No resistirse

Respirando… inhalando y exhalando junto a la invocación, sentí como algo se “quemaba” en mí dando luz al alma entera. El fulgor le viene de un madero antiguo, ensangrentado, ardor intacto de un acto de amor divino.

Elsantonombre.org

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: