Meditar la Palabra

*

«Preguntó uno al abad Poemen acerca de la dureza del corazón, y respondió el anciano: «El natural del agua es blando y el de la piedra duro, pero si el agua gotea continuamente sobre la piedra, goteando la perfora. Del mismo modo la Palabra de Dios es suave y blanda, nuestro corazón duro. Por eso el hombre que oye o medita a menudo la Palabra de Dios, da lugar a que el temor de Dios penetre en él»«.

«Sentencias de los Padres del desierto»

«¿Qué creéis mejor ‒me preguntó el capitán‒, la Oración de Jesús o los Evangelios?

Son perfectamente la misma cosa ‒contesté‒. Lo que son los Evangelios lo es también la Oración de Jesús, porque el Nombre divino de Jesús encierra todas las verdades del Evangelio. Los Santos Padres nos dicen que la Oración de Jesús resume todo el Evangelio».

«El Peregrino Ruso»

*

2 Comments on “Meditar la Palabra

  1. Señor Jesús, te damos gracias, por darnos la «Oración más Perfecta, la Oración Tuya, la Oración de Jesús, que resume la Palabra de Dios, Nuestro Padre y en la cual se centra nuestra salvación…
    «Señor Mio Jesucristo, ten piedad de mi»…

    Me gusta

  2. Señor, danos la gracia de buscar constantemente y día a día los espacios necesarios para leer, meditar y orar a la luz de tu Palabra y poder «gritar el Evangelio no con palabras sino con la vida», como nos invita el Beato, Hto. Carlos de Foucauld.
    gerardo.
    Fraternidad Secular Carlos de Foucauld

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: