Momentos de la oración

Photo by Pixabay on Pexels.com

“Hay momentos en que la oración surge con mucha facilidad. Como si nunca se fuera a ir. Como si siempre hubiera estado y fuera a estarlo por siempre. De pronto desaparece, forma como manchas de ausencia. Sabemos que está ahí, nada más desocuparnos volverá. Los días se vuelven lisos, resbalamos por ellos sin dejar huella.

Retornamos conscientemente a la oración y los días se hacen porosos, sin darnos cuenta, como si donde había un muro de cemento armado hubiera aparecido una pared ladrillos, con huecos para poner libros o macetas o donde se puede echar a dormitar un gato. Una pared donde la vida puede demorarse.

Y vuelve la demora, el sosiego. La oración, que se desenvuelve en el tiempo, nos regala esos huecos de eternidad, donde se instala la vida. Sin que notemos saltos o interrupciones, apenas un pozo aquí y allá donde las aguas se demoran y podemos dejarnos estar, sin nada que nos turbe”.

Andrés Schmidt – Escritor – Practicante del Camino del Nombre.

Centro de Espiritualidad Ignaciana

La práctica de la “No-Reacción” 1° parte y 2° parte

2 Comments on “Momentos de la oración

  1. Gracias, Andrés, por tu compartir y tu buen decir.
    Dios se vuelca en los participantes de este blog que saben tan bien decir con palabras lo que llevan en el corazón.
    Un saludo invocando el Santo Nombre

    Me gusta

  2. Pingback: Encuentro virtual | Fraternidad Monástica Virtual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: