Escala mística

San Juan de la Cruz

Fragmentos:

…cuán secreto y diferente del saber del hombre es este camino y subida para Dios. Lo cual se ve bien, pues que ordinariamente lo que en él es de mas provecho, que es irse perdiendo y aniquilando a sí mismo, tiene por peor; y lo que menos vale, que es hallar su consuelo y gusto, en que ordinariamente antes pierde que gana, eso lo tiene por mejor…

1. Decimos, pues, que los grados de esta escala de amor por donde el alma de uno en otro va subiendo a Dios, son diez:

El primer grado de amor hace enfermar al alma provechosamente…pero esta enfermedad no es de muerte, sino para gloria de Dios, porque en esta enfermedad desfallece el alma al pecado y a todas las cosas que no son de Dios…

Porque así como el enfermo pierde el apetito y gusto de todos los manjares y muda el color primero, así también en este grado de amor pierde el alma el gusto y apetito de todas las cosas…

…en ninguna cosa puede hallar gusto, arrimo, ni consuelo ni asiento. Por lo cual de este grado luego va comenzando a subir al segundo grado.

2. El segundo grado hace al alma buscar sin cesar a Dios…María Magdalena ni aún en los ángeles del sepulcro reparó. Aquí en este grado, tan solícita anda el alma, que en todas las cosas busca al Amado…cuando come, cuando duerme, cuando vela, cuando hace cualquier cosa, todo su cuidado es en el Amado, según arriba queda dicho en las ansias de amor.

3. El tercer grado de la escala amorosa es el que hace al alma obrar y le pone calor para no faltar…en este grado las obras grandes por el Amado tiene por pequeñas,  las muchas por pocas, el largo tiempo en que le sirve por corto, por el incendio de amor en que ya va ardiendo.

4. El cuarto grado de esta escala de amores en el cual se causa en el alma, por razón del amado, un ordinario sufrir sin fatigarse… el espíritu aquí tiene tanta fuerza, que tiene tan sujeta a la carne y la tiene en tan poco, como el árbol a una de sus hojas.

En ninguna manera aquí el alma busca su consuelo ni gusto, ni en Dios, ni en otra cosa, ni anda deseando ni pretendiendo pedir mercedes a Dios, porque ve claro que hartas las tiene hechas…

Noche oscura, Libro segundo, cap. XVIII –

de “Obras de San Juan de La Cruz”

“El Monte Carmelo” – Madrid –Pags. 461/2 /3/4 – 1931

Links:

Obras Completas

Carmelitas descalzos

Carmelo Seglar

Haz click para dejar un comentario

8 Comments on “Escala mística

  1. La Noche Oscura ataca a todas las potencias y no sólo al entendimiento o al sentimiento. La depresión es un no poder ver luz, pero hay depresión agnóstica (por diagnóstico medico) y tristeza del alma, que en el fondo es alegría porque sabe tener a Dios aun en los caminos mas oscuros. Medito en el Eli Eli Lama Sabactani de Jesús en la Cruz. Padre, por qué me has abandonado? Jesús nos adelanta que la noche es apenas el momento que precede a la Luz más gloriosa, a la salvación, a la madurez, a la Cristificación de cada uno.

    Me gusta

  2. El mundo ofrece mucho y nada sacia pues como espirituales que somos y también carnales vemos que esta se marchita y muere mas el alma sigue enrriqueciendose , estirándose y ensanchándose , El mundo genera temor a perderlo todo mas el alma es inmortal y sus alforjas no tienen límite y solo depende de nuestra docilidad a Dios el avanzar . El dedicarse al mundo genera frustración pues no es perenne y tenemos vocación de eternidad .

    Me gusta

  3. Hoy he recibido un premio a mi blog, otorgado por Sor Cecilia “Estoy a tu lado”. No sabía de la existencia de estos premios, que se entregan a aquellos blogs que nos gustan especialmente. Por eso querría compartir mi premio contigo, Hno. Mario, porque en tu blog encuentro reflexiones y vivencias que me enriquecen muchísimo. Me encantaría que lo recibieses. Si quieres, pásate por mi blog a recogerlo. Un abrazo.

    Me gusta

  4. Interesante post. Ahora ya sé que nunca seré mística. Tampoco aspiraba a ello, con lograr ser cristiana ( a ver si algún día lo consigo), me conformo. Saludos.

    Me gusta

  5. Es la misma “Krankeit zum Tod” “enfermedad a la muerte” de Sören Kirkegaard igual a la enfermedad des San Juan de la Cruz.. Me imagino que en nuestra vida no podemos vivir aquella paradoxia total entre morir y vivir en toda su consequencia sino al fin de nuestra vida nos hemos entregado a Dios o no nos hemos entregado. Parece que hay unas pocas personas misticas que ya experimentan la union total de vida y muerte. No es mucho mas que lo que se puede desear?

    Me gusta

  6. Hola, una vez reuní un grupo,de amigos, para estudiar la noche oscura , acompañados , de un especialista en San Juan de la Cruz. Duramos todo un año, reuniéndonos, todas la semanas.
    Tratamos de profundizar mucho, pero no queda tan claro…Este padre fue mi guía espiritual en aquel tiempo, a mi se me borró Dios, no lo encontraba y sufría mucho, por ello, él padre dijo que era la noche oscura, y me trato como tal. Y resulto que era una depresión.
    Pero cuando uno oye la descripción del estado en que están , él y Santa Teresa, es idéntico a una depresión y yo creo que si es.

    Me gusta

    • Hola Fray Ricardo.
      La línea que separa la noche oscura de la depresión es delgada, pero identificable. Es un buen tema.
      En mi modesto entender, la depresión sobreviene al no lograrse lo que se desea en el mundo.
      La noche oscura, al no verse saciado por nada impermanente, al hecho de que aún logrando, nada llena.
      Entonces el alma se vuelve a Dios.
      Habrá que ver, sería bueno contar con mas opiniones.
      Un saludo en Cristo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: