Vaciar el templo de pensamientos

20º día

tercera semana

Comprendo lo que explica, pero ¿cómo salirse de la mente? ¿cómo poder vivir desde el lugar en el que se percibe lo real?

… Una vez que uno ha aceptado al menos intelectualmente lo dicho, en cuanto a que uno no es ese proceso continuo de discurrir divagatorio de diálogos y consideraciones sin fin sobre todo y todas las cosas, es posible dirigirse hacia otro modo de estar. En este cambio es decisivo orientar la atención hacia los sentidos, quitándola en principio del acontecer mental. Aclaremos bien esto para que no se mal entienda: Lo común es vivir “ensimismado”, es decir girando en torno a si mismo de manera egoica, abrumado por los propios problemas y temáticas, absortos de nuestros procesos sicológicos, esclavizados por lo que nos contraría, pujando por alcanzar aquello que se nos antoja como la felicidad.

Por eso te decía que es importante sacar la atención de ese discurrir mental y empezar a atender a lo que percibimos. No podemos caer en cuenta de la divina presencia en lo cotidiano mientras miremos sin mirar, escuchemos sin escuchar, percibamos en general sin percibir. Es como si nunca estuviéramos realmente donde estamos. Tenemos mucho de simulación porque nosotros en verdad queremos siempre estar en otro lugar, allá donde nos tironean las ansias…(Sigue leyendo en el PDF abajo)

Haz clic aquí para ir al PDF

Prácticas sugeridas:

1 . En diferentes momentos del día, deja lo que estás haciendo y lleva toda tu atención a lo que percibes con tus oídos. Pon toda la intención en escuchar completamente alguno de los sonidos que llegan hasta ti. Elige el que más agradable te resulte de la enorme cantidad de estímulos presentes en ese momento. Entrégate a ello con todo tu ser. Luego de unos pocos instantes o minutos sigue con la actividad habitual. Trata de hacer esto un buen número de veces en la jornada, si te es posible en diferentes entornos. Si tienes la oportunidad, aplica la misma práctica cuando hables con alguien, escuchando a esa persona con una dedicación completa.

2 . Al terminar el día, antes del descanso, haz lo mismo pero llevando toda tu atención hacia la oración que se realiza en tu templo interior. Puede servir para empezar, escuchar al corazón o el sonido de la propia respiración. Luego atiende al sonido interior que produce la recitación de la oración.

3 . Durante estas próximas horas, leer o escuchar lo más detenidamente posible el PDF “Síntesis sobre el tema del pensamiento” que dejamos arriba. Tomar nota para comentar o consultar cualquier cuestión que se considere de interés. Si es posible traer dichos comentarios al encuentro virtual del sábado 18 de septiembre a las 15 hs. de Argentina, 20 hs.de España y equivalentes.

elsantonombre.org

Haz clic aquí para ir a la reunión del sábado

Enlaces de hoy:

Aquí el audio en MP3 de “Vaciar el templo de pensamientos”

4 Comments on “Vaciar el templo de pensamientos

  1. Pingback: Listados de los ejercicios e invitación | Hesiquía blog

  2. Gracias, es un texto fundamental. Nada más importante en la vida que estar en la presencia del Señor. Dicho de otra manera ser fiel en su inspiración de manifestarse a través nuestro. Poniendo atención en lo que hacemos, dice el texto, como una forma de detener la mente, abandonar el pensamiento, dejar de ser uno en el mundo, solo ser El actuando en nosotros. Mediante la “atención” dejas de ser “tu en el mundo” y pasas a ser El en el mundo. INSUPERABLE. Es lo que los orientales llaman iluminado, nirvana, es la Gracia de Dios en su totalidad presente en uno. Eres 100% instrumento, eres un rayo de El mismo, estas unido a Él.
    ¿Cómo es posible que la iglesia SOLO enfaticé en esto? No hay nada más importante, en cambio, se queda pegada machacando el PECADO en nosotros, qué insensatez tan grande.
    Es por esto que las tradiciones espirituales orientales van en alza y las occidentales (especialmente las latinoamericanas) en baja. Mientras la primera se centra en la LUZ, nuestra iglesia se centra en hacernos sentir podridos.
    Maravilloso mensaje en texto “Vaciar el templo del Pensamiento”

    Me gusta

    • Hola Martin, mucho gusto. Bueno, fíjate, depende. La Iglesia es muy muy diversa. Institucionalmente es una, pero dentro de ella encuentras una gama impresionante de diferencias en los énfasis que se atienden. Y esto deriva, como en todo, de lo que las personas tenemos dentro y sacamos fuera. Las interpretaciones diversas responden a los momentos, las personas y las épocas y por supuesto influyen mucho tiempo después.

      Creo que en general, estamos pasando de una visión de un Dios Juez, más propio del antiguo testamento, hacia la visión de Dios como infinita misericordia y amor.

      Y bueno, ahí vamos; creo que el tema es hacer cada uno el aporte que considera válido, para influir positivamente y no afirmar bandos que aumenten las diferencias. Gracias por compartir, un abrazo en Cristo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: