Vanidad

meditación en base a escritos de nuestro santo Patrono

Hoy el reverendo Padre Abad me ha dado la cogulla y el escapulario negro. Mentiría si dijera que no me he dejado llevar de la vanidad. ¡Qué pobre hombre soy!

¡Señor, Señor, ten piedad y misericordia de mí! Ni soy mayor ni menor en tu presencia porque esté aquí o allí, y me vista de un modo o de otro. Los hombres somos muy infantiles y jugamos como niños. Ponemos nuestra ilusión en cosas que hacen reír a los ángeles.

Señor, dame tu santo temor, llena mi corazón de tu amor, porque todo lo demás es vanidad.

de los escritos personales de Sadn Rafael Arnáiz 

del 17 de abril de 1938

______________________________________________________

haz click para dejar aquí tu comentario

_____________________________________________________

14 Comments on “Vanidad

  1. paz y bien me ha impactado esto que somos infantiles porque es verdad asi como un niñito que se pega en una vidriera y llora para que le compren lo que el quiere asi se pone uno con dios a veces pidiendole que le complasca en no sufrir o en otra vida y me acuerdo de san francisco que pagaba para que le humillaran y asi hacerse el ultimo

  2. Gracias, Señor porque aún existen personas tan humildes. Ayudame a dejar de lado mi vanidad y no pensar tanto en cosas del mundo. Bendiciones para todos!

  3. PAX
    es algo inevitable… algo muy parecido sentí cuando vestí por primera vez mi hábito monástico y aún me siento tan feliz cuando recuerdo ese día y aunque ahora ya no lo llevo, ese «orgullo» de haber vivido lo que viví no se me quita…llevaré para siempre la clausura en mi corazón.

  4. Que Dios nos conceda la Santa Virtud de la Humildad, para asemejarnos a Él que se abajó hasta tocar la tierra y ser uno como nosotros… Oh Jesús, manso y humilde de Corazón, haz nuestro corazón semejante al Tuyo…

  5. Realmente si somos como niños, pero con la inocencia ya perdida. San Rafael tiene mucho de cierto en esta reflexion, hay que anidar en nuestro corazon el temor a Dios, para que asi lo inunde de su amor y lo demas vendra por añadiduria sin soltarnos de su mano. San Rafael intercede por todos aquellos que en algun momento nos invade la vanidad y no somos misericordiosos con los demas…

  6. Cuántas veces en la vida me he dejado llevar por la vanidad, y fue alli cuando perdi el rumbo y a Dios.

  7. A San Rafael que este mozo si me lee: La cogulla y el escapulario no deben hacerte sentir vanidad, y de hecho Te confundes de sentimiento; es indicativo, para el P. Abad de que nos puedes enseñar un poquito del camino a la santidad. Tu sabes que no ha sido el Abad más que un intermediario del E. S. así que de vanidad ná, eras un poco maestro, ahora con mayusculas……..MAESTRO

  8. ¿Cuántas veces la vanidad engaña al hombre para hacerlo desviar su mirada de Dios y mirar solo a si mismo?. Los logros, los éxitos, los aplausos, las fotos, las adquisiciones, los títulos, tanto cosa que el diablo aprovecha sútilmente para meternos en la tumba de la vanidad. También la tentación de vivir en la celda interior puede ser ocación de caer en la vanidad. ! Que pobreza de espíritu! Señor ten piedad y misericordia de mi y librame de la mentira de la vanidad.

    • PAX
      tiene usted hermano mucha razón, yo a menudo me preguntaba en el monasterio y era causa de confesión constante, si yo hacía tal o cual acto o práctica de humildad sólo por querer parecer humilde o si en realidad lo hacía porque era humilde y la verdad es eso un misterio para mi, pues llegué a la conclusión de que la vanidad es tan «astuta» que se viste de variados matices…

  9. Marcelo Θεός ελέησον ημάς

    Dos habitos me han impactado muchisimo en mi vida. Uno el de una ermitaña amiga que opto por hacercelo con tela de arpillera(aqui en argentina es la tela que se usa para embolsar papas) , el otro fue el habito que vesti como Dominico durante casi cinco años. Recuerdo esa misma vanidad propia y lisonjas piadosas que despertaba en mi y en algunos laicos,similar a lo que se atisba en el Hno Rafael, alla cuando recibi en el noviviado el habito de Santo Domingo, vanidad infantil; ….pero…. recuerdo, y con gravedad, no menos las burlas que mi amiga recibio en la gente del pueblo, por su habito. Desde vieja disfrazada y loca hasta…. cosas que nunca debereian estar en boca de cristianos (y maxime en cristianos consagrados y «cultos»).

    Te doy gracias Dulce Cristo por habernos salvado atravez de la materia, y haberla transfigura a esta para que ya no sea solo un simbolo convencional de tu virtud, sino signo real de tu Gracia. Divina Jaris que nos santifica.

    Hno Rafael, ayudanos a ser signos de la presencia real de Dios en este mundo. Teniendo tu inocencia. Teniendo el Santo Temor a Dios y el Santo Temor a nuestro Projimo, que es principio de sabiduria y salvacion para el mundo.

  10. Con la lectura de este texto sólo puedo decir SEÑOR, TEN PIEDAD DE MI, PECADOR. Que pueda distinguir lo esencial de lo accidental.

  11. No sé quién ha elegido este texto, pero me parece muy adecuado para nuestra fraternidad. Muchos ‘soñamos’ con vivir en un monasterio, pero donde tenemos que dar gloria a Dios en lo profundo de nuestro corazón allí donde la Providencia nos ha llevado. Gracias al hermano o hermana que nos ofrece este pensamiento del Hno. Rafael.

  12. Los hombres somos muy infantiles y jugamos como niños. Ponemos nuestra ilusión en cosas que hacen reír a los ángeles.
    Ese es mi deseo, ser una niña que hace reirma mi Padre, con quien juegue y descanse Cristo, a quien María consuela con mimos cuando me caigo.

Deja un comentario