Filocalía 2020

Hermanas/os en el amor a Cristo Jesús: A raíz de la situación general que es de público conocimiento, hemos decidido abrir cada semana una clase del curso de Filocalía, para hacer nuestra pequeña aportación a la situación de confinamiento de muchos de vosotros. Os enviamos un gran abrazo a todos, invocando siempre el Santo Nombre del Señor Jesús.

1° ClaseSíntesis del núcleo de las enseñanzas filocálicas

Muy estimadas/os en Cristo Jesús. Cualquier duda o pregunta, recordad que estamos a vuestra disposición por correo, whatsapp o a través de los comentarios en esta misma página. Un saludo fraterno, invocando a Jesús.

Aquí un texto sugerido:

El Poder del Nombre

Un enlace recomendado

De la era actual, el nihilismo y Jesucristo

10 Comments on “Filocalía 2020

  1. Querido hermano: Creo entender ahora esta diferencia entre placer y felicidad, llevándolo a mi propia vida. Muchas veces me pasó y me pasa que tengo grandes deseos de alcanzar algo material o metas que me propongo y una vez alcanzadas esas cosas que me producen placer rápidamente quedan en el olvido o descartadas y las reemplazo por una nueva necesidad o mejor dicho deseo y se produce un encadenamiento de alcanzar deseos que me dan placer pero que en realidad nunca terminan. Siempre quiero algo más? Será la felicidad a la que vos te referís y que es inmutable, lo que en realidad busco y no encuentro? Es evidente que vivo de momentos fugaces que no me terminan satisfaciendo nunca del todo. es Así? me hago entender? Un abrazo! Christian.

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias hermano. Sí que me aclara y mucho.
    Tomo nota cuando escucho los audios, y ahora de tu contestación, al volver a escribir e ir meditando, creo que logro entender en el sentido que se dijo. La contestación de ahora clarifica lo escuchado. Gracias.
    Un saludo en Jesús el Señor

    Le gusta a 1 persona

  3. Estimado Hermano: Respecto a la duda que ayer comentaba.
    No logro distinguir mucho entre placer y felicidad, al menos en cuanto a la explicación dada.
    Por ejemplo, voy a visitar a mi madre mayor una vez al año, eso indudablemente me alegra, me hace feliz, pero según lo escuchado, al no ser algo duradero sería ¿placer? esta es mi duda.
    Gracias por todo.
    Un saludo invocando el Santo Nombre de Jesús.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola María, te saludo en Cristo. En el ejemplo que pones, sería un placer que brota de la felicidad del amor que sientes por ella. Lo que en realidad queríamos explicar (veo que posiblemente haya que aclararlo más) es que el placer deriva desde la búsqueda de completar una carencia (real o imaginaria) y fugaz por esencia, ya que al completarse la carencia el placer desaparece. La felicidad como la entendemos surge de la completitud interior y va desde el interior al exterior. La verdadera felicidad sería así no dependiente de lo que suceda sino propia y esencial del corazón. Por ejemplo: La gracia que vive en el corazón, nos hace felices; de ese modo formamos una familia, que viene a ser la manifestación tangible de dicha felicidad. Ahora, dentro de la vida familiar viviremos placeres y dolores, pero todos ellos dentro del marco de la felicidad de la vida de familia. Dime hermana si te aclara algo, de todos modos continuaremos el tema en algún vídeo corto pronto si Dios quiere. Un abrazo fraterno en Cristo.

      Me gusta

  4. Muy interesante todo lo que aquí se enseña. El Señor nos bendiga por este medio y llene nuestro corazón de oración continua.
    Comparto alguna cita.
    De la Carta festiva sobre la Resurrección
    S. Atanasio
    Finalmente, ningún hombre sale del pecado y se aferra a las virtudes si no es por medio de la meditación en las obras. Practicando el ejercicio de la piedad consigue la profesión de la fe: esa corona de la justicia que Pablo adquirió luchando y que no era sólo para él sino para todos los que son semejantes a él en esto. Este tipo de meditación y el ejercicio de la piedad, que siempre fue algo familiar para los Santos, debe ser también hoy para nosotros algo familiar, especialmente cuando la Palabra quiere que celebremos con ellos la fiesta. ¿Qué otra cosa es la fiesta sino la adoración continua de Dios, el reconocimiento de la piedad y la oración incesante y unánime realizada de todo corazón? Pablo, queriendo que tuviéramos esta disposición en todo momento, nos lo mandó cuando dijo: “ Estad siempre alegres, orad sin cesar, dad gracias por todo”

    De las Sentencias de los Padres
    Abba Benjamín
    “Abba Benjamín dijo a sus hijos antes de morir: Haced esto y os salvaréis: alegraos siempre, orad incesantemente, en todo dad gracias”

    En otro momento plantearé algo que no logro tender muy bien.
    Un saludo invocando el Santo Nombre de Jesús

    Le gusta a 1 persona

  5. Pero esto es estupendisimo! Entonces vais a ir enseñando la Filocalía con videos semanales durante dos años?
    Muchísimas gracias hermanos, que Dios os bendiga!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: