Meditación X

Fraternités de Jérusalem - Montréal

Adherirse a Dios sin cesar y permanecer unido a El por la contemplación en la forma que tú dices, ciertamente es imposible al hombre en la fragilidad de la carne.

Pero es necesario que sepamos dónde hemos de tener siempre fijo nuestro espíritu, y hacia qué objeto tenemos que dirigir constantemente la intención del alma.

Si hemos tenido la dicha de lograr este ideal, alegrémonos. Lloremos, por el contrario, y suspiremos, si nos hemos abandonado a sabiendas a la distracción.

Comprendamos que nos hemos apartado del sumo bien cuantas veces nos percatemos de que nuestro espíritu anda envuelto en otros pensamientos. Debemos considerar como una infidelidad a nuestros ojos el alejarnos, aunque no sea más que un instante, de la contemplación de Cristo.

Luego que la mirada del alma se haya desviado de este divino objeto, volvámosla de nuevo hacia él y dirijámosle, como a norma rectísima de nuestra vida, los ojos del espíritu.

de Colaciones de Casiano

_____________________________________________________

Deja aquí tu comentario

_____________________________________________________


6 Comments on “Meditación X

  1. Ofrescámosle a El todas las acciones de nuestra vida , entonces El Reinará siempre en nuestro corazón .

  2. Experimento una marcada atracción por la vida contemplativa. Ciertamente es la mejor parte que un bautizado puede escoger aunque al interior de la misma iglesia encuentre personas que quieran disuadirnos de tal elección aduciendo que es escapismo y falta de compromiso con el mundo de hoy. Esta meditación del día de hoy me invita a no claudicar en el camino de la visión beatífica.

    • Si experimentas en ti una atracción por la vida contemplativa, yo diría que hay que experimentarla… Y no se quedar en la atracción que podrá durar toda la vida si uno no ha comprobado en la experiencia si es o si no lo es su vocación personal.
      No puedo decir que la vida contemplativa es la mejor parte que un bautizado puede escoger. Lo mejor que un bautizado puede escoger es su vocación personal en la cual realiza en su vida el llamado que el Señor la hace. No podemos pensar que un matrimonio, un religioso/a de vida apostólica han escogido una vocación inferior.
      La vida contemplativa no es escapismos. Es don, llamada, oblación. No claudiques en intentar hacer la experiencia de dar respuesta a ese llamado. En el camino de la visión beatifica… estamos todos.

    • Me recuerdas a Jesus que dice a de Maria, que «ha escogido la mejor parte».
      Claro, es necesario permitir que las intenciones se vayan purificando, y el Senor nos ira guiando. Hay que esperar, como dice SanPablo, ya que «por la paciencia sereis salvos».
      Bendiciones

  3. Muy a propósito del salmo 37: crecer en paz y habitar la Tierra en presencia de Dios.

  4. Casi siempre noto si estoy distraido, si mis pensamientos estan en otros caminos; entonces con la «oracion de Jesus» regreso a l camino que el Espiritu me ha trazado. PAZ

Deja un comentario