Día 1 – La gratitud

Hermanas y hermanos invoquemos

El Santo Nombre de Jesús.

Damos comienzo a estos 30 días de ejercicios espirituales en base a la espiritualidad de El Peregrino ruso y La Oración de Jesús. Cada día se publicará un texto o reflexión seguida de una recomendación para la práctica personal. El equipo del blog estará a disposición para responder vuestras consultas o publicar vuestras aportaciones a través de los comentarios al final de cada post.

Texto del día

“—La oración interior —dijo él—, es cosa difícil y aun casi imposible para los que viven en el mundo; aun para que hagamos sin pereza la oración ordinaria tiene que ayudarnos el Señor con todo su favor.

—No habléis así, repliqué. Si fuera una empresa que sobrepuja a las fuerzas humanas, Dios no la hubiera exigido a todos. En la flaqueza se perfecciona mi poder, y los Padres nos ofrecen medios que facilitan el camino a la oración interior.

—Nunca he leído cosa alguna referente a esto, dijo mi interlocutor.

—Si queréis, yo puedo leeros algunos extractos de la Filocalía. Tomé este libro, busqué un pasaje de Pedro Damasceno en la tercera parte, y leí lo que sigue: «Debemos ejercitarnos en invocar el nombre del Señor, más que en la respiración, en todo momento, en todo lugar y en toda situación. Orad sin cesar, dice el Apóstol; y con estas palabras enseña que nos hemos de acordar de Dios en todo tiempo, en todo lugar y en toda ocupación.

Si haces alguna cosa, has de pensar en el Creador de todo lo que existe; si ves la luz, acuérdate de quien te la dio; si te acontece contemplar el cielo, la tierra, el mar y las cosas que en ellos están contenidas, admira y glorifica a Aquel que las creó; si te pones un vestido, piensa en Aquel a quien se lo debes y dale gracias por él, a Él que provee a tu existencia. En una palabra, que todo movimiento te sea motivo para celebrar al Señor, y así orarás sin cesar y tu alma estará siempre en la alegría.»”

Extraído de “Relatos de un peregrino ruso”

Práctica sugerida:

En este primer día os recomendamos ni más ni menos que lo que el mismo peregrino nos sugiere: Recordar a Dios al observar cualquier manifestación, haciéndonos conscientes del don de la existencia. Cada vez que recordemos a Dios, invoquemos interiormente Su Santo Nombre con sentimiento de gratitud. Este agradecimiento en el secreto del corazón puede hacerse en todo momento y lugar. Apliquemos la fuerza de nuestra alma para ver a Dios en todo y todas las cosas.

12 Comments on “Día 1 – La gratitud

  1. Buenas noches hermanos en Cristo, me siento muy bien de ver y escuchar a mi madre invocar el Santo nombre de Jesús en su rezo nocturno. Sacude el día dando luz a la noche, de modo que está recuperando una nueva energía, recobrando una ilusión que parecía perdida. Dios, cuánto bien hay en ti.

    Me gusta

  2. Buenas noches en el Nombre de Jesús.
    Ser conscientes de lo que en cada momento nos sucede es fundamental, estar en la presencia del Señor y agradecer todos sus dones. Nada sucede sin que El lo sepa.
    Todos nuestros cabellos están contados y esto me da seguridad, tranquilidad y paz.
    Fuera está el ruido, adentro el silencio y con el silencio, El.
    Gracias por estas reflexiones que nos brindáis.

    Le gusta a 1 persona

  3. Dar gracias me lleva a ser más consciente de todo cuanto me rodea. La atención se hace necesaria y Dios imprescindible. Gracias por los ejercicios de 30 días.

    Me gusta

  4. Ha sido un dia con sus altos y sus bajos. Al final del dia veo que son los automatismos, muchas veces, lo que nos impide tomar conciencia de la Presencia. A pesar de ello ha sido importante ver a DIos en el acontecer de las horas, en el rostro del otro en el deseo de llegar a donde quieres llegar, en la Eucaristía. Doy gracias por el dia vivido en su presencia, espero darme más cuenta de esta presencia y hacer de ella el motivo de mi alegría.

    Me gusta

  5. En el nombre de Jesucristo; hace tiempo empecé un diario muy concreto, ya que no sentía gusto por nada y cierta tristeza me embargaba. Y era que al final de cada día escribiría, esto es importante, escribir, cinco situaciones o cosas concretas por las que hoy me alegraba. No podían ser cosas generales como “por la vida”, “la comida”, sino algo concreto, “un comentario de mi hijo hoy mismo”, “encontrar a un amigo que no veía en mucho tiempo”, y cosas así.
    Al comienzo me costó muchísimo ver cinco cosas por las que me alegraba y escribirlas, poco a poco y durante tres meses fui fiel a ese diario nada literario, pues eran frases solo conocidas por mí. Y me hizo mucho bien el poder darme cuenta de cuánto hay que agradecer a Dios en el día a día por temas tan sencillos. Al final me era difícil elegir los cinco motivos, pues tenía más de cinco.
    Me parece bien rezar la oración del corazón en cada momento de agradecimiento, pero este ejercicio me ayudó a salir de cierto pesimismo vital.
    Les saludo en el nombre del Señor Jesús.

    Le gusta a 1 persona

  6. Pingback: 30 días con El Peregrino Ruso y La Oración de Jesús | Hesiquía blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: