CAMINO A LA PASCUA

f1513-3s_y4enikami

En la recta final de la Cuaresma, abiertos a la vivencia profunda de la Semana Santa con el gozo extraordinario en la Resurrección del Señor, la Pascua, sigamos presentando ante Dios nuestro corazón herido, nuestro cuerpo cansado, nuestro espíritu en búsqueda y dejemos que Él lo transforme todo; porque sólo él puede calmar nuestra sed y curar nuestras heridas.

Al salir de la Cuaresma, pasar por la Pasión y alcanzar la Resurrección, no se nos pide que neguemos, ocultemos o disimulemos nuestro cansancio y nuestras heridas. Cristo tampoco ocultó las suyas, sino que las mostró como signo de que es Él mismo el que muere y el que resucita.

Simplemente debemos abrirnos ala sorpresa: ¡Señor, que nuestra vida repose en tus manos y caminemos en tu luz, que a veces dejamos apagar! ¡Señor ensancha nuestro corazón, para que en él quepan cada vez más y más personas!

El Señor viene a purificar nuestro corazón, darnos paz para ser humildes, sencillez para sentirle Y apertura para abandonarnos a su infinito amor. Así llevaremos ante el mundo, con alegría, la Buena Noticia.

(TEXTO. scj.)

2 Comments on “CAMINO A LA PASCUA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: