Escuela de silencio*

Amigos, la oración contemplativa es una dimensión de la vida espiritual a la que todo cristiano está llamado, a ese “cara a cara” con el Señor, y sin lugar a dudas el silencio es un medio necesario y eficaz para lograrlo, pero, ¿qué silencio?  Es tan rica la acción del Espíritu que hay gran variedad de caminos, escuelas de espiritualidad, métodos y propuestas para rezar en el silencio, pero el ideal es que cada uno encuentre el suyo, su estilo. En este tiempo cuaresmal, tiempo de desierto y oración, queremos compartirles sobre uno en especial: “La Escuela del Silencio”. Para ello nos encontramos con Alexandra Arana, 65 años, casada con Hugo, tienen 4 hijos y 4 nietos, ella pertenece a la Fraternidad Laical Dominicana, y conversamos: Alexandra, ¿cuándo y cómo nació la Escuela del Silencio?

La Escuela del Silencio nació en España con José Moratiel, fraile Dominico, pero no tiene una fecha de inicio, tal vez sea porque fue algo que se fué dando y fué creciendo con el transcurrir del tiempo. Es que el silencio es patrimonio humano y existe desde siempre, desde que el ser humano comenzó a relacionarse con Dios, trasciende culturas y religiones. Lo que hizo Moratiel es darlo a conocer y al igual que Jesús, hizo de la oración de silencio algo sencillo, simple y lo sacó del claustro de los monasterios y lo sembró en el corazón de nuestra vida cotidiana.

¿Cuál fué tu primer encuentro con esta experiencia y qué le aportó a tu vida que hace que hoy estés tan comprometida con ella? El primer Encuentro de silencio que realicé fue en 2004, en Orense, España. Fueron 3 días de total silencio acompañados por Moratiel, pero la búsqueda de la oración de silencio comenzó mucho antes en mí. Lo que sí me aportó fue darle un nombre, encontrar una forma, un estilo concreto para poder vivirlo ¡al fin había encontrado lo que tanto buscaba! En cuanto a lo que aportó a mi vida fué en primer lugar un autoconocimiento, al quedarse en silencio cuando todo se va acallando comienza a emerger todo lo que somos, surge así la aceptación de lo que uno es y por último aprender a “olfatear” el rumbo, el camino, por dónde ir o por dónde no.

El camino del silencio es un andar sin brújula, sin mapa, se parece más bien a una aventura. En definitiva es caminar y vivir en la fe. Cuando uno descubre que el silencio es nuestro aliado, se “caen” todas las resistencias ante el Dios de la vida. en definitiva es una oración de total abandono…

Texto sugerido por el Hno. Jorge Pompeyano de la Frat. Monástica Virtual

Aquí el texto completo

Misa del Jueves de la 5° semana de Cuaresma

2 Comments on “Escuela de silencio*

  1. Pingback: Misa del 2 de Abril y Escuela de silencio | Fraternidad Monástica Virtual

Responder a HNO BETOCUA Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: