Algunas respuestas

Hola, recientemente estuve leyendo un libro que se llama “El despertar del corazón” de Jean-Yves Leloup, que habla sobre la tradición contemplativa de los hesicastas. En el mismo, recomiendan repetir como mantra el Kyrie eleyson, pues es un sonido que se medita en el Monte Athos, y su vibración en una lengua “original”, dice que es muy efectivo. Quisiera consultar al respecto, qué es lo que aconsejan Uds sobre qué mantra decir: ej, mencionar el nombre de Jesús solo, señor ten piedad de mí, Kyrie eleyson, y en ese caso cómo incorporarlo con la respiración… Y mi otra consulta, es saber si hay algún grupo en Bs As, adonde acercarse para practicar esta oración, y ser iniciada en ella. Muchas gracias, Liliana

Estimada hermana Liliana, le saludo invocando a Jesucristo.

En un sentido general, podemos decir que el requisito principal es que el Nombre de Jesús sea parte de la jaculatoria que se invoca. Los que recién se inician suelen preferir asociar al nombre del Señor algún pedido o expresión, que mejor concentre el sentido que le dan a la oración en su alma. Por eso algunos piden misericordia, otros piedad y hay quienes piden otras gracias. No falta también el que agradece los dones recibidos.

Aquí es mejor seguir la inclinación de cada uno, a fin de no agregar dificultades a la práctica de la oración, ya de por sí difícil de sostener debido al contexto de sobre-estimulación de los sentidos en que se vive.

Por otra parte, no creo que el idioma en que se ore sea realmente significativo. Esto implicaría que El Señor escucharía más unas oraciones que otras debido al vocabulario utilizado, lo cual no podría creerse con seriedad. Quizá el consejo del autor del libro encuentre su origen en cierta teoría que relaciona ciertos sonidos a la resonancia en determinadas partes del cuerpo o centros de energía como suelen llamarle hoy en día. Si así fuera, no podría discutirlo porque no me encuentro con experiencia en dicha área.

No se discute sí, que el Kyrie tiene una larga tradición monástica y hesicasta, particularmente en la ortodoxia y puede haber quienes se sientan más unidos a esta larga historia de oración recitándola en su idioma de origen.

Incorporar la respiración, respondiendo otra consulta suya, es cosa delicada y conviene hacerlo guiado de cerca por alguien experimentado en la oración. Como sugerencia general: Calmar la respiración antes de empezar a orar, unos pocos minutos y acudir al mismo método si durante la oración la mente se agitara. Respiración y movimiento mental son una y la misma cosa, por ello es bueno mantenerla calma.

Pero en cuanto a la oración en sí, lo más importante es hacerla con sentimiento genuino y sintiéndose en la presencia de Jesús que acompaña nuestro estar consciente. Un sentimiento de confianza y abandono mientras se reza, es el mejor consejo que puedo darle.

No conozco grupos de la oración de Jesús. Quizá grupos de meditación o contemplativos que tengan ciertas afinidades, estos figuran en la red.

Le saludo fraternalmente invocando el Nombre de Jesús.

Hola! Trato de practicar la oración de Jesús hace aproximadamente dos años , solo mencionando su nombre. Querría saber si esa forma tambien es válida. Por otro lado muchas veces me adormezco-distraigo mientras repito Su nombre en la exhalacion, lo cual me desalienta bastante, sin haberse llegado a manifestar el calor en el pecho del que en la Filocalia se habla.

Por otro lado siento fisicamente una fuerte energia pasional en mi, lo cual debilita aun más mi oracion, rozando muchas veces la desesperanza. Pese a esto intento sostenerme-fortalecerme desde los testimonios que otros han dejado del hesicasmo. ¿Que podria ayudarme? Muchas gracias!

Florencia

Estimada Hna. en el amor a Cristo.

Sí, la forma de mencionar solamente el Nombre de Jesús es muy válida y numerosos hesicastas la practican, debido a que su brevedad no requiere del intelecto y a que, también por el mismo motivo, puede apelarse solo al Nombre en momentos difíciles o en los que no se encuentra demasiado espacio entre lo que sucede y la ansiedad que nos embarga.

Para evitar caer en el sueño, algunos aconsejan situarse en una posición no demasiado cómoda o algo inestable, de modo que el desequilibrio evite que uno se duerma. De todos modos, no hay que irse tampoco al extremo de la incomodidad manifiesta, ya que ella dificultará la concentración.

El deseo de dormir, a menos que uno esté muy cansado, surge de la mente, que se aburre ante la monotonía de la oración, acostumbrada como está a vagabundear por todas partes y por todos los estímulos en busca de sensaciones con las que satisfacerse. La mente no conoce las mieles y la felicidad que hay en el corazón, y que se manifiesta justamente cuando ella (la mente) se silencia.

Es difícil callar la mente solo por la oración, se necesita paralelamente un creciente desapego de las pasiones y un viraje de la atención hacia el interior antes que hacia el mundo. Esto tampoco es fácil. La gracia acudirá en nuestra ayuda si la pedimos con insistencia, estando dispuestos a transformarnos. La gracia nos sorprenderá, pero no siempre vendrá del modo que la mente la espera. Siempre es para mejor.

Respecto de la energía pasional, importa comprender que las conductas que esta energía nos sugiere, derivan en un placer efímero y luego en decepciones y dolores muy intensos. Las pasiones creen que se encontrará fuera, en alguien o algo aquello de lo que se carece dentro. Esto no es así.

No hay nada que pueda colmar el corazón humano para siempre, como no sea el encuentro real con Dios en el corazón, esto es una experiencia y no solo una creencia.

Una dieta no muy abundante, con alimentos vegetales, cereales y lácteos, contribuye mucho también a serenar la energía de las pasiones. Las carnes, los picantes y condimentos al contrario las estimulan.

Estimada hermana Florencia, le saludo fraternalmente invocando el Santo Nombre de Jesús.

Miryam dijo:

Buenas tardes.
Muchas gracias por esta posibilidad.
Yo practico la Oración desde hace un tiempo. Y me surge la necesidad de buscar la soledad para poder buscar la Unión con Dios a través de la Oración.
Pero, no pocas veces, surgen imprevistos, a veces son más horas de trabajo, o un trámite urgente que hay que hacer, o una visita inesperada, en fin.
Son imprevistos que se llevan ese tiempo que uno quisiera dedicar a la Oración.
Mi.pregunta es: ¿ con qué espíritu aceptar esos imprevistos que surgen en la vida diaria?
Porque a veces me siento un poco contrariada por no poder realizar aquello que deseo.
Gracias. Dios los bendiga.

Estimada hermana Myriam la saludo invocando a Cristo.

La verdadera soledad es interior, a veces esta se manifiesta también exteriormente, pero no es frecuente en el mundo de hoy. La mejor actitud es actuar fuera como se debe de acuerdo a la tarea mientras se permanece dentro cobijado/a en un espacio de silencio en el que se repite la oración.

Para que esto sea posible hace falta cultivar un cierto desapego que crecerá en la medida en que nos abandonemos confiadamente a la voluntad de Dios que se muestra en todos los aconteceres. Si somos conscientes de que todo depende de Dios, ejecutaremos nuestros deberes con tranquilidad, lo mejor posible, sabiendo que Dios se encarga de los resultados de la acción.

Esto permite la soledad interior y poco a poco, aparecerá un tiempo exterior acorde a este silencio del alma.

Le saludo fraternalmente repitiendo el Santo Nombre.

Marwan dijo:

Hola, quisiera saber si es posible la vida eremítica en la vida común, en medio del mundo, de la sociedad, tengo una hija de 22 años. Gracias.

Estimada Marwan, le saludo invocando a Jesucristo.

Por cierto que sí, es posible vivir en soledad en medio de la multitud, si uno se ve obligado o llamado a vivir en sociedad.

La eremía, es ante todo, interior. De nada sirve ir al desierto y encerrarse si la mente va a divagar acerca de los contenidos del mundo. Uno lleva la mente a donde vaya y de ella proviene todo el barullo y el desasosiego. Quién con algo de esfuerzo y mucho de gracia, llega a silenciar la mente, puede vivir en cualquier parte.

De todas maneras, la soledad exterior puede ayudar y es bueno buscarla cuando se pueda, a menos que uno esté obligada/o por el deber de estado o una vocación determinada.

Le saludo fraternalmente invocando el Santo Nombre de Jesús.

Continúa en el próximo post.

Texto propio del Blog

One Comment on “Algunas respuestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: