Meditación XXIII

Confiar en la mirada compasiva del Señor

Meditación XXIII

Rasgando el velo de la falsa vergüenza manifestemos a nuestros ancianos todos los secretos de nuestra alma, y vayamos con confianza a buscar en ellos el remedio a nuestras heridas y el ejemplo de una vida santa.

Y si nos resolvemos a no emprender cosa alguna por nuestro propio juicio e inspiración personal, encontraremos siempre la recompensa del Señor que considera con su mirada compasiva las fuerzas de cada uno y la debilidad de nuestra naturaleza.

de las «Colaciones» de Casiano

Haz click para comentar

5 Comments on “Meditación XXIII

  1. La dirección espiritual y el sacramento de la reconciliación son medios que tenemos en nuestra Iglesia para progresar en nuestra transformación interior, su aprovechamiento demanda de cada uno de mucha humildad para que podamos menguar y el pueda crecer en nosotros.

  2. Esceptuando Libros, nunca he tenido la oportunidad de una comunicacion personal con «Anciano»; miedo me da que mi supuesta obediencia a la Palabra y mi pretension de vivirla sea con arreglo a lo que me apetezca en cada instante. Intentarlo si lo he intentado pero siempre he tenido el rechazo de los demas «Hermanos Ancianos» quiza el problema esta en mi o quiza el E. S. quiera esta situacion tan desventosa para mi Alma.

  3. El Señor nos habla con extrema preferencia por las vias ordinarias que son nuestros Superiores ; los Sacerdotes y también aquellas personas de muy profunda espiritualidad de manera que lo novedoso de nuestras inspiraciones sean discernidas por ellos y así obramos en humildad .

  4. Gracias es verdad hemos de confiar en la mirada misericordiosa del señor queconoce todo cuanto hay en nosotros gracias un vez más unidos en oración

  5. Me parece de particular importancia la confianza en los ancianos. Pero naturalmente por sobre todas las cosas esta Dios que es nuestro auxilio y nuestro amparo.

Deja un comentario