Meditación XXIX

A echarnos en los brazos de Aquel...

Meditación XXIX

El tercer género de vocación nace de la necesidad. Unas veces será cuando nos amenaza el peligro de muerte, otras cuando la pérdida de los bienes asesta un duro golpe a nuestra existencia, y otras cuando nos atenaza el dolor de ver morir a los que amamos. Entonces la desgracia nos obliga, tal vez a pesar nuestro, a echarnos en los brazos de Aquel a quien no quisimos seguir en la prosperidad.

He aquí las palabras de los salmos que hacen alusión a eses casos:”Cuando los hería de muerte, le buscaban, se convertían y se volvían a Dios. Y se acordaban que era Dios su amparo, y el Dios altísimo, su Redentor». Y también: “Y clamaron al Señor en sus peligros, y los libró de sus angustias”.

de las «Colaciones» de Casiano

Haz click aquí para comentar

_______________________________________

Visita la fraternidad en facebook

____________________________________

6 Comments on “Meditación XXIX

  1. solo DIOS basta…si es un Papá bueno.

  2. Tal parece que la mayoría de los seres humanos son proclive a iniciar una busqueda honesta de DIOS cuando se encuentran abrumados por situaciones adversas de enfermedad, de dolor y de precariedad, es decir, en medio de situaciones límites. Dios también se vale de los golpes para que aprendamos a levantar la cabeza y de esta manera depositar toda nuestra confianza en EL.

  3. Cuando nos encontramos ante un muro de sufrimientos nos agarramos a la única Verdad, a nuestro único amparo, y es que aunque nos empeñemos en mirar para otro lado, en lo más profundo de nuestro ser anhelamos a nuestro Señor, nuestro consuelo.

  4. El ultimo capitulo del «don juan » de Zorrilla es un claro ejemplo de esta Conversion.

  5. De un recipiente roto el Señor dará de beber a los sedientos.

Deja un comentario