Día 14 – La santa indiferencia

Texto del día

” —Reza sobre todo la oración de Jesús; ella nos acerca a Dios más que todas las demás oraciones y por ella conseguirás la salvación de tu alma.

La joven me escuchó con atención y se condujo con toda sencillez según mis consejos. ¿Y lo creeréis? Poco tiempo después me anunció que se había acostumbrado a la oración de Jesús y que sentía el deseo de repetirla incesantemente siempre que le era posible.

Cuando rezaba, sentía alegría y finalmente un gran gozo, así como el deseo de continuar rezando. Todo esto me causó gran contento, y le aconsejé que siguiera rezando cada día más, invocando el nombre de Jesucristo…

Y sin añadir una palabra más, el preboste se levantó y se fue a dormir. A mí, me devolvieron a la prisión. Al día siguiente, muy de mañana, vinieron dos gañanes que me dieron mis buenos azotes dejándome luego en libertad.

Yo me alejé, dando gracias a Dios que me había permitido padecer en nombre suyo. Todo esto me llenó de grandísimo consuelo y me animó más y más a la oración.

Estos acontecimientos no me causaron la más pequeña aflicción. Parecía como si se le acaecieran a otra persona y yo no fuera más que un espectador; y esto aún cuando me estaban dando los azotes.

La oración, que llenaba de alegría mi corazón, no me permitía prestar atención a cosa alguna.”

del 2° relato en “El peregrino ruso”

Pedido a los participantes

Estimadas/os hermanas/os en Cristo Jesús.

Hoy casi en la mitad del ejercicio espiritual que tiene como base la espiritualidad del Peregrino ruso, para crecer en la práctica personal de la Oración de Jesús; queremos pedirles que pongan un comentario donde simplemente y con toda verdad, compartan cual es la mayor dificultad que viven para realizar esta oración cotidianamente. Recuerden que si es necesario pueden comentar en forma anónima o poniendo un seudónimo.

En cuanto a la práctica para hoy, tratemos de dedicar al menos 30 minutos seguidos a la práctica de la oración de Jesús. Si lo hacéis en un solo período, esto os dará material para que nos comentéis los obstáculos que aparecen. Mucho más si llegáis a haceros el tiempo de rezar una hora o más. Esto pone en evidencia otras dificultades. Estos minutos exclusivos para la oración, hacedlos como os acomode mejor: caminando, sentados en quietud, en una capilla, en vuestra casa… lo central es la exclusividad que deberíais dar al momento.

Partiendo del hecho de que se sienten atraídos hacia este modo de oración, de que tienen interés en practicarla o de crecer en ella… ¿Cuál es el mayor obstáculo, interno o externo con el cual se encuentran? Esos comentarios servirán para efectuar posts durante el resto del ejercicio, complementando la lectura de los textos que seguirán, para facilitar con ellos la superación de esas dificultades.

Un saludo fraterno para todos invocando a Jesucristo.

28 Comments on “Día 14 – La santa indiferencia

  1. Buenos días. La mayor dificultad que se presenta es vaciar mi mente de pensamientos.
    Durante el día, mientras estoy en mi trabajo puedo realizarla cuando pongo la intención en otra persona. Cuando me voy a dormir, me cuesta centrarne en mi corazón.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Día 21 – Película y respuestas – El Santo Nombre

  3. Pingback: La brisa suave – El Santo Nombre

  4. Gracias hermanas y hermanos por vuestros comentarios y participación. Recomendamos a los lectores que recién llegan a este post, la lectura atenta de los comentarios. Son muy ilustrativos de las dificultades y gracias que derivan de la práctica de La oración de Jesús. Los comentarios serán publicados y respondidos en los sucesivos posts de estos ejercicios. Un saludo fraterno en el Nombre de Jesús.

    Me gusta

  5. Muchas Gracias por estos ejercicios espirituales, a pesar de las preocupaciones siempre estoy pendiente de repetir el Santo Nombre, me acompaña en todas las dificultades, y cuando algo me es adverso digo: bueno JESUS tú quieres que así sea por eso me envías esta dificultades y la acepto con agrado repitiendo la oración y todo se va allanando. Gracias por esta formación espiritual ..SEÑOR JESUCRISTO HIJO DE DIOS VIVO TEN PIEDAD DE MI PECADOR

    Le gusta a 1 persona

  6. No es fácil llevar esta pequeña oración ya que todo la pensamientos y preocupaciones es como si te atacaran y terminas distrayendo de la oracion y entra en mi un desanimo y una gran tristeza de no poder ser fiel a la oración gracias

    Le gusta a 1 persona

  7. Mi mayor dificultad es repetir siempre lo mismo, las mismas palabras dichas de la misma manera, me hacen perder la atención me producen fatiga mental. De toda la ascesis, la oración de Jesús, es la ascesis que más me cuesta.

    La oración de Jesús encierra en sí misma una gran sabiduría, no sé cómo sucede esto, pero sé que sucede. He aprendido muchas cosas desde que estoy rezando esta oración (sólo 15 días), y eso que me distraigo, y me olvido de rezarla, y vuelvo, y a veces me equivoco de palabras, y digo otra cosa. Pues a pesar de rezarla mal, y he aprendido mucho de ella. Nunca con ninguna oración, ni siquiera recitando los Himnos y los Salmos de las 7 horas canónicas, ni con la Lectio divina, ni con el rosario, ni siquiera con la Eucaristía, me he aproximado tanto a Jesús.

    Pero vivo mis dificultades de la oración de Jesús con paz, sin regañarme y confiando en que lo conseguiré. Me consta que en la gracia de Dios actúa en la mayoría de nosotros, pasito a pasito, nunca he conseguido nada dando saltos, por eso es cuestión de esperar de tener paciencia, y de seguir intentándolo, con la gracia de Dios, hasta conseguirlo.

    Muchas gracias a todos ustedes.
    Que Dios les bendiga.
    Sólo en la eternidad sabrán todo el bien que han hecho en este mundo.

    Me gusta

  8. Queridos hermanos en Cristo Jesús

    1- En meditación sedente el principal problema son los pensamientos que vienen a la cabeza. Ante esto los dejo pasar y vuelvo a la repetición.
    2- a la vez que repito la plegaria no sé si fijar mi atención a la respiración, al corazón, a la frase…
    3-me cuesta mas en activo, cuando estoy haciendo cosas, sobre todo trabajando.

    pero tambien tengo que decir que son muchos los momentos de paz y atención y la necesidad de repetir constantemente la plegaria.

    Oraciones

    Un fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

  9. Buenas tardes . Comparto muchas de las dificultades expresadas anteriormente. Las distracciones, es difícil aquietar los pensamientos que van y vienen. Parece que en el momento que me dispongo a rezar cualquier preocupación o actividad pendiente se vuelve urgente. Y da vueltas en mi cabeza y la Oración se convierte en algo mecánico.
    Las.veces que logro concentrarme, me da mucha paz la Oración.
    A veces mientras voy rumbo al trabajo y debo caminar unas cuadras, para evitar la distracción llevo en mis manos un denario. El contacto de mis dedos con las cuentas me devuelven a la Oración.
    También el cansancio después del trabajo no me permite concentrarme en la Oración.
    Además hay tentaciones como son el celular , la televisión, que dispersan y atraen mucho.
    Muy agradecida por todo lo que me brindan a través de éste retiro.
    Un saludo invocando el Santo Nombre.

    Le gusta a 1 persona

  10. Estimados hermanos en Cristo Jesús
    El mayor obstáculo tanto interno como externo, son la cantidad de tareas que tengo que realizar al día, observándome a mi misma veo como si hubiera alguien que me empuja a realizar las tareas que tengo pendientes de hacer.
    En el día es esa situación y en la noche me quedo dormida.
    Sin embargo, me refiero a hacer la oración con unción, ya que durante todo el día ,esta la oración es en mi interior como si fuera una música suave que está ahí, cuando se me complican los asuntos traigo la oración al asunto del momento, y envuelvo a las personas con las que trato con la oración de Jesús.
    A veces hago la oración caminando pues una de mis tareas en hacer como mínimo 6000 pasos al día, recurro a un rosario y observo que en media hora recito la oración 750 veces.
    Sin embargo, creo que fallo al Señor por no estar concertada en su Divina presencia y lo hago mas por cantidad que por calidad Al estar hoy orando la oración ante el Santísimo, la preocupación por la salud de mi esposo me distrajo.
    Como todos los días manejo 90 minutos diarios, escucho en ese tiempo el audiolibro del peregrino ruso.
    muchas gracias por todos los textos de gran sabiduría que nos comparten
    Los saludo invocando el nombre de Jesucristo

    Le gusta a 1 persona

  11. Mi dificultad también es la distracción, siempre me vienen a la mente muchos otros pensamientos. Sobre todo cuando intento orar durante el trabajo, la atención se me va enseguida. Y también tengo a veces la sensación de estar repitiendo la Oración como una máquina, sin ningún sentimiento de amor hacia el Señor, como si estuviera repitiendo cualquier otra frase.
    ¡Gracias por estos preciosos ejercicios, me ayudan mucho a profundizar en la Oración!

    Le gusta a 1 persona

  12. Para mí la dificultad que estoy viviendo es el cansancio del trabajo, iniciar la oración se me hace difícil ya no es como en otros momentos que podía hacerla si dificultad y por otro lado dedicar un espacio durante el día para la oración del corazón pero viene muy bien que ese espacio sea en cualquier momento y lugar

    Le gusta a 1 persona

  13. Al leer sus comentarios me siento acompañada por todos uds queridos hermanos. Pase lo pase, Jesus siempre nos guia y acompaña. Lluvia de bendiciones.

    Le gusta a 1 persona

  14. Una especie de “pelea de oraciones” , si bien la oración de Jesús me dá mucha paz y siento realmente me une a Dios , tengo que luchar contra por un tiempo con la idea de que “le saca lugar a mi oración preferida” … Seguro debe de haber algo se acostumbramientos o apegos , aún en cosas santas …. Graciass ;;;

    Le gusta a 1 persona

  15. Mucha sequedad. Mucho esfuerzo para decir la oración. Como una especie de muro. Como si no hubiera Nadie. Como si todo fuese inútil. Para mi rezar a veces es ese desierto sin final. Un buscar en la oscuridad . A tientas. Una Paz que se sueña. Un sueño que se anhela. Seré digna? Querrá Dios esta nada que le doy? No lo sé. ….seguimos….no obstante

    Le gusta a 2 personas

  16. Me siento identificada en algunas de las aportaciones que agradezco, de mi parte comparto.
    Las distracciones son lo que más me aleja de la oración de Jesús, pero reconozco que la oración continua es DON ¿entonces qué hacer? retomarla cada vez que el Señor me hace consciente de mi propia limitación al distraerme. Peo también es cierto que en ocasiones en el rezo del rosario por ejemplo, me “sale” la oración de Jesús.
    Gracias por estos días, propician el mayor adentramiento en nuestro deseo de vivir sólo para Jesús.
    Un saludo invocando el Nombre del Señor Jesús.

    Le gusta a 1 persona

  17. Estimados hermanos.
    Tras realizar la practica y todo este tiempo de la oración del corazon que llevo haciendo comentaré mis mayores dificultades. En principio tengo deseos de la oración de Jesús, tengo mi frase, la.acompaño con la respiracion, y me acuerdo durante el dia de rezarla en las más diversas situaciones. Pero mis dificultades son:
    1. Las preocupaciones que vienen de continuo, sobre todo económicas. No me dejan en paz.
    2. Encontrar ese centro interior, el corazón, para no vagar busco técnicas de visualización. O miro una imagen de Jesús o imagino un momento evangélico.
    3. No llega la.alegría. Debido a mis preocupaciones no encuentro la alegría espiritual por mucho que rece. Paz si encuentro, pues es un momento agradable de relajación. Pero al salir de ella y enfrentar el mundo salgo sin alegría o pronto se disipa.

    Con la gracia de Dios y su ayuda voy adelantando. Saludos cordiales en el Señor Jesús.

    Le gusta a 2 personas

  18. Sentado en silla de meditación. Atento a la respiración, al ritmo cardiaco, repitiendo la oración de Jesús. No pasa mucho tiempo en que te ves envuelto en pensamientos que te sacan de tu concentración. Una y otra vez volver a la respiración, al ritmo cardíaco, a la oración de Jesús.
    El tiempo transcurre despacio, el cuerpo te reclama, dolor en las rodillas, molestias distintas. Nuevamente la imaginación que anticipa soluciones a los problemas ordinarios.
    Vuelta al ejercicio: atención y dejar pasar los pensamientos. Un saludo fraterno.

    Le gusta a 1 persona

  19. Hola a todos y a todas:
    El problema que yo percibo cuando hago la oración es que, no sé si lo expresare bien, comienzo con la oración en primer plano pero poco a poco va pasando a segundo plano y su lugar lo van ocupando las preocupaciones, las ocupaciones y las inquietudes, intento pasarla a primer plano pero entonces se hace costoso y es entonces cuando aparece el cansancio y la distracción, acompañado todo ello por el reproche. Creo que me irá bien dedicar espacios de tiempo exclusivamente a la oración, como propone la práctica de hoy.

    Le gusta a 1 persona

  20. Buenos días hermanos. El deseo de la oración continua está en mi corazón desde el principio de mi vida en Dios, después de que Él me concediera la conversión. Probé otras espiritualidades o “métodos” que no dieron resultado pues caía en una ascesis voluntarista. Hace años que sigo este blog, que muchas veces suena a respuesta. Ahora con estos ejercicios me parece percibir el modo. En ocasiones no sé si busco la oración continua por amor a Dios o por querer estar mejor, pero dejo con paz esta inquietud o imperfección en el Sagrado Corazón. Él sabe de mi debilidad. La mayor dificultad de la oración del corazón para mí es no olvidarla cuando me dejo absorber por otras actividades: vida en fsmilia, trabajo… pero vivo esta dificultad también con paz. Yo tengo que perseverar y Dios me irá dando lo que quiera. Esta escuela de pequeñez (con Santa Teresita) y de abandono confiado en el Padre partiendo de mí propia debilidad y mis limitaciones me están dando, por fin, paz.
    En todo hacer Su voluntad.
    Mi frase para la oración de Jesús es: ¡Sagrado corazón de Jesús en Vos confío!
    Que Dios los bendiga

    Le gusta a 1 persona

  21. Mi mayor dificultad creo consiste en la frase elegida: “Señor Jesucristo Hijo de Dios ten misericordia de mi pecador”….Me pierdo porque considero es muy extensa.
    En cambio el nombre de Jesus resuena en mi mente y corazón la mayor parte de día. Cuando estoy en silencio, cuando hablo con alguien, cuando comienzo a preocuparme, mientras cocino, cuando corto el pasto o miro el paisaje. Parece que no fuese yo quien lo pronuncia, sino que es como si estuviera dentro mío. Cuando me doy cuenta que hace un rato no siento la presencia del Señor entonces ahí soy yo quien invoca Su nombre. Es como no tener que repetir el nombre porque simplemente Jesús está.
    Un saludo fraterno en el Señor.

    Le gusta a 1 persona

  22. Mi dificultad es que a veces repito la oracion mentalmente o la digo y no siempre conecto con el corazon. Otras veces siento que al decirla pareciera que mi pecho se abre y ahi si me siento mas conectada. El otro dia estaba angustiada por un tema de salud y empece a decir la oracion en forma constante y me fui tranquilizando. Gracias por escuchar y guiarnos. Bendiciones para todos

    Le gusta a 1 persona

  23. Hace más de 50 años que llevo conmigo la oración de Jesús. Nunca en ese tiempo un día fue igual a cualquier otro. La dificultad no está en la oración ni en el método. La dificultad está en nuestro corazón.

    Le gusta a 1 persona

  24. mi mayor obstáculo es que me cuesta mucho concentrarme por una enfermedad cerebral que tengo. pero cuando recuerdo que tengo que hacerlo lo hago sin alterarme, para no dar pie a que el enemigo aproveche. Me sirvió mucho el post donde dice que la preocupación sea el indicador de que he olvidado la oración de Jesús y es verdad, así que cuando me siento preocupada invoco a Jesús y trato de confiar en él. Le entrego mis preocupaciones y pido compasión.

    Le gusta a 1 persona

  25. Queridos hermanos Paz y bien. Llevo varios días poniendo en práctica la invocación del Santo Nombre, y la mayor dificultad es “sosegar” a la “loca de la casa”, al decir de Santa Teresa de Jesús, la mente, la imaginación, las distracciones. . .pero se abrió mi alma y mi corazón a una sed interior de cada vez mas practicar esta santa invocación, o sea a mas costosa concentración, mas oración, mas y mas, me he vuelto terco en esto, y me esta dando resultados, y como dice la Santa en sus Moradas, no hay que temer a volver a comenzar cuantas veces sea necesario. En esas luchas sigo y trato de no desmayar. Gracias a Dios todopoderoso y a ustedes hermanos por sus oraciones y por compartir sus experiencias para edificación de los que hemos decidido conenzar a recorrer este camino. Invocando el Santo Nombre los saludo con la Paz del Señor.

    Le gusta a 2 personas

Responder a marratibel Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: