Caminar hacia el ahora

Photo by Tatiana Syrikova on Pexels.com

23º día

cuarta semana

Una aspecto importante de cualquier proyecto personal al cual vayamos a dedicar nuestra atención e intención, consiste en que alcance su consumación en el instante mismo en el que estamos. Ha de tener su manifestación en el ahora mismo, aunque existan imágenes que nos direccionan la actividad hacia los tiempos futuros.

¿Cómo sería eso? Me parece una contradicción.

Vamos a suponer que quieres pintar un cuadro. Te imaginas la pintura terminada, exhibida en alguna galería de arte y el día en que se inaugurará la muestra de tus obras con la asistencia del público y demás. Bien, eso sería el objetivo manifiesto, de algún modo la imagen que guía tu acción. Sin embargo mejor que poner toda la carga de tu proyecto en el momento aquél en el que presentarás la obra, será más útil que lo que haces cada día, reúna ya las características de aquello a lo que aspiras.

Ya en el modo de mirar las cosas estarás atento a las intensidades de la luz que permite el surgimiento de la gama de colores, por ejemplo. Y en tu manera de enfocarte en los objetos, estarás buscando incorporar en ti, los matices de la pintura final que pretendes. En ese sentido, un pintor vive pintando aun cuando se halle lejos del lienzo. Todo su modo de existencia está atravesado por esa especie de obsesión estética que sintetiza su vocación de artista.

Por otra parte, lo material y lo inmaterial de un proyecto deberían fundirse continuamente en una misma expresión. De otro modo, el propósito podría llegar a realizarse solo por fuera, pero quedando vacío de su sentido original o degradado en una mera cuestión conceptual. No podrá entonces arraigar en el mundo. En suma, encuentra una forma de vivir el proyecto en tu misma situación actual, aunque la imagen ideal aparezca distante en el tiempo.

¿Cómo compatibilizar aquello de vivir sin ansiedad, sin expectativas que sueles mencionar, con el hecho de tener un proyecto?

Tu sales ahora caminando hacia la casa distante de un amigo a quién quieres visitar. Tienes claro el norte, sin embargo eso no implica de por sí a la ansiedad, ni a las expectativas. Llevar una dirección clara en tus pasos no quiere decir que te has externalizado. La caminata tiene que ser un fin en si misma. Vas a la casa de tu amigo a compartir tu alegría, la que ya vives incluso en la caminata. Es muy diferente a ir de visita para ver si encuentras allá la alegría. Puede parecer tan solo una cuestión semántica, pero es mucho más. Hace a un modo de vivir.

¿No es cierto que nuestra alma sonríe con admiración cuando nos enteramos de que alguien partió de este mundo en su propia ley? Por ejemplo, un monje orando; un bailarín danzando; un cantante cantando o un alpinista trepando la montaña… la oración quedó sin terminar, la danza o la canción no se completaron y la cumbre no fue alcanzada; sin embargo, uno presiente allí el sabor de la consumación. En ese gesto final estuvo todo, la foto justa que contiene una vida entera. Por eso, la pequeña regla de vida que podemos ir bocetando para nuestras jornadas, debería ser la escena actual de aquello mismo adonde vamos.

elsantonombre.org

Práctica sugerida: (*)

1. Observa atentamente en tu interior la imagen de quién eliges como modelo de conducta. Toma nota de dos o tres virtudes particulares que destacan en él o ellos si has elegido más de uno. 2. Luego, con tus propias palabras, define a cada una de estas virtudes y toma nota nuevamente. 3. Lleva en el recuerdo a tu modelo de conducta en todas las actividades. Hazte acompañar por su suave presencia y pídele consejo y guía en las diferentes situaciones. ¿Qué haría él o ella en esta situación particular o qué me diría? 4. Lee varias veces el versículo elegido de la escritura e imprégnate del espíritu que transmite la Palabra allí contenida.

(*) Si no has podido efectuar la práctica del día anterior, conviene que te tomes el tiempo que necesites, pero que puedas hacerla bien. No hay prisa. Un modelo de conducta bien definido y una divisa personal basada en la sagrada escritura, pueden otorgar mucha fuerza a nuestra actitud y acción cotidiana. Consulta cualquier dificultad que encuentres en esta tarea, a través de los diferentes medios disponibles.

Recomendamos como apoyo estos audios o textos:

Unos pocos fundamentos para la jornada (audio en Youtube) y aquí el texto

Haz clic aquí para los textos de Nicetas Stethatos de esta semana y aquí el audio en MP3

2 Comments on “Caminar hacia el ahora

  1. Pingback: Listados de los ejercicios e invitación | Hesiquía blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: