14° Clase de Filocalía – Evagrio Póntico

Evagrio Póntico – 2° y 3° parte

3 Comments on “14° Clase de Filocalía – Evagrio Póntico

  1. Gracias por la entrega:
    Creo que la imagen de la montaña es interesante y creo que
    efectivamente, los diferentes planos nos hacen percibir las cosas de
    distinta manera, pero también a nosotros mismos. Cuando llego arriba o
    cuando voy subiendo la manera de verme y de ver, cambia. soy yo pero no
    soy yo. Esto me recuerda lo de San Pablo: soy yo pero no soy yo, es
    Cristo que vive en mi. Conforme me voy conociendo y conociendo lo que me
    rodea veo que estoy habitado. Somos ese misterio que como dice Gaudium
    et Spes, solo se esclarece a la luz del misterio del Verbo encarnado.
    Decía alguien, que la encarnación no es solo algo que concierne
    directamente a Jesús sino a todo ser humano. En Jesús se ilumina una
    realidad que es propia de todas las personas, a saber, que el ser humano
    está hecho para Dios y que solo al encontrarse con DIos se encuentra
    consigo mismo.
    la pregunta que yo ahora me hago ya no es si el cuerpo es o no es mio,
    sino si puedo encontrarme con Dios sin el cuerpo. En este sentido solo
    puedo decir que Cristo que se encarna es el modelo de aquello a lo que
    está llamado todo ser humano.
    Un abrazo en Cristo resucitado
    José A.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola Hermano Mario, y todos los hermanos, muy interesantes los vídeos, tienen unas ideas muy profundas desde muchos puntos de vista, aunque también te has metido en varios jardines muy delicados 😉.
    Me ha encantado la idea de entender a Evagrio desde su punto de vista. Sin juzgarle previamente. Aunque es un trabajo difícil, uno nunca es objetivo, cierto, pero puede ser sincero. De todas formas, en mis estudios de filosofía tuve un profesor que nos hacía incluso realizar el mapa de los viajes o conocer las ciudades y entorno social y económico de cada autor y nos tenía mirando el mapa, la cultura, el idioma, la sociedad, la educación recibida, etc hay que conocerlos bien para comprender a mentes privilegiadas y a todos los movimientos de la historia. Si los buscamos entender desde puntos de vista contrarios o intercambiados, entonces no entenderemos nada y fracasaremos en nuestro intento, además de juzgar.
    El maestro Eckart, por poner un ejemplo, fue condenado por un concilio local, nada más. Cuando lo leo, además de tener un santo como Juan Taulero que le defiende sin dudas, si uno va a comprender lo que él quería decir y lo compara con la fe católica, se ve que no hay nada contrario. De hecho, no hace muchos años el superior de los dominicos de presentó ante Ratzinger para que le quitara la condena y el cardenal le dijo que el Maestro Eckhart no necesita ninguna rehabilitación, que su doctrina está en perfecta consonancia con la doctrina católica y que es un teólogo digno de recomendación. Toma ya. Eso es diálogo y querer entender al otro desde su cosmovisión, para darse cuenta de que decimos lo mismo en planos diferentes y ser consecuente con ello. Su condena fue realizada por un Nuncio que le tenía bastante odio.
    La visión determina el conocimiento. La percepción de las cosas viene de nuestra mentalidad y actuamos conforme a ella, si fallamos nos justificamos. Por eso el comportamiento humano a veces no es tan racional, es según la mentalidad de una persona o su percepción de la situación, sabiendo que uno intenta ser objetivo, pero es imposible. Todo depende del color con que se mira. Ahora bien, esto nos lleva a pensar que todo pudiera es relativo. Me ha gustado mucho escuchar que nuestro conocimiento es relativo a una verdad objetiva, que Dios es.
    De esa verdad objetiva salen más, que nosotros somos en Dios, etc. Se puede discutir lo que se ve en una montaña según uno sea pintor o montañero, pero no se puede negar que ambos miramos y que vemos la naturaleza. Por eso uno de los jardines interesante en los que te has metido, hermano, es si el ser humano tiene la capacidad del conocimiento objetivo.
    Otra idea fundamental es entender que la Biblia es “verdad para nuestra salvación”, ha sido inspirada y es fuente de revelación, nadie debería tomar la Biblia como un libro científico o histórico. Es un entendimiento abocado al fracaso y al fundamentalismo.
    Otra idea genial es el tema de la autoimagen que has comentado y de las justificaciones. Muy bueno. Me debo aplicar el cuento.
    Volviendo al tema primero comentado, de que hay que entender al otro desde el punto de vista del otro, también puede ocurrir que uno no esté de acuerdo y genere un criterio. Criterio viene de “juicio”, pero un juicio bueno, un juicio sano y acertado. De ahí un jurado, de ahí un crítico teatral o de arte o gastronómico. Su juicio se escucha porque es una persona versada en ese tema y su juicio es bueno. Por eso el criterio se forja comparando una vez entendido el planteamiento. Y reflexionando. Ya decía Shopenhauer, leer mucho embrutece, hay que pensar sobre lo leído.
    Obviamente que hay una religiosidad natural, pues por el mundo exterior llegamos a la idea de Dios. Y como dice San Justino, de los primerísimos padres, hay semillas de verdad en todas las religiones. La revelación es lo que nos dijo Dios a los hombres para nuestra salvación. Y para los católicos esa revelación está fundada en la Escritura y Tradición bajo la guía del Magisterio. Ese es el depósito de la fe, del que habla San Pablo en sus cartas sobre lo que dijo, no solo sobre lo que escribió. Un ejemplo de tradición avalada por la Iglesia en ciertos concilios son los libros de la Biblia. No está escrita la lista de los libros canónicos en la Biblia, sin embargo, estamos de acuerdo en los libros que son, eso es tradición, pues alguien de forma inspirada eligió el libro para incluirlo. No entraré en el tema de las mujeres sacerdotes… 😉, pero sí en el tema del cuerpo.
    Evagrio vive del año 345 al 399, San Agustín de Hipona del 354 al 430. Estuvieron a las puertas de concilio de Nicea 323 y de Calcedonia 451. En ese período hay cuatro concilios críticos: Nicea, Constantinopla, Éfeso y Calcedonia, todos ellos en Oriente curiosamente. Y tienen mucho que ver con el tema de Cristo, ¿quién es?, ¿qué es?, ¿cómo es? Y aquí entramos en la construcción de la fe, pues sino podemos caer en constructos de Cristo que no corresponden con la verdad revelada: ¿Quién es Jesucristo? Como persona es una, la segunda de la Trinidad, el Verbo, sin embargo Arrio dice que el Verbo es creado (primer problema) y el problema de Arrio es brutal pues llega a la famosa “falacia arriana” en la que afirma la fe que se expresa en las fórmulas verbales (el CREDO), pero le da otro contenido, por eso los distintos concilios para evitar esa falacia, deben definir con precisión, más o menos, qué significa el credo y cómo hay que interpretar el credo. ¿Qué es Jesucristo? ¿Dios y hombre, pero es un Dios que quita el alma humana y toma un cuerpo? No. ¿La voluntad de hombre es la del Dios? No. Tiene voluntad humana perfecta y es libre. Es hombre completo y Dios completo y se comunican mediante la unión de la persona del Verbo eterno. Entonces es Dios perfecto y hombre perfecto igual que nosotros, excepto en el pecado. Y entonces Calcedonia dice, tomando palabras de la filosofía griega de entonces que nos sirve hasta ahora, aunque pueda haber profundizaciones, dice que es hombre perfecto con alma espiritual y cuerpo. No somos los cristianos dualistas, ser dualista es afirmar una cosa sobre la otra, si no que la realidad humana es dual. Hay unidad en la diferencia. Y diferencia en la unidad
    Por otro lado, si yo pienso en la Pasión de Cristo. ¿La Pasión que ha sido? ¿Una pantomima? ¿Un hombre que sufre, pero se escuda en su interior de manera que el sufrimiento no le toca? ¿Cuál fue su psicología en ese trance? Suda sangre como reacción natural ante lo que como Dios sabe que vendrá. Si no soy el cuerpo ¿qué significado tiene la pasión? Seguro que todo esto en un entorno cara a cara y con una discusión agradable como solo el Hermano Mario sabe hacer, sin caer en iras ni fanatismos seria muy interesante de tener. Qué pena estar tan lejos físicamente, seguro que los corazones están cerca. De todas formas, este es mi criterio. Que no entiendo cómo debo profundizar en no soy cuerpo, pero tengo cuerpo de Evagrio y por otro lado si no soy capaz de conocer la verdad…
    Perdón el rollo, y disculpad por esta última parte, pero es un tema apasionante y que como veis me encanta. El curso está siendo genial, muy interpelativo para mí. Un saludo a todos en el corazón de Cristo.

    Me gusta

  3. Hermano Mario….Simplemente…MAGISTRAL…
    Gracias…profundamente y desde todo mi Ser.
    Un abrazo en el Nombre de Dios, en el que Somos, nos movemos y existimos.

    Encarna.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: