Categoría: Ejercicios de 30 días

El vínculo sagrado

Queridas hermanas y hermanos, despedimos estos 30 días de ejercicios espirituales con un vídeo y un texto recomendado.

Hagamos venir a Dios

Por eso es importante el darse una palmada, un gesto de gratitud hacia ese espíritu que somos, que no ha muerto pese al olvido en que ha permanecido. Desatino ancestral, acumulado en tantos años de historia humana…

A las puertas del templo

27º día cuarta semana Nuestra fragmentación interior y la dispersión de fuerzas en las que habitualmente vivimos, tiene mucho que ver con uno de los automatismos más arraigados e inadvertidos que padecemos. Es aquella constante proclamación que hacemos de nuestros gustos y disgustos acerca… Continue Reading “A las puertas del templo”

El suave coraje

Hoy, tómate un tiempo y recréate en aquel poema que tanto te conmueve y que sin embargo tan poco repasas. Y también escucha con la atención del corazón aquella música que tanto te inspira…

Reunir las fuerzas

Abandonar el perpetuo turismo de los sentidos y de la mente. Sobre todo, no justificarlo como “nuestro modo personal de vivir”, sino reconocer que los automatismos nos van ganando y proponerse un cambio radical para esa dispersión…

La actitud precedente

Hoy en día son extraños en un mundo extraño. Peregrinos que vienen de lejos, con una mirada forastera, poco tienen en común con una época en la que todo brilla y suena reclamando atención…

El conocimiento de uno mismo

Un proyecto de vida y una regla mínima de vida en lo cotidiano, permiten que la atención y la intención profunda se canalicen adecuadamente, evitando la dispersión de nuestras fuerzas.

Vaciar el templo de pensamientos

… Por eso te decía que es importante sacar la atención de ese discurrir mental y empezar a atender a lo que percibimos. No podemos caer en cuenta de la divina presencia en lo cotidiano mientras miremos sin mirar, escuchemos sin escuchar, percibamos en general sin percibir…

Cuidar el bien de la gracia

Superar un temor antiguo; consagrarse a la vocación particular; atreverse a la alegría sin objeto; dejar ir los resentimientos…

Preparar los caminos al Señor

Durante la oración o meditación estas cuestiones se manifiestan más en la forma de pensamientos y en el ajetreo diario son más notables como sentimientos comportamientos específicos…

Oración explícita e implícita

En estas próximas dos semanas, si Dios quiere, abordaremos el tema de la oración explícita e implícita en nuestra vida, trabajando para despejar obstáculos que nos impiden vivenciar los sentidos espirituales y aquello de…

El mensaje de la gracia

13º día segunda semana El sufrimiento nos indica el desacuerdo entre cuerpo, alma y espíritu. No hablamos del dolor físico, sino de ese malestar mental que adopta numerosas formas, pero que englobamos bajo el término sufrimiento o infelicidad. Cuando vivimos según la ley del… Continue Reading “El mensaje de la gracia”

El tercer elemento

…y mientras entregas el devenir de ello en las manos de Dios haces tu aporte. Es decir no reaccionas. No agregas leña al fuego…

Abandonar lo accesorio

La mirada no cambia porque caigamos en cuenta de la necesidad de transformación. Hace falta más. Lo que está de nuestra parte es despejar obstáculos…

Encuentro día 7 de los ejercicios

Encuentro virtual de intercambio en el 7º día de los ejercicios en torno a Filocalía.

Repaso y oración

Queridas hermanas y hermanos: En este séptimo día de los ejercicios nos limitamos a evaluar la tarea realizada y volvemos a retomar aquella práctica donde descubrimos necesidad de profundizar. (Prestar especial atención a las prácticas del 3º y 6º día)…

La tranquila alegría de la plenitud

Sin la percepción de la presencia divina, todo parece perder sentido. El Dios conceptual ayuda un poco, puede orientar algo… pero el Dios presencia en el cotidiano lo cambia todo… Nunca termino de entender esto con lo cual se insiste tanto… 

Colisión de fuerzas

No mortificarse. Comprender, antes que nada. Hay que ver como es el automatismo, de que se está agarrando. Si podemos crecer en esto, tendremos fuerza luego para ir a cualquier ámbito de la vida y, con la ayuda del espíritu, convertir el sentido de aquello que se encuentra oscurecido por la inercia de muchos años. 

Tu campo de labranza

Sin olvidar lo sugerido en los días anteriores, tratemos de hacer lo siguiente en este tercer día: Escojamos un momento y oremos pidiendo claridad y honestidad interna. Dibujemos luego un esquema o mapa de la propia vida en el momento actual…

La opción constante

“Esta opción se da a cada instante. La advertimos con nitidez cuando estar atentos se nos ha hecho costumbre. De hecho la libertad humana se funda en esta cualidad atencional que se abre paso hacia la luz como intención primera…”

Descubrir al espíritu

Invocar al Señor apenas despiertos y pedir la gracia de la vigilancia, (nepsis) de la atención pura, de velar custodiando nuestros pasos. Todas las actividades de este primer día, deben ser observadas en función de la oscuridad o la luz que aportan. ¿Esto que voy a hacer tiene recta intención o es mera reacción? y así toda la jornada; volviendo una y otra vez a sostener el propósito de observarnos.

Reunión inicial de los ejercicios

Queridas hermanas y hermanos: Aquí les compartimos el primer encuentro virtual que inicia los 30 días de ejercicios en torno a Filocalía. En breve al iniciar el domingo tendrán disponible el contenido del primer día de ejercitación. Un abrazo fraterno, invocando el Santo Nombre de Jesús.

Ejercicios espirituales

“Todas los días haremos breves publicaciones aquí, tendientes a fortalecer el proceso de interiorización que intentamos a través del curso de Filocalía. Estaremos disponibles a través de los comentarios y demás formas de contacto por cualquier apoyo que necesitéis durante las prácticas…”

Día 30 – La luz divina

Día 30 – ¿Existe en vuestra casa o habitación un sitio destinado especialmente a la oración? Es importante que se disponga.

Día 29 – Regla de vida

Día 29 – La Contemplación consiste en atender y adherir a la Presencia de Dios en el fondo, raíz y centro de nuestro ser.

Día 28 – Perpetuas alabanzas

Día 28 – …que nuestro corazón se transforme en un templo interior en el que se canten perpetuas alabanzas !

Día 27 – La desesperación

Día 27 – ¿Cómo fue que llegaste a conocer y aficionarte a La Oración de Jesús? Porque no parecía algo lógico o previsible según por donde estabas…

Día 26 – La llave de la oración

Día 26 – Los pensamientos se habían calmado y sólo vivía en oración; comencé ya a inclinar mi espíritu a escucharla…

Días 24 y 25 – Caminar y orar

Días 24 y 25 – Como práctica os sugerimos la caminata con invocación vocal, audible para vosotros mismos…

Anexo al día 23 de los ejercicios

Anexo día 23 …una nueva luz venía a mostrarles el significado de sucesos acontecidos décadas antes.

Día 23 – Firme decisión

Día 23 – Me acostumbré tan bien a la oración que, si me detenía un solo instante, sentía un vacío como si hubiera perdido alguna cosa…

Día 22 – Vivir en el centro

Día 22 – ¿Estoy perdido en las cosas o estoy en mí actuando entre las cosas?

Día 21 – Película y respuestas

Día 21 – Como práctica para el día 21, les dejamos aquí una hermosa película que la mayoría habrá visto pero que viene a cuento…

Día 20 – Respiración y pensamientos

Día 20 – La oración de Jesús es una herramienta que nos guía hacia el silencio en medio del ruido, nos enseña contemplación en la acción.

Dia 19 – La motivación

Día 19 – Respecto de la acción, importa mucho saber que es lo que busco con ella, el deseo que lleva inscripto en su interior. Lo que la motiva es en verdad lo que hacemos…

La brisa suave

… comienzo con la oración en primer plano pero poco a poco va pasando a segundo plano y su lugar lo van ocupando las preocupaciones, las ocupaciones y las inquietudes

Días 17 y 18 – Un cambio real

Día 17 y 18 – cuando el alma saborea un cambio real y el aroma de la gracia comienza a ser percibido, se entusiasma y el resto de la transformación es más fácil.

Día 16 – En todo tiempo y lugar

Día 16 – … elegir una oración corta, compuesta de palabras breves, pero enérgicas, y repetirla durante mucho tiempo y con mucha frecuencia.

Día 15 – La queja

Día 15 – Pero se abrió mi alma y mi corazón a una sed interior de cada vez más practicar esta santa invocación

Día 14 – La santa indiferencia

Día 14 – Estos acontecimientos no me causaron la más pequeña aflicción. Parecía como si le acaecieran a otra persona y yo no fuera más que un espectador

Día 13 – La gracia y el esfuerzo

Día 13 – Si al darme cuenta que estoy enojado o fastidiado, en lugar de reforzar ese enojo con pensamientos que justifican mi malestar…

Día 12 – Orar sin cesar

Día 12 – Si a eso le sumas una fuerte determinación de guiar la atención de regreso a la oración, cada vez que la descubres perdida…

Día 11 – Repaso y elección

Día 11 – Elegid aquella práctica que os resulte más entrañable o que os facilite más el ubicaros en la divina presencia…

Día 10 – El Rastro del amor

Día 10 – Aunque cueste creerlo, la luminosidad de todo aquello no estaba en las cosas sino que fluía desde dentro a través de la mirada. Era Él que se hacía presente y transmutaba el mundo.

Día 8 – La preocupación

Día 8 – … si estoy preocupado no confío en la voluntad de Dios. Así de sencillo, aunque nos duela o no nos agrade aceptarlo. No tiene vueltas.

Día 7 – El altar de la acción

Día 7 – Buscar un modo de estarse en la acción, con tranquilidad, orden y pulcritud general; poniendo especial atención en hacer bien aquello que toca hacer.

Día 6 – Hesiquía y compunción

Día 6 – No puede haber “Hesiquía” sin compunción previa. La paz del corazón no se instala sino hay cambio de vida.

Día 5 – No amo a Dios

Día 5 – Por el contrario, pienso mucho más a menudo, y con mucho más anhelo, en las cosas terrenales…

Día 4 – En pos de la verdad

Día 4 – De modo que ten ánimo y cree que Dios dispondrá con la tentación el éxito para que podáis resistirla. Pronto recibirás un consuelo mayor que todas tus penas…

Día 3 – El saludo interior

«Todo deseo y todo pensamiento de
rezar es obra del Espíritu Santo». ¡Que este mismo Espíritu guíe los pasos del que busca
la Vía, la Verdad y la Vida!
En la fiesta del Santo Nombre de Jesús.

Día 2 – La gracia que irrumpe

Día 2 – Solo un lacerante dolor o un deseo muy grande de unión con Dios pueden darnos la fuerza para hacer de La oración de Jesús nuestra prioridad.

Día 1 – La gratitud

Día 1 – En la flaqueza se perfecciona mi poder, y los Padres nos ofrecen medios que facilitan el camino a la oración interior…

Percepción de la Presencia

Encontrar la presencia de Dios en medio de lo cotidiano y permanecer junto a ella.