Acerca del pensamiento

Misterios sagrados de arte inadvertido

– En el libro «La oración de Jesús» – Iniciación a la práctica – en la primera carta dice:

«Desde el punto de vista de la psiquis el que esta oración abraza ha de irse despidiendo de los pensamientos. La principal dificultad no es acostumbrarse a la oración sino renegar de ellos. Y esto, porque solemos identificar este discurrir de la mente con nosotros mismos».

– Quisiera si me puede aclarar más estos puntos. ¿Cómo es esto de que hay que despedirse de los pensamientos? Pienso que sin ellos no podríamos funcionar, seríamos semejantes a personas  con severo retardo mental.

– Entiendo perfectamente tus objeciones o interrogantes. Sucede que lo que hacemos habitualmente no es pensar. Y, en ese sentido, se ha dicho allí que debemos renegar de los pensamientos.

Debemos abandonar un modo divagatorio de pensar, una manera errónea de organizar nuestra experiencia a medida que vamos viviendo. Por lo general, llamamos pensar a un cierto «etiquetar» los fenómenos que se nos van presentando en los sentidos.

También, consideramos pensamientos, a las asociaciones que se producen automáticamente en nuestra mente entre lo que percibimos y lo que recordamos.

Cada cosa que vemos recibe desde nuestra mente un nombre y queda inmediatamente relacionada con nuestros registros de memoria, con lo que hemos vivido.  Esto puede ser un muy interesante mecanismo de supervivencia, pero no es pensar.

Estrictamente hablando, – pensar – no es algo que nosotros hagamos, sino que «se hace», del mismo modo que la digestión, que la respiración, o que la renovación de las células de la piel y otros fenómenos de similar característica en nuestro cuerpo.

Asimismo, inevitablemente, se elabora en la mente una imaginación respecto de aquello percibido; poniendo a lo que se ha visto en relación con nuestros intereses a futuro. Nunca vemos la cosa, sino en función de nuestras pretensiones, proyectos y temáticas de preferencia.

Esta situación forma parte de nuestra condición humana actual y, en cierto modo, tiene que ver con lo mencionado en los primeros capítulos del libro del Génesis.

Esta forma de funcionar la mente, nos desconecta de lo real, impidiéndonos ver lo que ocurre y reteniéndonos en un mundo con grandes dosis de fantasía. Además, nos hemos acostumbrado a «vivir dentro» de estos procesos autómatas de la mente y la equiparamos con nosotros mismos.

Es decir, nos identificamos con este suceder mental. Imagina que alguien tiene el poder de seguir los procesos digestivos y de darse cuenta cuando se segrega la bilis, de cuando se van disolviendo los alimentos, cuando se incorporan los nutrientes y vitaminas al torrente sanguíneo… que esa persona va con su atención detrás de los movimientos peristálticos del intestino etc. 

Mueve a risa, más aun si esto sucede todos los días y la persona continúa concentrada en seguir este discurrir metabólico. Imaginalo bien, día tras día, toda su vida. Lo que hacemos cuando creemos que pensamos es muy parecido.

Nos parece pensar, cuando en realidad vamos siendo llevados por una digestión mental de las experiencias que acontecen. 

Cuando uno deja de «vivir» allí con su atención, cuando se abandona la identificación con estos procesos sicológicos, se abre un nuevo mundo que nos resulta desconocido…

Sigue en próximos post

Pulsa aquí para ver más grande

la imagen de la hoja

______________________________________________

Pulsa aquí si quieres comentar el texto

9 Comments on “Acerca del pensamiento

  1. Hola soy fiel seguidora.Quiero tener la guía para ir creciendo y formarme en está espíritualidad gran diosa.

    Me gusta

  2. Invoco el Santo Nombre de Jesús,ruego ilumine mi mente en este caminar hacia El.Que mis pensamientos sean aquellos que me dirijan solo a El.

    Me gusta

  3. Invoco El Santo Nombre de JesuCristo suplicando luz en mis tinieblas, estoy grave a veces parece que tengo hasta tres cerebros, o soy tres en uno no se como puedo pensar dos cosas a la vez y otra que esta haciendo la oración?

    Me gusta

  4. A veces diferencio entre «pensar» y «lo q se viene al pensamiento». Uno como acto voluntario (q trato de evitar en mi oración contemplativa) y el otro como distracciones q se vienen a la mente, a veces con imágenes, q así como vienen las dejo pasar, trato de no detenerme en ellas para centralizarme en la oración.

    Me gusta

  5. Seria lo que dice S. Teresa controlar la loca de la casa.¿no es así?En cuanto buenamente
    se pueda, con la oración de Jesús, actos de amor. Por lo menos es lo que a mi me ayuda.
    ¡Muchas gracias! Dios les bendiga.

    Me gusta

  6. Me ha servido mucho volver a este tema, gracias. Opino que es un tema fundamental, una especie de pilar, no el único, de la vida espiritual. La explicación del modo de funcionar de la mente me recuerda al modo de hablar de los padres del desierto, en cuanto a ese aspecto que tanto también ellos recomendaban del conocerse a sí mismo. Si bien quizá siempre se apunta más a lo particular de cada uno, pienso que el conocerse a si mismo incluye también el conocimiento no solo de mi particularidad sino de lo que me es común a todos los hombres, la humanidad y sus leyes físicas, psicológicas y espirituales. Un saludo en el nombre de Jesús.

    Me gusta

  7. Gracias,sólo puedo decir que en determinado momento cuesta dejar de pensar, aun cuando se esta en la oración, siento que me distraigo mucho con los pensamientos que llegan a mi, otras veces voy a la oración sin ningun pensamiento y llegan sin esperarlo, gracias por vuestro aporte es de gran riqueza, gracias.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: