Imitatio Christi

Junto a la cruz

 Extractos:

¡Oh, Dios, que eres la Verdad! Hazme permanecer para siempre unido a ti en el amor…en ti está todo lo que quiero y deseo.

Toda la perfección de esta vida tiene consigo cierta imperfección; y toda nuestra especulación no carece de alguna oscuridad.

Mientras mas humilde y mas sujeto a Dios sea uno, tanto mas sabio y sosegado será en todo…cuando el hombre desea desordenadamente alguna cosa, pierde el sosiego. El soberbio y el avaro nunca están tranquilos; el pobre y el humilde de espíritu viven en mucha paz.

Pero si alcanza lo que desea, siente luego pesadumbre por el remordimiento de la conciencia; porque siguió su apetito, el cual nada aprovecha para alcanzar la paz que busca. En resistir las pasiones, pues, se halla la verdadera paz del corazón, y no en seguirlas. No hay paz en el corazón del hombre carnal, ni del que se entrega a lo exterior, sino en el que es fervoroso y espiritual.

Cierra tu puerta sobre ti y llama a tu amado Jesús; permanece con Él en tu aposento, que no hallarás en otro lugar tanta paz.

(de “La Imitación de Cristo” de Tomás de Kempis)

Texto Completo

 Imagen extraída de:

scjdehonianos

Vinculo recomendado sobre el tema:

kempis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: