Un raro discernimiento

«De lo malo me ha venido mucho bueno.

El mantenerme calma, no reprimir, estar atenta, y al mismo tiempo aceptar la realidad -las cosas como son, y no como yo las querría- me ha procurado un raro discernimiento, y también fuerzas poco comunes, que antes ni siquiera hubiera podido imaginar.

Pensaba yo que si se aceptan las cosas, la abruman a una de alguna manera; ahora bien, esto no es de ningún modo así, y solo al aceptarlas puede adoptarse una posición hacia ellas…»

Carta de una paciente al Dr. Carl Gustav Jung

___________________________________________________________

Pulsa aquí si deseas comentar

16 Comments on “Un raro discernimiento

  1. La Voluntad de Dios
    No caigas en un circulo vicioso:
    tu piensas:
    cuando se arregle esto así o del otro modo
    seré generoso con mi Dios.
    ¿acaso Jesus no estará esperando que seas generoso
    sin reservas?
    propósito firme,lógica consecuencia:
    en cada instante de cada día tratare de cumplir con generosidad
    la voluntad de Dios.
    San Jose Maria Escriva de Balaguer.
    Camino 776.

    Me gusta

  2. Habiendo visto más de una vez, comentarios de gente que manifiesta sus dificultades y a veces sufrimientos, quería compartirles unos mensajes y reflexiones que me han ayudado en algunos momentos duros. Especialmente me acordé al pensar en dar estos datos de Ricardo y Ana…
    Son las reflexiones del Padre Ignacio Larrañaga en su libro «Muéstrame tu rostro». También tiene otro llamado «del sufrimiento a la paz» donde en sus tres primeros capítulos da consejos para mitigar el sufrimiento incluso para aquellos que no tienen fe, o la tienen débil como él mismo lo dice. A mí particularmente me ayudó más «Muéstrame tu rostro» .
    También en you tube pueden encontrar sus charlas, él es el fundador de «los talleres de oración y vida», He encontrado unas prédicas en 18 capítulos en youtube. Para quien vea primero estos videos, recomiendo no obstante, leer el libro, creo que es más práctico, permite volver una y otra vez, escribir, etc. Son libros muy fáciles de encontrar en cualquier librería católica, muchos ya lo conocerán seguramente.

    Sobre lo que dice la paciente de Jung solo mencionar que me parece casi imposible aceptar ciertas cosas sin Fe en Dios, sin pensar que hay una esperanza de vida eterna en unión con Dios, sin pensar que ese sufrimiento puede ser un camino para un perfeccionamiento, doloroso, pero perfeccionamiento, sin pensar que ese dolor tenga un valor salvífico, de redención, para nosotros mismos y nuestros hermanos si unimos ese dolor al sufrimiento Redentor de Jesús. Si quitamos a Dios el sufrimiento se me torna algo absurdo. No digo que la paciente no pensaba en Dios, solo que al no mencionarlo en ese comentario de aceptación, me surgió hacer este comentario.

    Un saludo a todos, especialmente a Ricardo y Ana, en el nombre de Jesús.

    Me gusta

  3. Desde hace un tiempo me siento fiel discípulo de Job. Sólo falta que me caigan garrapatas.Se puede tener una conciencia viva de Dios y sin embargo viene una tragedia gruesa y plaf, al suelo. Lo equiparo al caso del niño malcriado, no duda de que su padre está allí, no es ese el problema, la cuestión es que el quiere que le cumplan su deseo. Es entonces cuando la fe debe madurar y uno debe abajarse para aceptar que es Dios quien dará la solución cuándo quiera y cómo quiera, con la garantía adicional que será la solución perfecta. En eso ando, pero déjenme decirles, cuando lo aceptas, descubres que paz y alegría es capaz de darte el Señor aún en las circunstancias más absurdas. Realmente lo digo, y si es necesario lo paso por notaría, ¡Qué grande en nuestro Dios!

    Me gusta

  4. Cuanto me cuesta aceptar el raro discernimiento hoy dia. Hace varios años senti, como la paciente, que aceptar lo tremendo que me pasaba (por ese entonces) era la unica manera de seguir viviendo. y asi fue, nacio una nueva persona. Me viene la imagen del Dios alfarero haciendo del cacharro roto uno nuevo con el mismo material. gracias. Virgi

    Me gusta

  5. Totalmente de acuerdo, también lo dice Marcus en sus meditaciones pero…….ponerlo en obra es lo dificil, muy difici quizá por falta de fe, de confianza……

    Me gusta

    • de esperanza Eugenio, y que nunca te falte. Si te falta pedila (yo hago lo mismo, eh) no lo digo por presuncion sino por experiencia

      Me gusta

  6. Probablemente me equivoco, pero una de las definiciones de humildad es «conocimiento y aceptación de la realidad, de la verdad». Una aceptación interiorizada, llena de emoción, arrepentimiento y compasión; no una aceptación puramente conceptual y racional.

    Me gusta

  7. PAZ Y BIEN, SIN DUDA ALGUNA DE LO MALO TOMAMOS EXPERIENCIAS PARA EL FUTURO, Y SI, TENEMOS QUE APRENDER DE ELLO, BENDICIONES

    Me gusta

  8. Es ASÍ! Desde que me dejo llevar por estos encuentro virtuales pero que siento la Presencia del Señor en lo más profundo de mi corazón me dejo lleva por «este raro discernimiento», no es fácil a veces aceptarlo, pero si lo dejamos pasar por la razón y por el corazón, en ORACIÓN, aceptando, amando, con humildad, silencio, despierta…dejo obrar al Señor en mi vida, me abandono a su voluntad, me corro para darle lugar a ÉL, que sé que «todo lo que venga es para mi bien», pero repito, hay que DESPERTAR PORQUE EN MOMENTOS ES MUY DIFÍCIL. CUESTA…

    Me gusta

  9. Aceptar la realidad, con lo bueno y lo malo, siendo flexible ante la corriente, como el sauce que deja mecer sus ramas en el agua; así también aceptando nuestras debilidades y fortalezas, hacernos uno con nosotros mismos, conocíéndonos, colabora sobremanera para hallar el silencio necesario para estar en la presencia amorosa de nuestro Señor, «amando al Amado de nuestra alma». Bendiciones hermanos en Cristo Jesús.-

    Me gusta

  10. es como dice el Evangelio: a cada día su propio afán. Viviendo el momento presente se llega a esta propuesta por lo menos para mí.Un abrazo Laura

    Me gusta

  11. Aceptar la realidad tal como es sabiendo que estamos en manos de la Providencia, abandonándonos con confianza, dejándonos hacer por Dios en cada momento; ésa es nuestra fuerza

    Me gusta

  12. Pingback: Un raro discernimiento | Fraternidad Monástica Virtual

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: