Día 12 – Orar sin cesar

Texto del día

¿De verdad quieres orar sin cesar? De verdad anhelas La oración de Jesús llamada también La oración del corazón? ¿Deseas esa forma de vivir en Dios que algunos han llamado oración continua o ininterrumpida?

Pues bien, en ese caso hay que apartar la atención de los pensamientos y conducirla a la oración que ya se está realizando en nosotros, en nuestra ermita del corazón o templo del alma. Pero para que los pensamientos no sean tan dominantes y fuertes es necesario que confiemos en la voluntad de Dios. Si no confiamos en la voluntad divina, le daremos valor a lo que pensamos en la resolución de nuestros problemas y en la obtención de los deseos.

Lo único que resuelve nuestros problemas es la entrega a Dios de que seamos capaces. No dejar de actuar, pero si un actuar enteramente confiados a que lo que Dios decida será el mejor curso que puedan tomar los acontecimientos. Cuando me sitúo en ese estado de confianza los pensamientos disminuyen mucho, hay menos deliberación mental, se produce un aquietamiento progresivo.

Si a eso le sumas una fuerte determinación de guiar la atención de regreso a la oración, cada vez que la descubres perdida entre los pensamientos varios, gran parte del camino está hecho. La gracia que empezó el trabajo lo terminará también y el corazón se iluminará con la presencia sin velo de la gracia deificante.

Si a la mente le damos la oración, el cuerpo actúa eficazmente según su deber y funciones y el corazón reposa en Dios. Se vive en el descanso aún en medio de lo que pudieran parecer fatigosos trabajos… el peregrino ruso habla de las delicias celestiales que llegó a vivir en el corazón, que a veces nos parecen increíbles. Pues en realidad, la diferencia que tenemos con el peregrino ruso no es el modo de vida que llevamos, sino la consagración de su deseo y propósito en la vida. Él solo quería permanecer centrado, vivía buscando a Dios mediante la continua oración.

Práctica sugerida:

Intentemos pasar la mayor parte del día en oración, mientras realizamos las actividades habituales. Empieza la rutina semanal, pero no por ello debe empezar la rutina mental de preocupaciones, inquietudes y ansiedades. Cada vez que descubramos la atención posada en la divagación, la regresemos nuevamente a la oración de Jesús. Con paciencia y con valor, volvamos una y otra vez a la oración.

Puede ser útil programar varias alarmas durante el día en el móvil que nos recuerde el propósito de orar. Hermanas y hermanos, efectúen cualquier consulta que necesiten al respecto, estamos para eso. Un abrazo fraterno invocando sin cesar El Santo Nombre de Jesús.

Aquí un audio del 1° relato del libro “El peregrino ruso”. (Hay algo de ruido hasta el minuto 5 pero luego se ha depurado)

14 Comments on “Día 12 – Orar sin cesar

  1. Suelo rezar algún misterio del Rosario todos los días, aprovechando el tiempo del tren, o de paseo.
    Me surge la duda de si sería mejor centrarme en intentar repetir la oración elegida, o esa alternancia con el Rosario no hará que no llegue a afianzarse mi frase; no es que consiga mucho tiempo de oración, la verdad, tiendo a dispersarme fácil.
    Gracias por sus consejos.

    Me gusta

    • Hola hermano. No hay problema. La alternancia con el Rosario no te perjudicará para nada. Cuando estés en las actividades más atareadas, el Nombre de Jesús solo o la frase elegida serán más sencillas de seguir. Un abrazo en Cristo.

      Me gusta

  2. ¿Es posible mantener la Oración de Jesús aun cuando se hace un trabajo intelectual (estudiar, escribir, …)? A mí me resulta difícil. ¿A lo mejor con la práctica?
    Gracias, un saludo fraterno.

    Me gusta

  3. Con la práctica de hoy, he tomado conciencia de que cuanto más tiempo paso sin repetir la Oración, me resulta más difícil volver a ella.
    Por distintos motivos me aleje de la Oración y ahora me doy cuenta que me cuesta retomar el camino.
    ¿ cómo volver? Es como si hubiera retrocedido en el caminar.

    Me gusta

    • Estimada hermana, no conocemos otro camino que volver a repetirla, con paciencia y persistencia. A los pocos días y a veces a las pocas horas sentimos que ya vuelve a nosotros como antes del olvido. La gracia actúa desde ya, en el mismo recuerdo que ha tenido de la oración y vuelve a actuar cuando siente el deseo de volver a ella. Esa misma fuerza la esta llamando y ayudará a que se consolide en vuestro corazón. No decaiga. Le mando un saludo fraterno invocando el Santo Nombre.

      Me gusta

  4. Estados hermanos en Cristo Jesús les saludó invocando el santo nombre
    Hoy el evangelio nos habla de como Jesús llamaba a sus discípulos y estos dejaban las redes y le seguían Que sepa soltar lastre y seguir a Jesús dejando que sea su voluntad la que me guie a través de la repetición de su Santo Nombre.
    Oraciones

    Me gusta

  5. No dejar de actuar, como saber la voluntad de Dios, ? El alejar el pensamiento no es evasión? De momento el reporte de un estudio me dice que mi esposo tiene infarto cerebral, actuó y lo mando al médico que lo está viendo, no me contesta y gracias a Dios me refugio en la oración, me contesta y dice prefiero que lo vea neurólogo??? Mis deseos es seguir con la oración y eliminar la preocupación??, pues no conozco neurólogo ,los saludo invocando el nombre de Jesús

    Me gusta

    • Estimada hermana LAD. Siempre hay que actuar de acuerdo a lo que nos indican los evangelios y nuestra conciencia, que es ese saber íntimo que nos ha sido dado, respecto de lo que está bien y de lo que está mal. Por supuesto que debe usted llevar al neurólogo o médico especialista a su marido, es lo correcto. Buscar un neurólogo sino lo tiene y demás. Mientras tanto, permanecer interiormente en oración. Eso permite que nuestra acción se vea libre de los pensamientos de temor y preocupación y que seamos eficaces a la hora de actuar. Alejar el pensamiento no es evasión, por el contrario se suele pensar para evadirse. Cuando hay que actuar se pone en marcha nuestro cuerpo y mente de manera funcional. Los pensamientos a los que nos referimos son las divagaciones, lo que nos aleja del momento. Por ejemplo: Si usted busca un neurólogo, habrán pensamientos que la llevan a buscar en la lista de teléfonos por internet, que la llevan a preparar la ropa necesaria para su marido antes de la consulta etc. etc. Esos pensamientos van junto con la acción y no perturban. Son solo para la función específica. Trate de mantener la oración en su mente mientras va haciendo lo que hay que hacer, que en este caso implica mucha acción. Elevamos una oración por usted hermana. La saludo invocando a Jesucristo.

      Me gusta

  6. …”lo que Dios decida será el mejor curso que puedan tomar los acontecimientos”
    Está expresión me hace pensar que Dios decide sobre nuestro actuar y siento que se contradice con la idea de que Dios nos hace libres para elegir.
    Lo que yo entiendo es que con la oracion continua, al estar estrechamente conectados con el Señor, nuestras decisiones serán acordes a las que Jesús tomaría. ..Es así?

    Me gusta

    • Hola Fanny. Creo que la frase se refiere a que en nosotros esta la acción y en Dios los resultados de la misma. Elegimos que haremos pero Él rige sobre lo que sucederá con lo que hicimos. Por otra parte, es cierto lo que usted dice, estar en oración nos ayuda a actuar como lo haría Jesús o siguiendo su ejemplo. Veremos de hacer un post sobre este tema que plantea hermana. Un abrazo fraterno, invocando a Cristo.

      Me gusta

      • “Él rige sobre lo que sucederá con lo que hicimos”…Esto es lo que no me queda claro. Es que acaso Dios puede cambiar el curso de los acontecimientos si hemos tomado una decisión equivocada?
        Un abrazo en Cristo

        Le gusta a 1 persona

      • Gracias por tu participación activa Fanny, nos ayuda a todos. Ya se ha hecho un post para el día de mañana acerca de la relación entre gracia y voluntad que se pensaba para más adelante, pero que viene muy bien debido a tus comentarios. Veamos: Hay una persona enferma en tu entorno y tu decides con tu margen de libertad, darle un remedio que te dió el médico. Eso está muy razonable y acorde al sentido común. Si ese remedio curará al paciente o no le dará la salud, responde al plan divino, que no podemos conocer en su significado último con nuestras mentes limitadas. Sin embargo, se cure o no el enfermo, has hecho bien en actuar como tu conciencia te indica y darle la medicación prescrita. Dios puede hacer que nuestra decisión equivocada, resulte de un modo o de otro según Su designio. Esto es variable y solo podemos intuir Sus razones, más no conocerlas. Veamos si esto o el post de esta noche aclara tus dudas. Te mando un saludo fraterno, invocando el Santo Nombre de Jesús.

        Le gusta a 1 persona

  7. Pingback: Ejercicios espirituales – Día 12 | Hesiquía blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: