Renovar el jardín

Imagina el que fuera un hermoso jardín, que ha sido abandonado por años. La maleza se hizo dueña y ahora lo cubre todo. Cuesta adivinar donde sobreviven aquellas plantas que daban flores y las aromáticas están ocultas entre los cardos. Todo parece perdido. ¿Dónde apreciar belleza en este caos opulento de cizaña y alimañas de toda clase?

Trata de hallar una pequeña muestra de la anterior belleza. Busca bien, con tranquilidad ve revisando parte a parte hasta que encuentres una pequeña flor o una de aquellas plantas que tanto apreciabas. Entonces, deja de lado el desorden general. Pon toda tu atención en esta pequeña maravilla y poco a poco retira de su entorno lo que le dificulta el crecimiento. Crea para ella un espacio libre de peligro y que le permita elevarse y dejarse acariciar por el sol.

Despeja sus lindes, remueve la tierra seca y endurecida y dale nutrientes con agua pura. No estará mal que también acaricies sus hojas y que la controles evitando que hormigas o insectos la dañen. Y a partir de allí, desde ese pequeño sitio limpio reconstruye el jardín. Se paciente, te llevará días, meses o años incluso. No importa la rapidez del avance sino la dirección que llevas. Quién va hacia su destino camina firme y puedes ser indiferente a la velocidad de la marcha. Afincarse en el propósito es lo importante y tomarlo como norte.

Esfuérzate en no dejarte arrastrar por la prisa, esta es enemiga del buen hacer. La ansiedad por el logro final es un espejismo que nos engaña y termina drenando las fuerzas. En el resto de tus ámbitos vitales es igual. Aplica lo del jardín. El ego suele engañarnos ofreciéndonos objetivos grandes y radicales. Pueden ser metas muy santas, pero que de tan altas luego nos dejan caídos más abajo de donde estábamos. Hemos de aceptar que no somos especiales. Somos una persona como todas las demás. Con nuestras cualidades, defectos y particularidades, pero estamos como todos.

La gracia sabe conducirnos. Atender al corazón como criterio para decidir situaciones en las que dudamos. ¿Qué es atender al corazón? No prestarle mucha atención al relato mental acerca de nosotros mismos. Atender más bien a practicar aquellas acciones que nos dejan calidez en el corazón. Si nos detenemos un momento, si respiramos e invocamos a Dios, la voz profunda de la gracia que vive en nosotros nos dirá que decir, que hacer y cómo situarnos ante lo que va ocurriendo.

elsantonombre.org

La foto de portada: Photo by Lukas on Pexels.com

Queridas/os hermanas/os: Para complementar nuestros ingresos realizamos blogs o páginas web de tipo personal, profesional o comercial y también podemos enseñaros para que las hagáis por vosotros mismos o aprender a administrarlas una vez iniciadas. Cualquier tarea de este tipo que necesitéis avisad a nuestro Whatsapp 54+351-3095309 o al correo: bloghesiquia@gmail.com Un abrazo fraterno en Cristo Jesús para todos.

One Comment on “Renovar el jardín

  1. «¿Qué es atender al corazón? No prestarle mucha atención al relato mental acerca de nosotros mismos». Es bueno recordar esto, porque a veces ese relato, no nos permite cuidar convenientemente el jardín

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: