6° Clase de Fenomenología

Tabla de contenidos

12 Comments on “6° Clase de Fenomenología

  1. Hola Mario, gracias por compartir con tanta claridad tus conocimientos!!!
    te hago una consulta sobre las imágenes colectoras… las mismas solo reciben carga emotiva proveniente del sufrimiento o hay alguna otra fuente de energía para ellas?
    Porque que la carga, que yo veo, que se plasma en la imagen colectora es derivada del sufrimiento propio o ajeno, por ejemplo, toda la renuncia, esfuerzo y dedicación que conlleva estudiar le da más carga emotiva al título conseguido (que no tendría si yo compro un título de manera ilegal); por dar otro ejemplo… un trofeo deportivo estaría cargado emotivamente en proporcion al esfuerzo con el que me enfrenté para obtener el triunfo (si gano un torneo porque el rival no se presentó sería una victoria empobrecida) del mismo modo, dependiendo del rival que derroto para conseguir la victoria, impregno de cierta relevancia al trofeo (si le ganó a un equipo amateur, que tenía todas las de perder, la victoria obtenida es escasa, pero si triunfo sobre un equipo profesional, que estaba seguro que iba a derrotarme, la victoria que obtengo es enorme) en este ejemplo la carga emotiva sería proporcional a lo que pierde el otro.
    Espero haber sido claro
    Abrazos para todos

    Me gusta

    • Hola Pablo. Por lo que me dices veo que has entendido bien el mecanismo básico de la recolección de cargas.

      Haría un comentario:

      Dentro del ámbito fenomenológico, el llamado sufrimiento y la llamada felicidad son interdependientes. Se necesitan. No podemos concebir una sensación de bienestar sin tener en la co-presencia una sensación de malestar. Por eso una imagen cuando cumple una función colectora específica recoge energía que se va “cargando” según las regiones por las que va transitando.

      Esta carga que acumula está hecha de materiales diversos que involucran placeres y dolores registrados en memoria. Imagina que pasas por un pasillo donde te van arrojando pintura de diferentes colores. Al salir vas a estar todo coloreado, pero un observador dirá: “ha quedado medio verde” o “verde azulado” etc. Es decir se produce un saldo que es la combinación de todos los colores usados. La imagen colectora es un fenómeno similar.

      Otro modo de imaginarla es como un gran imán. Una representación de gran poder magnético que lleva consigo virutas/limaduras de los lugares por donde pasa. Arrastra todo lo que puede. Como el psiquismo es un todo integrado, la variación de carga en un punto modifica las cargas en todo el bloque.

      Entonces por ejemplo vas a despedir a tu padre en su lecho de muerte… esa imagen (de sus últimos momentos) es una nueva imagen que viene a ser colectora de toda la vida que han vivido en relación. Y, tendrá o no tendrá esa nueva imagen el poder de integrar lo vivido. Este es un tema interesante e importante para ver este año.
      Dime si te aclaro en algo con mi comentario. De todos modos lo seguimos cuanto quieras.

      Un abrazo y es una alegría ver la profundidad atencional que le pones a la escucha de las clases. 
      La gracia te acompañe.

      Me gusta

  2. Voy a responder ahora sobre el ejercicio que has propuesto, además con una situación de hoy mismo. Disculpa los dos comentarios.

    Yo últimamente me encuentro muy bajo de energía y además con una vida sedentaria brutal. Mi mujer lo sufre y mis hijos pequeños también. Es de hace tiempo y voy tomando pastillas que ayudan, pues al final es química también.

    Hoy decidí hacer algo, comprar y salir de paseo con mis hijos a la montaña, vivo cerca y sin coche ya estoy en el campo, así que tarea fácil.
    Esa decisión si la racionalizo me es imposible de realizar. Me colapso y me siento en el sofá sin hacer nada, solo leer. Solo puedo hacer estas cosas cuando pongo el piloto automático y de manera funcional lo realizo, sin más. Entonces salgo a comprar repitiendo la oración del Nombre, si necesito dinero paso por el banco, luego saco a los hijos (3) y salimos al parque, juego con ellos tranquilamente, todo en automático, también es cierto que creo que para mis hijos les resulta raro, estoy en mi oración del Nombre y punto.
    De manera que es cierto que no he sentido ninguna pérdida de energía, es cierto que he tenido que decidirlo para hacerlo, pero en automático.
    Al llegar a casa y ya con el pensamiento de escuchar alguna clase, mi mujer entusiasmada por mi proactividad espontánea de salir, me dice de salir de picnic, y entonces ya mi programación se ha derrumbado, me he molestado y he caído en crisis, soy muy obsesivo con ciertos temas y costumbres mías.
    Entonces tras un conato de discusión típica española, he parado, he negociado una cerveza y luego vamos de picnic a un sitio cercano y de nuevo en piloto automático lo he realizado.
    Lo malo cuando estoy en piloto automático y hago lo que debo hacer es que me quedo mudo y eso resulta raro para quien me ve.
    Pero eso lo atribuyo tras la clase VII a que hay hechos en mi vida poco integrados y eso me da mucha tristeza, y falta de energía. Yo siempre confesándome de ser perezoso, y veo que mi energía (que hoy no tiene nada que ver de cuando era joven y estaba en mil temas) es por acontecimientos no asimilados y digresiones mentales duras que me llenan de culpa.
    He aprendido mucho con todo esto. Muchas gracias y espero comentarios sobre esta experiencia y disculpa que voy algo retrasado con las clases.
    Un saludo en el nombre de Jesús.

    Me gusta

    • Gracias Sergio por tu compartir de gran honestidad. Esa misma honestidad que te permite atrever a ver lo que ocurre, es lo que te dará fuerza para emprender cambios en los comportamientos que necesitas cambiar. Eso es todo un don. Dedicaré buena parte de la clase 10° a tratar el tema que tu comentario origina. Sin duda que la falta frecuente de energía puede originarse en esos contenidos no integrados que mencionamos. Pero también en el presente mismo alguna contradicción de fuerzas puede estar también desperdiciando las fuerzas. Ya lo comentamos. Un abrazo fraterno hermano y gracias por todos tus aportes.

      Me gusta

  3. Querido hermano Mario,

    Solo dos apuntes. El primero sobre el modelo, me ha encantado, hay un texto de Max Scheler que lo escribo abajo y que cito en mi libro sobre el liderazgo y creo que es muy bueno y completa lo que dices:

    «De las múltiples fuerzas e influencias misteriosas que configuran nuestra vida humana, y que lo orientan hacia el bien o hacia el mal, los modelos son una de ellas muy poderosa. El modelo opera en lo secreto, sin darnos órdenes, sin apenas sentirlo, es una influencia que transforma el alma en profundidad, sin poder dar razones. Max Scheler cita a un místico de manera taxativa: todo hombre tiene ante sus ojos una imagen de lo que debe ser; mientras no lo sea no está plenamente tranquilo».
    Esto es así desde que el hombre es hombre y la historia humana dio comienzo, desde los mitos, los héroes, los personajes legendarios y actualmente incluso los super héroes.

    El modelo implica un concepto de valor, es alguien bueno, perfecto, lo que debe ser, se establece con él una relación afectiva, de amor, y una estima vehemente y positiva religiosa, moral o estética del modelo. En su libro, “El santo, el genio y el héroe”, Max Scheler distingue entre varios tipos de modelos, según los tipos de valores: lo santo, lo espiritual, lo noble, lo útil, lo agradable. No es que el modelo exista históricamente, sino que hay algo que se valora previamente, y entonces surge el modelo y gente que lo va encarnando de una u otra manera. En correspondencia a los valores expuestos arriba, los tipos serían: el santo, el genio —sabio—, el héroe, el conductor espiritual y el artista.

    En Max Scheler el modelo es un valor encarnado en una persona, de tal forma que el alma adopta sus rasgos y se transforma. La vida se rige por él. Quizá hay gente que sigue modelos de manera inconsciente, es una influencia profunda, pero que busca configurar su ser con él, con ese ideal positivo que podría cada uno describir, aunque no apuntar con el dedo. Configuran el centro de la persona, nos acercamos afectivamente, amándolos nos parecemos a ellos en nuestro ser, nos elevamos.

    Dejo un link para la descarga del PDF “El santo, el genio, el Héroe” de Max Scheler.
    https://kupdf.net/download/scheler-max-el-santo-el-genio-el-heroepdf_5b2adc7fe2b6f5f462bd2ec8_pdf

    El segundo es sobre el pensamiento, no me queda claro el concepto que usas como que es todo lo que pasa por nuestra cabeza, yo intento entender que llamas pensamiento a todo lo que pasa por la cabeza racional de uno, aunque no sea racional. Obvio que a nivel occidental el pensamiento tiene que ver con lo racional y la finalidad. No hace mucho escribí un artículo sobre el pensamiento, quizá desde la perspectiva occidental dura racional, te dejo un link para que lo veas, el primer punto nada más, y no me encaja eso de que ·el pensamiento es todo lo que pasa por la cabeza”: http://ww.revistaespacios.com/a20v41n17/a20v41n17p19.pdf
    La definición académica que uso es la siguiente: El pensamiento es una “(…) actividad mental no rutinaria que requiere esfuerzo. Ocurre siempre que nos enfrentamos a una situación o tarea en la que nos sentimos inclinados a hallar una meta u objetivo, aunque existe incertidumbre sobre el modo de hacerlo”.
    De Vega (1990) también afirma que “el pensamiento implica una actividad global del sistema cognitivo, con intervención de los mecanismos de memoria, la atención, las representaciones o los procesos de comprensión; pero no es reductible a éstos”. De Vega (1990) culmina indicando que “se trata de un proceso mental de alto nivel que se asienta en procesos más básicos, pero incluye
    elementos funcionales adicionales, como estrategias, reglas y heurísticos.”

    Este y otros parecidos es el que yo manejo.
    Creo que entiendo a lo que te refieres cuando hablas de ese pensamiento por ejemplo onírico, pero está fuera de los tipos de pensamiento que expresé en el artículo, quizá sea una manera de completar la noción que quise dar.
    Muchas gracias de nuevo por hacernos pensar ;-))

    Me gusta

  4. Bueno, pues muchas gracias por el vídeo de la sexta clase y también por todo lo que los hermanos han comentado. Sabéis un montón de todo. Doy gracias al Señor por ello.

    Yo simplemente compartir que he intentado poner en práctica los dos ejercicios que se nos señalaron, el de observar el dolor y la conducta en la toma de decisiones: Me han resultado muy útiles, el de observar el dolor es de vértigo, hasta me pregunté si yo era la que experimentaba eso o era simplemente mi cuerpo, en fin, este es un mundo en el que me pierdo, pero me valió mucho. Y el segundo también me di cuenta de lo mucho que influye la memoria y la carga negativa que tienen las imágenes, y también me hice la pregunta, que ya en otra ocasión he planteado, ¿soy libre de verdad?
    Tengo ganas de ir escuchando el resto de vídeos para ver en qué para todo esto, me resulta muy enriquecedor y me descubre un mundo.
    Gracias por todo a todos.
    Un saludo fraterno en Jesús, el Señor.

    Me gusta

    • Que bueno María, que hayan Sido útiles los ejercicios. Ese es el sentido de esto: llevar lo incorporado al cotidiano y ver los cambios q ocurren en conducta debido a lo comprendido. Alguno tendrá más información que otro sobre este o aquel tema, pero en el camino de la vida… Andamos todos a tientas, buscando a Dios e invocando Su Nombre. Un abrazo fraterno y agradecido.

      Me gusta

  5. Como siempre e incluso más que en las otras lecciones, los conceptos y materiales sobre los que pensar y trabajar son muchos y de mucho calado. Los que más, ahora mismo, me “chocan” y piden reflexión son: la afirmación de que percepción y representación son la misma cosa, es decir que percepción es igual a representación y viceversa; y el funcionamiento de los modelos de conducta, pues según este automatismo si, por ejemplo, alguien escogiera a un modelo digamos “negativo”, como Lucifer o Satanás, se produciría la misma integración comportamental o los mismos problemas de incoherencia si no los siguiera en su plenitud. Y esto resulta bastante inquietante. Lógico, pero muy inquietante. Claro que se explican así muchas tragedias de la historia, especialmente las de los dos últimos siglos. Si se elige un modelo como Hitler o Stalin o Bill Gates o Bin Laden, etc., la supuesta “integración” iría hacia los objetivos y resultados de estos modelos. Dicho de otro modo, lo que puede valer en relación con un modelo “positivo” (Jesús, Buda, Abraham), vale también si se escoge un modelo negativo y destructivo, con todas sus consecuencias.

    Por otro lado, lo que el pensamiento no es más que mundo onírico en la vigilia es una intuición que han tenido grandes sabios, desde Heráclito hasta Calderón de la Barca. Aún así, cuesta horrores mantenerse consciente de ello en la vida diaria. Además, no se si habría que definir mejor qué tipo de pensamiento se queda en este nivel, como creo Mario matiza casi al final del vídeo. Pues, también otros muchos sabios, empezando en Occidente por Parménides, han afirmado que hay un tipo de pensamiento que no solo es capaz de captar el funcionamiento de la realidad, sino que además es capaz de “crear” la realidad. Cuestión de las más fundamentales y que estoy investigando en este momento de mi vida.

    Gracias, Hermano Mario, por tu capacidad de resumir de manera solo aparentemente sencilla, pero muy documentada y experimentada, unos mecanismos muy, muy sutiles y complejos.
    Que Cristo te cuide y bendiga.

    Me gusta

    • Gracias Edith por comentar. Me das pie para aclarar en la próxima clase respecto a estos puntos que planteas, que son de interés. Viene muy bien. Un abrazo fraterno en Cristo Jesús.

      Me gusta

  6. Muy interesante, sobre todo lo de lo onírico en la vigilia. El que todo pensamiento sea sueño, no es fácil de experimentar pero sí es verdad que los grandes pensadores dicen que tras el sueño se sienten como mas inspirados o tiene mas claridad en sus ideas y no es difícil ver que a veces uno esta un poco desarbolado en lo que quiere exponer y tras un breve sueño está como mas claro en la presentación.
    Ahora bien esto plantea un problema y es ¿porque los monjes haces esas vigilias o incluso rompen el sueño? yo creo que es para poder pasar de la vigilia al sueño y del sueño a la vigilia con facilidad y así sacar mayor provecho al sueño y a la vigilia de cara a la inspiración y a la percepción de la presencia de Dios. pero esto, creo que habría que cotejarlo.

    -En cuanto al dolor, hoy me levanté con la sensación de que algo no estaba bien integrado y sentía dolor como si mis miembros no estuvieran bien conjuntados y cada uno quisiera hacer la guerra por su cuenta, no tenía nada para tomar y tampoco quise hacerlo, al final con ejercicio y algo de paciencia he conseguido que haya un poco mas de integración en mi y ello unido a hacer algo que no me producía una especial comodidad pero que a la vez debía hacer. Entonces, tengo la impresión de que cuando no integro bien algo bien sea físico o psíquico la respuesta del organismo es el dolor, como invitándome así a hacer una integración de todo lo que me desintegra de manera que superada esa situación todo vuelva a la normalidad.

    Lo que pasa es que hay situaciones que no pasan en una hora ni dos, sino que se pueden alargar en el tiempo, con lo que se complica, pero lo que yo percibo es que a mayor integración a nivel psíquico o físico se posibilita que el dolor se mitigue o que desaparezca y al revés cuando se da una desintegración sea cual sea, el dolor aparece como síntoma de que algo no va del todo bien. Esto se aprecia sobre todo en el dolor traumático en el que la desintegración es más evidente. El dolor en este sentido tiene su función.

    -En cuanto a la conducta a mi me sugiera lo expuesto, que las acciones están encadenadas y que una lleva a la otra de manera que mientras haya una secuencia lógica no hay problema, pero cuando aparece algo que rompe la lógica o que rompe el plan previsto, llamémosle: despiste, inmediatamente surge la reacción: soy un despistado. Pero en realidad lo que ocurrió es que rompí en algún momento, o di pie a que interviniera lo onírico. No cerré bien bien la válvula entre el sueño y la vigilia y es que pensándolo bien en lo onírico uno se siente más agusto que en la vigilia, pues no cabe duda que como el nombre indica, en la vigilia, uno se siente como más vigilado. gracias y que vaya bien. Es un poco lo que se me ocurre a partir de lo expuesto que es sin duda muy interesante.

    Me gusta

    • Gracias padre José! No pude leer tu comentario sino hasta recién. En un todo de acuerdo, la desintegración en algún aspecto del cuerpo o de la mente repercute en todo el organismo y aparece alguna forma de dolor para dar noticia del desequilibrio que esto ha suscitado. Volveremos a tocar un poco lo del sueño onírico en vigilia en la próxima clase. Un abrazo fraterno, Cristo te cuide.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: