Ser monje

¿Qué es ser monje? Lo responderemos, por supuesto, desde nuestro punto de vista; el que quisiéramos usar en esta Fraternidad.

Para nosotros es monje el que tiene un deseo solo: Vivir unido a Dios en cada instante.

Esto empieza por un anhelo intenso, un deseo de Dios o de lo sagrado en la vida. Uno quiere consagrarse, comprometerse, sentirse íntimo de la vida divina. En ese sentido, el deseo de Dios es un noviciado, una preparación, uno aspira a la unificación de todas las apetencias del alma en una sola: Ser de Dios, ser mero instrumento, uno llega así a enamorarse de lo divino.

Sin darse mucha cuenta, amanece un día en que uno no vive para otra cosa, no desea otra cosa, no piensa en nada como no sea ese deseo de unión con Dios. No en vano en la historia se ha usado la metáfora de los amantes. Quién ama vive para el objeto de su amor; respira con su aire, mira por sus ojos, pisa sus huella y en todas las cosas encuentra rastros del amado/a.

Cuando el amor por Dios consume a la persona, en cierto modo esta deja de existir. Puede que siga en el mundo pero ya no es del mundo; lo que hace, lo que piensa y siente está atravesado por la gracia. Se ha perdido a si mismo, a tenido el don de sacarse de en medio para que brille El Único que Es.

Eso es un monje, alguien que tiene unificado los deseos en uno solo. Con hábito o sin hábito, con orden donde congregarse o sin ella, con regla pautada o sin ella, reconocido o ignorado, varón o mujer, pobre o rico; un monje es aquella persona que reconoce la primacía de la voluntad de Dios en todo y todas las cosas y que se ha abandonado a Su designio. Entregado por entero a la verdad profunda de su ignorancia, abraza su no-saber a la infinita sabiduría de Dios.

Aquí hermanos todos somos novicios, deseamos a Dios y queremos desearlo cada día más, hasta que ese anhelo nos inflame y nos consuma para siempre, liberados del sufrimiento que nos impone creernos separados del Padre.

Continuaremos en los próximos días, si Dios lo quiere, delineando el perfil de la Fraternidad y sus participantes. Los saludo con afecto fraterno, invocando sin cesar el Santo Nombre de Jesús.

Hno. Mario

Aquí el post de hoy del blog Hesiquía

5 Comments on “Ser monje

  1. Soy lector desde el principio y me gustaría formar parte del nuevo noviciado.

    Un saludo fraterno en nombre de Jesús.

    Me gusta

  2. Paz y bien, eso es un monje, alguien que tiene unificado los deseos en uno solo. Con hábito o sin hábito, con orden donde congregarse o sin ella, con regla pautada o sin ella, reconocido o ignorado, varón o mujer, pobre o rico; un monje es aquella persona que reconoce la primacía de la voluntad de Dios en todo y todas las cosas y que se ha abandonado a Su designio.

    Me gusta

  3. Que bonito quiero ser novicio de la fraternidad para buscar a Dios en este mundo

    Me gusta

    • Gracias Manuel. Pronto le escribiremos. Un saludo invocando a Jesús.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: