Día 3 – El saludo interior

Texto del día

Práctica sugerida

Muy estimadas/os en La Oración del Santo Nombre:

Mi entrañable padre espiritual me recomendó hace ya muchos años, cuando acudí a él en consulta, aquejado por problemas en mis relaciones interpersonales, el siguiente ejercicio:

“Intenta con toda la atención y determinación de que seas capaz, de saludar secreta e interiormente a cada persona con la que te relaciones, invocando sobre él o ella el Santo Nombre de Jesús.

Así como habitualmente la gente se saluda con frases tales como… “¡Qué dice usted?”, “¿Cómo está hoy?”, “¿Qué tal?”, “Hola ¿Cómo estás? y así con otras similares, tu debes saludar en tu interior repitiendo el Nombre de Jesús en favor de ese semejante con quién te relacionas. Por fuera, saluda como todo el mundo, por dentro invocas la gracia divina para ese prójimo, conocido u ocasional y, al mismo tiempo, pides la luz para esa relación concreta…”

Esta práctica es muy poderosa para generar cambios favorables en nuestro entorno y si bien es simple, exige toda nuestra atención y un creciente sentimiento de empatía y afecto hacia el prójimo. Quién se habitúa a esta práctica suele llevarla en adelante siempre sin esfuerzo y este mismo ejercicio es un constante recordatorio de La oración de Jesús en el cotidiano.

Un saludo fraterno para todas/os de parte del Equipo del blog

16 Comments on “Día 3 – El saludo interior

  1. Saludos en Cristo,

    Un ejercicio muy interesante. Con la gracia de Dios trataré de llevarlo a la práctica a partir de ahora.

    Una pregunta hermanos, ¿de donde son ustedes?

    Abrazos y siempre unidos en el Espíritu de Dios.

    Me gusta

  2. Pingback: Ejercicios espirituales – Día 3 – | Hesiquía blog

  3. En primer lugar querría agradecer al equipo de “El santo nombre” por estos Ejercicios y todo el trabajo que hacen en esta página que me encanta.
    Tenía una pregunta parecida a la de Fanny: si suelo repetir la Oración de Jesús en su fórmula “tradicional” (Señor Jesús Cristo, hijo de Dios, ten piedad de mí pecador), al saludar a las personas con las que me relaciono, ¿tendría que cambiarla para incluir el nombre de la persona?
    ¡Gracias!Un saludo en Cristo.

    Me gusta

    • Hola Klara. Cómo esto es algo que se hace en el cotidiano, quizá conviene acortar la frase, a menos que eso no le suponga un inconveniente. Pero puede incluir o no el nombre de la otra persona. Todo depende en esto de su intención y a la vez de la gracia. Ante desconocidos, puede convenir un “Señor Jesús ten compasión de nosotros” o “Señor Jesús ven aquí ” y asi similares. Lo central es abrir el corazón al prójimo e incluirlo en nuestro deseo de unión con Dios. Ver “al otro” como hijo de un mismo Padre. Gracias Klara! Un saludo fraterno.

      Me gusta

  4. Queridos hermanos. También para mí es una práctica conocida que me enseño mi padre espiritual. Me ayuda a estar más presente y atento a la otra persona y sentirme uno con Dios nuestro señor. También lo aplicó a situaciones, animales…..es también desapegarse de uno mismo y tener atención amorosa hacia el prójimo y hacia uno mismo

    Dios les bendiga

    Me gusta

    • Así es Fernando ! Nosotros también intentamos practicar esa enseñanza. Es más fácil aceptar las diferencias con el prójimo si uno antes pone el Nombre de Jesús en el centro de la relación. Todo se suaviza y la atención crece. Un saludo fraterno en Cristo.

      Me gusta

  5. Acaso diré internamente te saludo en nombre de Jesús o o que Jesús te acompañe?

    Me gusta

    • Hola Fanny. Es indistinto. Uno puede formular la frase de oración q mejor coincida con su sentir en ese momento. Hay quién dice “Jesús ten compasión de nosotros” aludiendo a ambas personas en ese momento. Otros dicen “Jesús, ayúdanos” o “cuídanos”, “guíanos” etc. Importa sobre todo la presencia del Nombre que es la presencia de Jesús mismo y que el pedido incluya a tu semejante frente a ti en ese momento. Gracias por tu participación. Saludos en Cristo.

      Me gusta

  6. Es un buen comentario, porque si bien busco el silencio y el encuentro con Dios todavía me cuesta mucho, es totalmente diferente mis momentos de oración privada y mi momento en el mundo intentando repetir la oración del corazón.. creo que este consejo puede ayudar a unir las dos realidades vividas.. Gracias , un saludo en el nombre de Jesús

    Me gusta

  7. Gracias, lo voy a tener muy en cuenta a partir de ahora. Creo que esto no solo evita pensamientos inútiles sino que nos permite acercarnos al otro desde la mirada de Cristo.

    Me gusta

  8. La actitud de pedir la gracia del Santo Nombre para aquellas personas con quienes nos encontremos, es un acto concreto de amor al prójimo. Sobretodo hecho con toda la caridad que somos capaces.
    Que el Señor Jesucristo los bendiga y les conceda su gracia.

    Me gusta

  9. Gracias ,Señor ayúdame a saber decir en silencio tu santo nombre y hacer que envuelva a la demás gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: