Día 30 – La luz divina

Texto sugerido

En la vida de Simeón, el nuevo teólogo, se cuenta que un día, repitiendo según su costumbre la oración: “Señor, ten piedad de mí, que soy un pecador”, de pronto lo cegó una luz maravillosa. Él parecía haberse convertido en luz y en ese estado luminoso, identificado con Dios, fue colmado de una inmensa alegría e inundado de cálidas lágrimas de amor; y lo más extraño de ese maravilloso acontecimiento es que, para su sorpresa, gritaba en alta voz: “Señor, ten piedad de mí… Más tarde, habiéndose retirado poco a poco la luz, volvió a su cuerpo y al interior de su celda, y encontró su corazón colmado de una alegría inefable y su boca gritando en alta voz: Señor, ten piedad de mí…

La luz divina II

La luz divina III

Práctica sugerida

Estimados/as en Cristo Jesús.

¿Existe en vuestra casa o  habitación un sitio destinado especialmente a la oración? Es importante que se disponga. Lo exterior va progresivamente mostrando lo que ocurre en el interior. Muchas veces, el acondicionamiento material de un lugar destinado a la oración, coincide con el arraigo de cierta disposición espiritual a perseverar en la plegaria.

Igual, lo que puede encontrarse en este sitio especial, manifiesta rasgos de nuestra espiritualidad personal. Generemos fuera de nosotros el espacio que queremos construir dentro. Y si ya existe quitémosle el polvo y si lo usamos a diario hagamos algo mínimo que lo mejore, que lo asimile más a lo sagrado que ese espacio nos evoca.

Sabemos que no se trata de caer en alguna idolatría, ni con las imágenes, ni con las disposiciones que necesitamos para la oración. Pero podemos darnos el permiso de ayudarnos a evocar este contacto con lo divino, mediante aquellas imágenes que nos suscitan su recuerdo.

No puede faltar en ese pequeño ámbito la sagrada escritura, alimento diario que meditado en profundidad nos guía hacia la vida en Dios. Y si no tenemos posibilidades de crear ese espacio en nuestra casa, al menos llevemos algo en nuestra agenda  o en la cartera, dejemos un pequeño icono en el lugar de trabajo, que a manera de recordatorio nos inspire a recomenzar la oración si la hemos perdido.

Ha sido un gusto hermanas y hermanos compartir estos 30 días de ejercicios espirituales. Seguimos a disposición de ustedes para lo que necesitéis. Un abrazo fraterno invocando el Santo Nombre de Jesús.

12 Comments on “Día 30 – La luz divina

  1. Agradezco a Dios por todos estos días de reflexión y oración.
    Muchas gracias hermanos por todo lo que brindaron a lo largo de estos días.
    En cuanto al espacio físico , a medida que fueron transcurriendo los días del retiro, fui realizando cambios en mi habitación. De tal modo que ha quedado ese espacio físico para la oración justo al finalizar el retiro.
    Le estoy muy agradecida. Han sido días de mucha gracia.
    Y que aún hay temas para seguir profundizando.
    Un saludo invocando el Nombre de Jesús

    Le gusta a 2 personas

  2. estimados hermanos en Cristo.
    Gracias y mil veces gracias. ha sido y es una bendición estar aquí. los ejercicios, una ayuda, un refugio y un impulso en la determinación de no separarme nunca del Señor.
    repetir la plegaria en lo bueno y en lo malo es estar cerca de mi amado Jesús. estar con ustedes saber que estas acompañado como los primeros cristianos. ser todos UNO en Cristo.
    ahora la filocalia. sigamos unidos en el señor.
    Dios les bendiga
    Los quiero!
    oraciones

    Le gusta a 2 personas

  3. Estimados hermanos en Cristo Jesús, muchas gracias por estos hermosos ejercicios, de los cuales obtuve muchos beneficios de los cuales menciono algunos:
    1.-Estoy mas consiente de mi misma, de lo que sucede en mi interior.
    2.- Darme cuenta de que las prisas y tareas que me abruman son escapes para anestesiar el miedo y dolor por mis imperfecciones.
    3.- La conciencia de mi pecado, que hace que desde el fondo de mi misma por convicción, pida misericordia con la oración de Jesús.
    4.- El experimentar un gran consuelo, refugiándome en la oración de Jesús por problemas personales de salud de mi esposo y problemas conyugales de mi hija.
    Nos ha tocado vivir una época de múltiples estímulos exteriores y los ejercicios nos estimularon a asomarnos a nuestro interior.
    Que Dios los bendiga y también a mis hermanos participantes pues sus comentarios fueron de gran ayuda.
    Un saludo invocando el Santo Nombre de Jesús
    LAD

    Le gusta a 2 personas

    • Estimada hermana los cuatro puntos que mencionas son ciertamente muy alentadores. La oración como posibilidad de conciencia, las prisas y actividades como anestesia del dolor, la conciencia de nuestra situación que nos lleva a invocar la misericordia y el consuelo y refugio encontrado en la oración del Nombre… gracias a ti por compartirlo y a todos los participantes que nos enriquecen mucho. Un abrazo fraterno invocando a Cristo.

      Me gusta

  4. Muchísimas gracias hermanos del Santo Nombre por este regalo que nos hicieron a lo largo de este mes, realmente una Bendición de Dios por manos de María Sma !! El Señor les recompense según su Divino Corazón , al 100 x 1 !!! Me encomiendo a vuestras oraciones, este 2 de febrero agradezco por los 33 años de mi vocación de celibato laical !! Fraterno y grande abrazo !!!

    Le gusta a 1 persona

    • Alabado sea Dios hermano J Miguel por tantos años de llamado y de respuesta a ese llamado. Que El Señor os de la fuerza para crecer en esa vocación tan difícil cada día y ofrendarla por el bien de todos. Saludos fraternos!

      Me gusta

  5. Muchas, muchas gracias por estos días tan maravillosos donde hemos podido retomar a mayor profundidad la práctica de la oración de Jesús.
    Pidamos los unos por los otros para sostenernos en el camino emprendido, que Jesús siga siendo el TODO de nuestras vidas.
    Dar las gracias por el método tan pedagógico seguido, me ha ayudado mucho esa práctica de cada día, que siguiendo una misma línea, era diferente en el actuar diario.
    Y sí, si tengo un pequeño lugar de oración, me hizo mucha ilusión verlo en una de las entradas. Seguro que en alguna ocasión con anterioridad pedisteis una fotografía del mismo y la mande, en realidad no lo recuerdo.
    Confío que esto publicado seguirá estando en el blog, para poder actualizarlo personalmente de vez en cuando. Gracias.
    Un gran saludo en Cristo Jesús, que Dios os premie todo el bien que hacéis a las almas.

    Le gusta a 1 persona

    • Hermana María saludos fraternos. Indícanos en que entrada está la foto de tu lugar de oración, tampoco recordamos de donde habrá venido la foto. Estos ejercicios seguirán publicados por supuesto, aunque los ordenaremos un poco. Hacer esta actividad nos hace bien a nosotros mismos, porque nos “obliga” a ir a cierto centro para poder hacerla. Así es que todos estamos agradecidos a la gracia de Dios, única fuente de todo consuelo y alegría. Un abrazo en Cristo Jesús!

      Me gusta

  6. Gracias por la luz aportada a lo largo de estos días, que han pasado rápido, como rápido pasa todo. Al final solo queda el recuerdo de su paso y el deseo de que acontezca. En el silencio del taller que es la oración, según mi parecer, el Señor nos va modelando hasta hacer de nosotros una verdadera obra de arte. Así el hace en nosotros y nosotros con él en maravilloso intercambio. Pero podemos también prescindir de él. Que su misericordia nos sostenga para no dejarnos llevar del orgullo, la impaciencia y el temor por el dolor, para no romper ese hermoso diálogo de amor. ¡Señor ten misericordia de mí!

    Le gusta a 2 personas

    • Querido Padre José, hermano en Cristo. Gracias a vos por tu constante aportación y por acompañarnos tanto en este camino, por las homilías que nos aportas. Como bien dices: ¡Que Su misericordia nos sostenga! Un abrazo fraterno invocando al Salvador.

      Me gusta

  7. Muchas gracias hermanos por sus aportes y todo el equipo del blog que hacen posible que otros nos alimentemos de esta fuente para amar más al Señor, a nosotros mismos y a nuestro prójimo. cada reflexión ha sido de gran provecho para mí, para despertar más mi consciencia y despertar al Eterno Presente o Regalo Divino que recibimos día a día. Les cuento que los ejercicios han despertado muchos pensamientos y puesto en evidencia mis tendencias, mis búsquedas y que se alejan o van en contravía del plan de Dios, siento angustia, ansiedad, y el centrarme en la oración de Jesús me despoja y me serena… me calma… y vuelve a empezar el ciclo… pero ya se me hace parte del camino y ahora que lo entiendo no me escandalizo de mí o de los demás… me siento amada y no hay nada que temer… ha nacido en mí más confianza en Dios que siempre está conmigo y Él es el que lleva el timón… gracias Dios por esta oportunidad de crecer y seguir en el camino… Un abrazo grande para todos!!

    Le gusta a 3 personas

    • Gracias Mónica por sus palabras de aliento y todo su comentario. Es verdad, La oración de Jesús, al principio deja en evidencia nuestros pensamientos y tendencias. Pero es un paso imprescindible para avanzar hacia el vaciamiento necesario. Esta frase que ha puesto nos parecen muy significativas: “me siento amada y no hay nada que temer… ha nacido en mí más confianza en Dios que siempre está conmigo y Él es el que lleva el timón… ” un saludo fraterno en la invocación del Santo Nombre,

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: