ver con nosotros mismos, esta pequeña persona.

Por lo tanto, lo mejor es ignorarlos y concentrarse (llevar la atención a la oración y al sentimiento de devoción). También puedo decirle, que hay una proporción directa entre nuestra confianza en la voluntad de Dios y la disminución de los pensamientos.

No se desaliente nunca, le mando un saludo fraterno, invocando el Santo Nombre del Señor Jesús.

José dijo:

Hola quisiera saber cual es la formula mas adecuada y si es posible repetirla en toda ocasión y circunstancia. Gracias.

Estimado José le saludo invocando el Nombre del Señor.

La fórmula tradicional en la historia de la vida monástica, ha sido el “Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten piedad de mí”, en el idioma de aquél que ora, a fin de poder seguir el significado mientras se reza.

Sin embargo, conviene ajustar la jaculatoria a la necesidad espiritual de la persona, sabiendo que no ha de modificarse muy seguido. Si, quizás, cuando se cambia de situación o etapa espiritual, lo cual no ocurre muchas veces durante la vida.

Mejor frases cortas que largas eso sí, ya que mientras más extensa, más oportunidad tiene la mente de introducirse a discurrir sobre cualquier cosa.

Hay quienes sostienen que la repetición de solo el Nombre de Jesús facilita la concentración en la oración. Esto valdría igualmente para la palabra Dios o Señor, todas que aludan en forma directa a la divinidad. No les falta razón, lo breve ayuda a concentrar, de todos modos muchas veces, se necesita cargar de significado la frase para ayudarse a sostener la atención.

Como requisito mínimo, le diría que el Nombre de Jesús, no puede faltar, habida cuenta de que en Él, no sólo está su recuerdo sino su misma Presencia.

Le saludo fraternalmente, invocando el Nombre de Jesús.

Continúa en el próximo post

3 Comments on “Algunas respuestas III

  1. Estas preguntas y respuestas me están ayudando mucho para mi proceder en la oración y creo que deben ser muy saludables para los que somos principiantes. Por favor, sigan este mismo procedimiento de preguntas y respuestas y que Dios se los pague en bendiciones. Hermana Isabel

    Me gusta

  2. Gracias por aquellos que preguntan y por la claridad de las respuestas. Unidos en la invocación del Nombre de. Jesús.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: