Categoría: Ya publicados actualizados

El sitio de la oración

Estos fragmentos de tiempo que intercalamos a lo largo de nuestra jornada, tienen también una expresión en el espacio…

Memorias del desierto

La oración fluye, viene y se va, se concentra o se diluye según vive en la intención.

La aparición de la vida

Un día me encontré aquí, en lo que todos llaman “el mundo” o “la vida”. No supe a ciencia cierta cómo es que esta aparición se produjo…

La pretensión imposible

Atolondrados queremos encauzar los que ocurre en función de nuestros intereses. Sin embargo, lo bueno para nosotros no siempre es lo que la mente pretende…

¿Dónde está Dios?

Olvide todo y dispóngase a hacer algo lo mejor posible, sin apuro, con el mayor amor que encuentre en sí mismo, con una completa dedicación al instante en la tarea…

La propia presencia

Antes de percibir la divina presencia en todo, es necesario advertirse a uno mismo en el momento actual. Darse cuenta de la propia presencia. La atención* es la herramienta que recomiendan los padres del desierto desde antiguo…

El sol de lo que acontece

Serie sobre los pensamientos II Para encontrar el rumbo debo partir desde donde estoy y no desde donde ilusiono estar. ¿Y dónde está uno? Aquí y ahora. Con esto que percibo afuera de mí y en mí. Debo atreverme a penetrar en el desierto… Continue Reading “El sol de lo que acontece”

El vidrio opaco

Nos parece pensar, cuando en realidad vamos siendo llevados por una digestión mental de las experiencias que acontecen. Cuando uno deja de “vivir allí” con su atención, cuando se abandona la identificación con estos procesos sicológicos, se abre un nuevo mundo que nos resulta desconocido… se produce una transfiguración del mundo…

Algunos consejos sobre la oración

Antes de orar debes de comprender que detrás de todos tus deseos de objetos o de situaciones del mundo, solo hay un deseo: la paz profunda.

El desierto de lo imprevisto

La irrupción del desierto en nuestra vida, -el surgimiento de lo no deseado o la caída de las ilusiones- es una forma en la que Dios nos llama al despertar del espíritu.

La cualidad de lo eterno

la oración… como un modo de ser y de estar en la vida, como un modo de ser la conciencia pendiente de Dios, de su presencia y manifestación mientras transcurre el tiempo.

el temor y la presencia

Al despertar, angustia. Una cierta presión que atenaza la garganta…

esa silenciosa presencia

¿Reverdecerá el árbol en una nueva primavera colmando sus ramas de flores y frutos? Mucho dependerá de si nos vaciamos de nosotros mismos, de si abandonando los pensamientos que son fruto de nuestra voluntad nos rendimos a lo que Dios nos pide…