Repentina alegría

“A medida que pasaban los días, comenzó a presentarse en mi interior una curiosa experiencia, que solo puedo explicar cómo una… “repentina alegría sin motivo que sacia cualquier anhelo del alma”. Sucedió entre paso y paso al caminar o al mirar el cielo y respirar; vino sin aviso entre una frase y la otra, se presentó asociada al Nombre de Jesús.”

Extraído de “Entrenamiento espiritual III” en preparación

A %d blogueros les gusta esto: