2° Clase de filocalía

Estimadas/os en Cristo Jesús, como hemos dicho, mientras dure el confinamiento en España y otros países, iremos publicando semanalmente, sin restricción, las clases del curso de Filocalía para contribuir en nuestra pequeña medida a la situación general. Solo mantenemos privados los comentarios e intercambios efectuados entre los alumnos regulares. Cualquier duda o aporte lo podéis realizar al final del post. Que Cristo os cuide.

Casiano, El Romano.

La continencia del estómago y el espíritu de fornicación.

Citas bíblicas recomendadas y Transcripción en Word

Eucaristía de hoy sábado 28 de marzo

6 Comments on “2° Clase de filocalía

  1. Al hilo el segundo vídeo, vienen a propósito las palabras del Papa Francisco en el día de hoy:
    “Tener un corazón puro es un camino de purificación interior. Hay que reconocer que, con frecuencia, nuestro peor enemigo está escondido dentro de nosotros mismos, y necesitamos convertirnos al Señor. Este proceso implica reconocer la influencia del mal que hay en nosotros, y dejarse conducir con docilidad por el Espíritu Santo; es un camino de maduración que supone renuncia, sinceridad y valentía.”
    Un saludo en Cristo Jesús

    Le gusta a 1 persona

  2. Termino de escuchar la 1ª parte de esta segunda clase. Es muy interesante todo lo que en ella se dice. Mi gratitud por ello.
    A mi me parece que la sobriedad es algo que debe regir la vida de todo cristiano, en cualquier ámbito. Pero aun siendo sobrios hay pequeñas cosas que pueden hacer que tengamos el cuerpo a nuestro servicio, creo simplemente que es algo que nos ayuda a darnos cuenta de que nosotros somos algo más que nuestro cuerpo.
    Me atrevo a decir alguna pequeña sugerencia de tipo práctico en cuestión de comidas. Por ejemplo, por principio, no levantarse de la mesa sin haber realizados algún tipo de renuncia, o como se decía, algo menos de cantidad, no condimentar más de lo ya servido, o terminar la comida llevándose a la boca un pedazo de pan, beber un vaso de agua, o lo que sea que anule el regusto que queda. Pero no sólo porque eso nos ayuda a nosotros, a un mayor dominio, sino también pensando en tantos que ya quisieran algo de lo que nosotros nos llevamos a la boca, debemos ser solidarios incluso en nuestra intenciones.
    Un saludo en Cristo Jesús

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola hermana, tienes razón al aplicar lo que aporta Casiano trasladándolo a nuestra situación actual e intentando adaptarlo a nuestras dependencias. El degustar platos de variados saber no está mal en sí mismo; nos referíamos a toda una cultura que se externaliza y busca en estas “variedades” mantenerse distraída de las cosas esenciales. Por cierto que toda manifestación de la belleza evidencia de modo explicito el amor de Dios en la creación y en nosotros, ya que nos ha dado la cualidad de saber apreciarla. Un saludo en Cristo Jesús, gracias por participar.

    Me gusta

  4. Buenos días, hermanos. Como mujer casada y madre, vivo todo esto de forma bastante diferente, aunque el fin sea el mismo, y eso es lo importante: vivir ya en esta vida terrenal unida totalmente a Dios y en su Presencia.
    Las recomendaciones de “quedarse con algo de hambre” y “no picar aquí y allá, probando novedades” me las voy a aplicar de hoy en adelante al uso que doy a internet, que es donde las necesito con urgencia.
    Desde muy joven me enseñaron la importancia de la moderación en el comer para facilitar el encuentro con Dios. Suelo usar platos de menor tamaño de los normales, pienso que es algo que ayuda. También veo que ayuda y es más saludable para cuerpo y espíritu prescindir de comidas precocinadas (cargadas de aditivos que intensifican el ansia por comer) y tratar de buscar lo natural y artesano.
    Personalmente la comida me acerca a Dios, y me gusta que se valore tanto hoy en día la comida exquisita (ya sea rústica o sofisticada) porque trae a mi memoria la Palabra de Dios, el más delicioso de los alimentos, y asi puedo apreciar más sus matices, aromas, contrastes, etc cuando la degusta mi alma.
    También valoro la vajilla que se usa. En casa prefiero igualmente usar variedad de elementos naturales y artesanos, especialmente de barro (cerámica), que es precioso hasta cuando se rompe un poco, es lo más ecológico y se lava perfectamente en el lavavajillas. No debemos olvidar que somos de barro…
    En casa hace muchos años decidimos desconectar la televisión y usar la pantalla solo para ver las películas o series que nos gustan. Pienso que esa decisión de cortar por lo sano y no tener televisión ha sido un acierto total.
    Y esto es lo que os puedo compartir.
    Muchísimas gracias y Feliz Día del Señor!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola hermana, tienes razón al aplicar lo que aporta Casiano trasladándolo a nuestra situación actual e intentando adaptarlo a nuestras dependencias. El degustar platos de variados saber no está mal en sí mismo; nos referíamos a toda una cultura que se externaliza y busca en estas “variedades” mantenerse distraída de las cosas esenciales. Por cierto que toda manifestación de la belleza evidencia de modo explicito el amor de Dios en la creación y en nosotros, ya que nos ha dado la cualidad de saber apreciarla. Un saludo en Cristo Jesús, gracias por participar.

      Me gusta

  5. Pingback: Eucaristía del Domingo | Fraternidad Monástica Virtual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: