Humildad

Monje en oración

No eres humilde si insistes en ser alguien que no eres. Lo cual equivale a decir que sabes mejor que Dios quién eres y quién debes ser.

¿Cómo esperas llegar al final de tu viaje si tomas el camino que conduce a la ciudad de otra persona?

Has de tener, por tanto, una humildad heroica para ser tú mismo y no ser nada sino la persona que Dios quiso que fueras.

de la obra “Nuevas semillas de contemplación”
escrita por el monje trapense Thomas Merton
en el año 1961

Haz click aquí para comentar

____________________________________

Link relacionado:

Amigos de Tomás Merton

____________________________________

Estimad@s en Cristo:

Si tienen frases o textos cortos que quieran aportar para las meditaciones breves de la Fraternidad, pueden enviarlas para que las publiquemos aquí. Es de mucha utilidad compartir aquello que nos parece relevante para el desarrollo de nuestra espiritualidad. Envíen el texto con el link o el origen de la cita y si fuera posible una imagen de quién la ha producido.

Escribir al mail : hospedariafrat@sapo.pt

13 Comments on “Humildad

  1. para ser humilde hay que poner los ojos y el corazon en la virgen maria, modelo de humildad. he aqui la esclava del señor, hagase en mi seguin su palabra. que seria de mi sin la palabra de vida eterna que verdaderamente me muestra la senda correcta y me hace ver que lo mas grande es poder entrar en la voluntad del señor. la paz de cristo

  2. El ser humano creado por infinito amor es un ser integral. Hay q ver q Dios lo quiere feliz y en camino a la Gloria, viviendo desde acá el encuentro con Él. Un ser integral, cuerpo, alma, psicología, espíritu. El pecado fisura un todo, imposible separar alma de psicología, sufrimiento en el cuerpo sin q redunde en el espíritu. Dios no quiere q suframos, pero si éste llega hay q asumirlo y cargar la cruz, pero con amor en un camino de liberación no de frustración. Recordar siempre q la Eucaristía cura todas nuestras heridas y q también Dios se vale de medios humanos (ciencias modernas) para ayudarnos en nuestro camino de sanación.

  3. Na obra «Caminho de Perfeição», Santa Teresa de Jesus, Mãe dos Carmelitas Descalços, coloca a humildade como uma virtude fundamental para a vida de oração. A humildade está associada ao desapego nas relações com os outros, na relação com o próprio corpo e com a própria auto-imagem. A finalidade da humildade-verdade é tornar-se livre para amar a Deus e ao próximo. No livro «Castelo Interior – Moradas», nossa Santa Madre afirma que a humildade é caminhar na Verdade diante de Deus e dos outros. Caminhemos na Verdade, que é Cristo, pois quem se humilhar diante desse mundo será exaltado no Reino dos Céus!

  4. «Aprende esto: tú mismo eres el velo que te oculta de ti». Aprende también que no puedes llegar a Dios a través de ti mismo; llegas a Él a través de Él…» Junayd, místico sufi.

  5. Genial. Muchísimas gracias la hermano/a que ha querido compartir este pensamiento con nosotros.

  6. Sé quien soy pero a veces me arrastro a otras imagenes pues no me atrevo a aceptar el camino que el Espiritú Santo me indica hacia Cristo, en esos momentos tengo miedo de romperme.

    • No tengas medo, uno más. Después de te arrastrares a otras imágenes regresa a tu Cristo, el Espirito Santo siempre tendrá la paciencia y el amor de te esperar en el sendero y te conducir hasta Él.
      Hermana Maria

  7. Sí, la verdad ,lo he pensado ,bastante tiempo , y nunca recibo una respuesta satisfactoria.
    En este texto , el santo patrono , demuestra , su alegría de ofrecerle a Dios ,SACRIFICIOS, cosas , que producen dolor ,angustia ,etc ,etc ,pero ,bueno él ya tenía eso ,es un poquito ,más fácil de entender.
    Pero hace muy poquito me comunique con las Carmelitas de claustro, siempre he tenido ,capellana, pero santo Dios, cuando me enteré ,lo que hacían ,les dije ,por favor , no más capellana ,para mi y eso que mi salud , está muy quebrantada; pero “por el amor de Dios” San Francisco).
    Cómo es posible ofrecerle sacrificios PROVOCADOS ,para que Dios , atienda ,necesidades de otras personas. Me pregunto en lo más profundo ,de mi corazón;¿Qué clase de Dios es este ,que se complace en ver sufrir a sus hijos y como si fuera poco hace negocio con eso.
    ¿ No nos creo ,para que fuéramos felices.
    Y que lo suman a la pasión de Cristo , ¿ Es que no fue suficiente?
    AGRADECEIA COMENTARIOS

    • Mi pensamiento es este.Dios no esta ofendido, ni nunca lo estuvo, ni nuca lo estará.Digo ofendido como solemos nosotros ofendernos los hombres. El enojo de Dios es tan santo(tan otro) que significa salvación de amor para nosotros. Muchas imágenes antropomórficas sobre Dios, han sido pro-pedeuticas que preparaban la plena revelación en Cristo. Especialmente Occidente muchas veces se ha inclinado a entender la redención como reparación, como rescate y a olvidado a veces su dimensión fundamental. La dimensión TERAPÉUTICA. Es decir , el pecado mucho antes de ser una ofensa a un Dios in-ofendible , es una enfermedad en el hombre, una patología que necesita, que requiere terapia, sancionacion. Asi el sacrificio es un sacrificio(hacer sangrado) de amor.

      Por otro lado, esta la ascesis que todo cristiano debe realizar. Sin ella las pasiones dominan al hombre y lo inclinan al mal obrar. Pero la ascesis es ante todo positiva, es ejercicio por lograr la virtud. Aunque también reporta un sentido negativo de abstenerse para fortalecer, de combatir contra ciertos impulsos. Asi el ayuno, la vigilia,la limosna, la abstinencia, la continencia nos descubren cuan debiles somos, que sufrimos por cosas que no son esenciales., y asi nos dan la oportunidad de fortalecernos y descubrir que «el hombre vive de la Palabra de Dios por encima de todo y antes que nada», pues sino se deshumaniza y se inclina a los comportamientos animales. La ascesis, si se convierte en un fin en si misma, es masoquista, y al hombre lo enferma aun mas. La ascesis es solo un medio que debe ser discernido en cada persona. Si es sana ascesis nunca busca hacer sufrir por sufrir, o por uno es malo, o el mundo el malo..la ascesis sana busca trabajar, esforzarse por la salvacion que viene de Dios, preparar la tierra fertil, ofrecer las primicias.
      Bueno, no se si lo que digo, logro expresarme con claridad . No queria que quedara sin alguna respuesta tu pedido. Seguro encontraras mejores respuestas.un saludo cordial hno.

      • Estimado hermano:

        No me parece que el pecado sea una enfermedad que necesite de una terapéutica. El pecado hace parte de nuestra constitución antropológica, por la concupiscencia (que no tiene nada que ver con sexo segundo piensan muchos) que es la tendencia que hay en nosotros para pecar, es decir, para hacer el mal que no queremos y no hacer el bien que amamos. Entonces, necesitamos de conversión y perdón, en la reciprocidad amorosa entre Dios y el hombre. La enfermedad no hace parte de la constitución humana, la altera y necesita de terapéutica.
        No me parece que el pecado necesite de sacrificios: el pecado necesita de la autoconsciencia de nuestras debilidades, nuestros pecados. La ascesis es un camino de liberación, no de privación. Es un camino que nos hace más libres de que no es esencial. Muchas veces no es el ayuno, la vigilia, la limosna, la abstinencia, la continencia que nos hacen libres. Es la fidelidad a nuestro cotidiano. Hacer el ayuno, hacer la limosna, hacer la abstinencia, hacer la continencia nos transforman en personas que “hacen” esto y aquello y todavía deben “SER”.

      • Lo que decia sobre el ayuno, la limosna, la vigilia, etc es por que son practicas corporales. El ser humano no es una alma, o una autoconciencia, o un centro de voluntad individual etereo. Sino una unidad integral , en la cual podemos distinguir sin separar un ambito corporeo y otro siquico y aun mas otro espiritual
        . El pecado ancestral daño nuestra naturaleza:Se dañaron tres cosas fundamentales que han sido luego heredadas por toda la especie humana.Se lacero la parresia(intimidad y confianza con Dios), la gnosis( nuestro conocimiento de Dios) y la apateia ( la integralidad pasional y emocional, esa es la tendencia concupiscible desviada de su objeto). La ascesis solo tiene sentido en una concepcion donde el hombre es una unidad integral, ni solo alma o espíritu, ni solo cuerpo, materialidad. Son solo medios(técnicas incluso podríamos decir) que si no van acompañados integralmente con las potencias superiores del hombre no tienen sentido. Por ejemplo una persona que vive de boliche en boliche, que se la pasa conectado al mp4, y luego a la tele. Que se sumerge constantemente en charlas vanas y erotizadas, etc es casi imposible pensar que el solo deseo, la intension, o voluntarismo le den una solución integral. He insisto integral, no solo corporal ni solo pura conciencia o voluntad.
        Cuando hablo de terapéutica, me refiero a sanar esa enfermedad, esa tendencia del concupiscible que nos inclina al mal. Que nos lleva a que la voluntad consienta y se pase de una inclinación(naturaleza caída) a ser responsable personal y con culpa personal por el pecado cometido.
        la conversión, la metanoia.no es una intensión de conciencia o una descicion puntual en el tiempo sino un cambio de dirección hacia Dios de toda la vida no solo de las conductas o intensiones, sino de la naturaleza completa. Ni solo gracia ni solo esfuerzo humano.
        Ni el hombre se puede salvar sin Dios, ni Dios puede salvar a quien no quiere y se esfuerza.

    • Estimado hermano Fray Ricardo:

      Es natural que hermano Rafael tenga hecho de su enfermedad, de sus dolores y sacrificios una oblación de sí mismo a Dios. Es que hay alegría en ofrecer el bueno de nuestras vidas, todavía se puede ofrecer la enfermedad con alegría (para personas con una espiritualidad muy profunda) al menos con tranquilidad, con serenidad. Eso es ofrecer nuestra globalidad, el todo que somos.
      Me parece que el hermano se ha enterado de la mortificación corporal voluntaria, habitual en algunas órdenes religiosas, en el Carmelo concretamente, con el uso de la disciplina y del cilicio.
      No me parece que Dios se complazca con el sufrimiento provocado para obtener su gracia. En Cristo Crucificado tenemos la plenitud de la redención, la plenitud del holocausto, la plenitud de la intercesión por todos los dolores del mundo. Dios no se complace con ese sufrimiento provocado ni hay negocio posible. Su Hijo es la plenitud.
      Lo que hay que entender es que hay espiritualidades y mentalidades que han recibido durante siglos una valorización del dolor y una mirada negativa de la corporeidad humana. Hay que respectar y esperar cambios. Pienso que Dios acoge esas mortificaciones con inmensa ternura porque han sido hechas por amor y con una buena intención. Y, lo que cuenta es el amor.
      Hermana Maria

    • Más que suficiente Hermano,el pero está en que participemos, para nuestro beneficio, en Su Pasión con la negacion a sí mismo,cargando la propia cruz, y un poquito de la ajena, viviendo en pobreza; esta es nuestra participación en el Sacrificio Eucaristico(vamos, pienso yo).

Deja un comentario