La Última Cima

Os dejo mi paz...

“No era pederasta, ni mujeriego, ni ladrón, tampoco era misionero en la selva, ni el fundador de una nueva institución de la Iglesia”, explica Cotelo en la película.

El reto es contar la historia de, simplemente, un cura bueno. Un cura que impactó en mucha gente: al funeral de Dominguez, decano de filosofía en la Facultad de San Dámaso de Madrid, acudieron unas 3.000 personas y más de 20 obispos.

A Cotelo no le gusta usar la “voz en off”. Se pone delante de la cámara y con toda sinceridad cuenta lo que le parece. Después coge la cámara y sale a la calle a preguntar a los viandantes.

“Descubrí que 8 de cada 10 personas que pregunté tenía buena opinión de los curas, decían que era gente humilde, o muy espiritual, que les había hecho pensar; no es lo que suelen mostrar los medios”.

Luego hace otra pregunta: “¿cuánto tiempo de tu vida has dedicado a hablar con un cura?” El mismo Cotelo admite que “ni siquiera sé como se llama mi párroco, de verdad, y desde aquí ahora mismo le pido perdón; deberíamos conocer a nuestros sacerdotes”.

El cineasta no quería hacer el documental sobre Pablo Domínguez, pero a medida que iba conociendo gente tocada por el sacerdote admitió que “aquí había una historia que contar”. “Me hubiera encantado encontrar algo malo en Pablo, lo habría incluído en el documental, pero es que no lo hay.

Su confesor me dijo que, simplemente, era alguien buenísimo, con un alma de niño”, afirma durante la presentación del filme.

Texto extraído de: Cinema


Excelente video entrevista sobre “La última cima”

Página oficial de la película

Trailer de la película

Crítica de cinemanet

Información aportada  por:

Hno. Gabriel de Frat. Monástica Virtual

Haz click aquí para comentar


4 Comments on “La Última Cima

  1. ¡GRACIAS! A todos los consagrados del mundo, Ustedes son los que sostienen al mundo, con sus vidas humildes, sencillas, llenas de oración, de espíritu de paz y concordia. No desfallezcan, LOS NECESITAMOS, Ustedes son los elegidos, Ustedes son los Santos. Gracias, por su entrega y su renuncia a lo pasajero, han elegido la mejor parte y NADIE, NADIE se las va a arrebatar.
    DIOS LOS BENDIGA . Desde México. Un abrazo y todas mis oraciones.

    Me gusta

  2. La vi la semana pasada ¡¡¡Maravillosa!!! Era tal la belleza que se mostraba que lloré a borbotones y en vez de ojos, tenía cortinas de lágrimas. Me ayudó, además. Es probable que vuelva a verla.

    Por cierto, se la he recomendado a media humanidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: