9° Clase de Fenomenología

Tabla de contenidos

Aquí abajo la clase en cuatro partes como se presentó originalmente por problemas técnicos

8 Comments on “9° Clase de Fenomenología

  1. En esta lección hablas un poco sobre la diferencia entre la apariencia y la realidad. Todos las distinguimos, dices. Ahora bien, si la percepción fuese representación, apariencia y realidad serían modalidades diversas de representación. ¿Qué sería entonces lo que habría de diverso entre ellas? En la historia de infancia que propones como ejemplo, una representación (la impresión que desde lejos te daba un cartel) sucede a otra representación (la impresión que te dio cuando estabas cerca de ella), y dices que esa nueva impresión te desilusionó pues “desorganizaba el cartel en ti”. Comparto contigo experiencias similares, y podría decir que esta desorganización es además un desplazamiento, pues impresiones que nunca habíamos tenido sustituyen con fuerza a ciertas imágenes con las cuales nosotros complementábamos el cartel mirado desde lejos. Si la percepción fuera representación, ¿por qué estas nuevas representaciones habrían tenido la potencia para desorganizar tu representación previa?

    La ilusión (o apariencia), dices, “es una particular articulación entre sentidos, representación, memoria e imaginación”. Creo que sería conveniente prestar una especial atención a los dos primeros términos, “sentidos” y “representación”. ¿Son funcionalmente lo mismo? ¿Denotan algo diferente?

    Yo recuerdo algunos primeros momentos de mi infancia. Vivíamos en una casita extremadamente pobre, situada en un campo abierto; pero yo nunca había ido a más de unos cuantos metros de distancia. Podía ver, sin embargo, que había un más allá que nos rodeaba. Y esta es una de las cosas que recuerdo: Por las noches llegaba mi padre y saludaba a mi madre. Nos dormíamos, y cuando yo despertaba, mi padre ya no estaba ahí. Creo que si tuviera hoy esta clase de experiencias me llenaría de terror. Yo no podía imaginarme qué era lo que pasaba con mi padre entre ese momento y la nueva noche, cuando aparecía otra vez atravesando la puerta de nuestra vivienda para saludar a mi madre. Pero a medida que fui conociendo una porción cada vez más amplia de nuestros alrededores, y a medida que escuchaba cada vez más historias podía imaginar qué cosas podrían estar sucediendo. En mi imaginación mi padre ya no aparecía y desaparecía, sino que hacía cosas parecidas a las que hacíamos nosotros, aunque en otro lugar que yo desconocía. Entonces yo había vivido poco y tenía poca memoria… y hubo un tiempo en que tenía aún menos… y otro en que no tenía ninguna. ¿Puedes crear ilusiones en tu mente cuando no tienes ninguna memoria? Si percibir fuera representarse algo, ¿cuál sería la diferencia entre el presente y el pasado?

    Otra cosa: me parece que cuando Husserl habla acerca de “lo que aparece” no se refiere a lo que vulgarmente llamamos apariencia (algo que creemos ser alguna cosa, cuando es otra). “Lo que aparece” es la manera en que en castellano hemos traducido la palabra “phainomenon”, lo que se manifiesta, lo que se nos da. El mundo es fenómeno porque se nos da, no porque sea algo diferente de lo que creemos que es. El fenomenólogo no es uno que fabrica ilusiones; sino uno que atentamente va en busca de lo que se nos da (del fenómeno, o aparecer), antes de que nosotros lo revistamos con nuestras memorias y esperanzas.

    Por lo demás, ¡qué interesantes son tus lecciones!

    Me gusta

    • Hola de nuevo Juan! Excelentes tus consideraciones, ayudan a profundizar el tema. Me tomaré unas horas para contestarte algo por aquí. De todos modos, haré un vídeo anexo a la clase 19° (2021) para ver si puedo sintetizar lo que conozco en torno a esta temática. Hay cosas que se han dicho en clases posteriores, pero de todos modos creo vale hacer un vídeo específico. Un saludo fraterno!

      Me gusta

    • Hola Juan, allí hemos puesto el pasado miércoles la clase 19° de este año de Fenomenología. Trato de abordar alguna aproximación sobre estas cuestiones que planteas. No hice un vídeo aparte pero trato acerca del asunto desde el minuto 23 del vídeo.
      https://elsantonombre.org/19-clase-de-fenomenologia/
      En los próximos días agregaré tres textos sobre este tema de percepción y representación en la bibliografía del curso y te avisaré al mail con el que has publicado el comentario. Cualquier cosa me dices y seguimos conversando. Gracias por participar te mando un abrazo fraterno invocando a Jesucristo.

      Me gusta

  2. Hola Mario, genial, las técnicas muy buenas, es lo que vamos buscando muchas veces el truco del almendruco, la técnica que solucione nuestros problemas, pero es complejo.
    Tres cosillas. Primero creo que para comentar hay que estar dado de alta en wordpress, no puedes hacer comentario sin estar de alta, eso me pasaba a mí hasta que me di de alta, y luego al comentar puedes decir al sistema que en vez del nombre ponga seudónimo o alias o anónimo. El email no se enseña, y así el que comenta sabe que su identidad está a salvo, otra cosa que puede hacer el que se dé de alta es ya ponerse un seudónimo, aunque debe escribir su correo pues hay confirmación por correo. Esto evita, no los insultos que a veces se sufre, pero si ataques anónimos pero que puedes denunciar a wordpress para que de de baja a la cuenta atacante o lo que sea.
    Segundo. El ser humano es más feliz por lo que desea que por lo que tiene. Animo a volver a ver los vídeos de las emociones, creo que la alegría, como emoción, no es una proyección de futuro (aquí discrepo, aunque sabes más que yo) es un estado positivo ante un bien presente. Cuando hablas de un viaje que voy a realizar es obvio que estoy contento, por la decisión tomada hoy, el viaje está en estado de esperanza o confianza (tengo el boleto, el hotel, los amigos, las actividades, está organizado) entonces vivo de esperanza. Es como la fe, creemos lo que no se ve y vivimos aquí de esperanza en lo que será, pero que no disfrutamos. Y la tristeza es pena ante un mal presente, si no está presente siento temor, pues imagino, y aquí dices bien, imagino algo malo que ocurrirá. El sueño de la razón produce monstruos (Goya). Bueno es la distinción que haría.
    Y en cuanto a las técnicas muy buenas todas, yo la catarsis en clase suelo usar un periódico viejo y pregunto a la gente de qué está enfadada y que golpee a la mesa con todas sus fuerzas y rabia, al principio da pena y vergüenza, pero luego hay gente que se desata de forma violentísima (siempre con unas reglas de juego) y realmente luego me comenta lo bien que se sintió.
    Y la tercera a veces yo lo manejo con el rol play, uno hace de cliente enfadado que me está tocando las narices y debo ante el aula contestar desde el control y la asertividad, y funciona, como dices cuando no se toma a gracia, sino en serio, son entrenamiento en habilidades.
    Por otro lado el poder de las imágenes la PNL (que no entro en ella) es importantísimo.
    Las llamadas “submodalidades” en PNL exploran los formatos de los recuerdos es decir las imágenes, sonidos y sensaciones que los “componen” y cómo cambiando el formato de imágenes y sonidos, puede cambiar la emoción asociada a la experiencia original.
    Por ejemplo, cuando recordamos una situación vivida preguntamos ¿qué imágenes vienen a tu mente? ¿cómo son esas imágenes?¿son grandes, pequeñas? ¿están cerca o lejos? ¿son como una foto fija o tienen movimiento? ¿son en blanco y negro o en color? ¿son imágenes claras y definidas o están desenfocadas o difusas? ¿te ves tú como parte de la escena o ves las imágenes desde tu propia perspectiva, es decir cómo si llevaras una cámara en la frente y estuvieras filmando la escena desde tu posición?
    Esas características de la imagen tienen una gran importancia en las emociones que nos generan. Basta pensar en qué sensación nos produce imaginar el rostro de un animal que nos da miedo muy cerca de nosotros y qué ocurre cuando esa imagen la vamos viendo más y más alejada y pequeña.
    Mayor diferencia puede producir todavía el imaginar la escena filmada por nosotros o viéndonos a nosotros dentro de la escena. El impacto de recordar lo que vemos justo delante de nosotros, por ejemplo, suele ser mayor que si nos vemos a nosotros dentro de la imagen. Como una fotografía tomada desde una cierta distancia.
    Suele ocurrir que al alejar la imagen las emociones asociadas a ese recuerdo pierden intensidad y somos capaces de recordar con más serenidad y más capacidad de respuesta en situaciones parecidas.
    El trabajo con submodalidades es especialmente útil en situaciones en las que hemos experimentado terror. El terror suele bloquear nuestra capacidad de respuesta. A través de modificaciones en las imágenes podemos notar que el miedo va disminuyendo y eso nos permite calmarnos, entender los límites de riesgos reales, protegernos si es necesario, y utilizar más recursos para afrontar esas situaciones.
    Por otro lado están los anclajes que hacen los buenos actores que enseguida se nota si lloran de verdad o de mentira o si ríen convencidos o hacen el tonto, los actores deben manejar anclajes y eso funciona.
    Cuando se empieza a poner nervioso uno mismo y primero se relaja y luego se auto hipnotiza o autosugestiona con una imagen o mensaje que quiere provocar un sentimiento de paz, por ejemplo.
    Saludos.

    Me gusta

    • Hola Sergio. Cuanto contenido tiene tu mensaje, a ver si puedo responderte de a poco en algún video anexo esta semana, junto a otras consultas que han surgido. Un abrazo en Cristo Jesús.

      Me gusta

  3. Gracias Hermano.
    Como siempre todo resulta interesante, de manera especial me ha “tocado” eso de que los sufrimientos no van con el hecho en sí, sino con el modo de abordar lo que ocurre.

    Por otro lado, me resulta “impostada” la 3ª técnica operativa la de la transferencia, no sé, me parece que es como querer engañarse. Es como cuando se usaba la expresión “te comen el coco”, pues lo mismo pero haciéndolo uno mismo. No sé si logro expresar correctamente lo que pienso y siento.

    Un saludo en Cristo Jesús.

    Me gusta

    • Hola María. Lo que sucede es que esa técnica para que no sea “impostada” debe atender al emplazamiento de la imagen en una altura adecuada y a la profundidad correcta en el espacio de representación. De otro modo es cierto lo que dices. Pero bien posicionada la imagen provoca traslado de cargas realmente y se nota por las conmoción que produce en la emoción. Luego esto se nota en un cambio del comportamiento. Pero hay otras práctica, debes ver cuál te resulta más adecuada a tu forma de ser. Un abrazo fraterno invocando a Cristo Jesús.

      Me gusta

  4. Bueno, de momento están saliendo los comentarios que publico.
    Esta clase de Filocalia, nos ha permitido ver que lo ilusorio está muy presente en nuestra vida cotidiana y como la marca tanto en positivo como en negativo. Importante es ver que los hechos no son la fuente de lo que sentimos sino nuestra reacción a los mismos. Tendré que revisar una y otra vez esa reacción mediante la relajación, la katarsis o la transferencia, pues si puedo modificar la reacción estaré modificando lo que siento y por tanto no estaré tan condicionado por la alegría o la tristeza. En definitiva, seré un poco más libre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: