Meditación XIX

Recorriendo carismas…

Meditación XIX

En la discreción radican la sabiduría, la inteligencia y el juicio, sin los cuales nos será imposible edificar nuestra morada interior y amontonar las riquezas espirituales, según aquellas palabras: “Con la sabiduría se edifica la casa, y con la prudencia se consolida; con la ciencia se hinchen sus despensas de toda lo más preciado y deleitoso” (Prov. 24,4).

Tan necesaria es y de tal precio, que la compara la Escritura a la palabra y poder del mismo Dios. (Heb. 4, 12). Sin la gracia de la discreción no puede la virtud ser estable ni perfeccionarse.

de las «Colaciones» de Casiano

__________________________________________________________

Herman@s en Cristo: Rico intercambio espiritual se está produciendo a través de los comentarios que se van publicando en las diferentes secciones o posts. Les recomiendo recorrer dichos intercambios porque pueden resultar fructíferos, tanto para elevarnos por lo que allí se manifiesta como por la posibilidad de cultivar amistades espirituales.

__________________________________________________________

Haz click aquí para dejar tu comentario

5 Comments on “Meditación XIX

  1. La discreción es una virtud que con la gracia divina podemos perfeccionar cada día; por esta podemos decir las palabras apropiadas en el momento oportuno; esta virtud evita que juzguemos por las actitudes exteriores .

  2. La vida monastica requiere ser disciplinados y tener un ardiente deseo de conocer a Dios y su Obra y lo que lei de la discrecion es algo importante porque eso te lleva reflexionar y ser cautos en tu palabra y en tu obra

  3. Importante es la virtud de la «Discreción» pero la cita Heb-4-12 no es correpta por mucho que rizemos el rizo.

  4. En este camino, la discresion es muy importante; se relaciona con el silencio que nos ayuda a encontrarnos con nuestro Padre Celestial. muchos santos nos han dejado ejemplo de discresion, como ser los padres del desierto. ¡que importante seria para mi crecer en esta virtud!. que Dios les bendiga hermanitos. tambien, nos puede ayudar a ser mas humildes, a mantener una entrega discreta en nuestra vocacion.

  5. En efecto la discresion es un elemento básico y esencial tanto en la vida espiritual como en la vida temporal. La discresion nos permite la prudencia, el respeto y la consideración por las demás personas creadas a imagen y semejanza de Dios. Me gustan mucho estas reflecciones porque son breves y de mucho contenido.

Deja un comentario