Meditación XXXII

Profundo quedó lo que estaba profundo: quién lo alcanzará?

Profundo quedó lo que estaba profundo: quién lo alcanzará?

Dios está en todas partes, es inmenso y está cerca de nosotros. Yo soy – dice – un Dios cercano, no lejano. El Dios que buscamos no está lejos de nosostros, ya que está dentro de nosotros, si somos dignos de esta presencia. Habita en nosotros como el alma al cuerpo, a condición de que seamos miembros sanos de él, de que estemos muertos al pecado.

Entonces, habita verdaderamente en nosotros aquel que ha dicho: habitaré en medio de ellos y andaré entre ellos.

Quién, me pergunto, será capaz de penetrar en el conocimiento del Altísimo? Quién podrá investigar las profundidades de Dios?

Busca pués el conocimiento supremo, no con disquisiciones verbales, sino con la perfección de una buena conducta; no con palabras, sino con la fe que procede de un corazón sencillo y que no es fruto de una argumentación basada en una sabíduria irreverente.

Dios ha de ser creído tal cual es, invisible, aunque el corazón puro pueda, en parte, contemplarlo.

Del Comentario de San Gregorio de Agrigento sobre el Eclesiastés

5 Comments on “Meditación XXXII

  1. PAX
    mi corazón no es ambicioso, ni mis ojos altaneros, no pretendo grandezas que superan mi capacidad…ps 130
    invócame, y yo te oiré benigno, y te declararé cosas grandes y ciertas que tú ignoras …Jer 33, 3
    y vieron sólo a Jesús solo …mt 17, 8

  2. silencio… Dios me habita, luego el poder de la palabra para dar a mis hermanos la Palabra en el amor.

  3. Nos dice San Juan en el capítulo 6, «quien come mi Carne y bebe mi Sangre habita en mi y Yo en él». San Agustín, dice que lo encuentra dentro de él, después de haberlo buscado muchas veces en las criaturas.

  4. Me gusta mucho la meditación de hoy. El Dios cercano, tan íntimo que habita nuestro corazón. ¡ Cuanta falta nos hace buscarlo no con disquiciones verbales, sino con la fe sencilla..!

    Nada fácil lo que planteas – uno más – amar a los enemigos… pero creo que no esta nada mal empezar por amar y aceptar lo que tenemos delante, lo que nos va aconteciendo.

    Un saludo a todos invocando a Cristo.

  5. Cuando sustituyo la palabra DIOS por PALABRA (evangelica) me es mucho mas facil acercarme a Dios, aveces, tambien la sustituyo por BELLEZA, sobre todo de cosas pequeñas, florecillas, insectitos, tambien entonces me es mas facil acercarme; cuando la sustituyo por la palabra AMOR me es mas dificil, a veces imposible. Ruego sigais rezando por mi Alma.que florecillas, que hojas, que colores.¡olé Hª! ¿cuando nos acercaremos al Amor a nuestros enemigos?

Deja un comentario