Categoría: textos propios del blog

La gracia y la desgracia

¿No eras Tú el que me llamó a la soledad del campo? ¿No eras Tú quién me inspiró para vivir frugal del fruto de mi huerto?

Dejar lo que sobra

Es importante empezar a simplificar todo. Diferenciar necesidad de deseo. Hacer más despacio. No comprometernos con muchas cosas…

Espiritualizar los actos

Esta mirada que abarca al que hace y a lo hecho proviene desde los sentidos espirituales…

Desaparecer en Ti

Ayúdanos a recordar que es a Ti a quién amamos detrás de los deseos múltiples que nos encadenan…

Abrir los sentidos espirituales

¿Cuántas actividades fueron para anestesiar el dolor que me provoca Tú ausencia?…

Cambio de hábitos

“El primer paso para cambiar un hábito es reemplazarlo por otro”…

Renovar el jardín

Por toda tu atención en esta pequeña maravilla y poco a poco retira de su entorno…

El desierto de lo imprevisto

La irrupción del desierto en nuestra vida, -el surgimiento de lo no deseado o la caída de las ilusiones- es una forma en la que Dios nos llama al despertar del espíritu.