En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios” (2Co 5,20)

 

cruz

“Mirad ahora el momento favorable; mirad ahora el día de salvación» (2 Co 6, 1-2). De hecho, en la visión cristiana de la vida habría que decir que cada momento es favorable y cada día es día de salvación, pero la liturgia de la Iglesia refiere estas palabras de un modo totalmente especial al tiempo de Cuaresma. Que los cuarenta días de preparación de la Pascua son tiempo favorable y de gracia lo podemos entender precisamente en la llamada que el austero rito de la imposición de la ceniza nos…: «Convertíos y creed en el Evangelio«

En efecto, la llamada a la conversión revela y denuncia la fácil superficialidad que con frecuencia caracteriza nuestra vida. Convertirse significa cambiar de dirección en el camino de la vida: pero no con un pequeño ajuste, sino con un verdadero cambio de sentido. Conversión es ir contracorriente, donde la «corriente» es el estilo de vida superficial, incoherente e ilusorio que a menudo nos arrastra, nos domina y nos hace esclavos del mal, o en cualquier caso prisioneros de la mediocridad moral.

Con la conversión, en cambio, aspiramos a la medida alta de la vida cristiana, nos adherimos al Evangelio vivo y personal, que es Jesucristo. La meta final y el sentido profundo de la conversión es su persona, él es la senda por la que todos están llamados a caminar en la vida, dejándose iluminar por su luz y sostener por su fuerza que mueve nuestros pasos. De este modo la conversión manifiesta su rostro más espléndido y fascinante: no es una simple decisión moral, que rectifica nuestra conducta de vida, sino una elección de fe, que nos implica totalmente en la comunión íntima con la persona viva y concreta de Jesús.

La conversión es el «sí» total de quien entrega su existencia al Evangelio, respondiendo libremente a Cristo, que antes se ha ofrecido al hombre como camino, verdad y vida, como el único que lo libera y lo salva. Este es precisamente el sentido de las primeras palabras con las que, según el evangelista san Marcos, Jesús inicia la predicación del «Evangelio de Dios»: «El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios está cerca; convertíos y creed en el Evangelio» (Mc 1, 15

Papa Benedicto XVI
Audiencia general del 17/02/2010

9 Comments on “En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios” (2Co 5,20)

  1. Hno Horacio de Jesús Crucificado FMV

    «Memento homo quia pulvisis est, et in pulvis reverteris» Recuerda hombre que eres polvo, y que en polvo habrás de convertirte. Convirtámonos Dios en esta santa cuaresma. Hagamos ayuno, oración y penitencia. Demos limosna y compartamos nuestro pan con el pobre, pero compartamos también el pan de la Palabra de Dios.con aquellos que la necesiten. Orientemos nuestra vida por los caminos que nos ha mostrado Jesús en su divina Palabra.

  2. AHORA es el dia favorable. Es el momento oportuno. Señor mio, amor mio, dame fuerzas.

  3. Estoy tratando de transitar esta cuaresma de un modo mas entregado al Señor,para llegar a Pascua convertida a El de corazón,Para ello uso todas las armas que El mismo nos ha dado la oración,el silencio,la meditación,buscarlo a El en todo,llegar a conocer el valor de su Santo Nombre,a encontrarlo y amarlo en mis hermanos,Ruego a El,me ayude en este intento y agradezco a la Fraternidad,sus publicaciones,ya que ayudan tanto.

  4. en esa misma cita, y un punto antes, Corintios 19, nos explica Pablo que «en Cristo estaba Dios reconciliando al mundo consigo, no tomando en cuenta las transgresiones de los hombres sino poniendo en nosotros la PALABRA de la Reconciliación.». ay!! somos Embajadores de Cristo..
    Con vuestra oración y en el nombre de Jesús, hermanos, quiero vivir esta Cuaresma tomando conciencia de mi dignidad de hija, como nuestro amado Papa, tomando conciencia de mi naturaleza frágil, pero en Cristo útil y fuerte. Me se amada de Dios y reconciliada con todos y todo, en CRISTO….El que está en Cristo es una nueva creación…. siempre podemos llamarnos «criaturas nuevas», decidiendo libremente, como cooperadores suyos,que eso somos. Desde la experiencia de Encuentro con Jesús, actuemos con franqueza, sin velos, sin tapujos.. haciendo justicia a nuestro ser. Donde esta es el Espiritu del Señor, allí esta la libertad. Amén.

  5. No sé sonroje Hermana Maria, Sú escrito es MUY DIDACTICO, estupendo.
    Mi Conversión Ha de ser Constante durante las 24h del dia. Necesito La Misericordia de Cristo.

  6. Busco continuamente reconciliarme con Dios. Para eso he decidido en esta cuaresma, Oración y mas Oración ; pidiéndole a Nuestro Padre Dios, me conceda esa Gracia. Amén.

  7. Señor: permite mi conversión profunda. Límpiame de mi pecado. «Purifícame con hisopo y seré limpio, lávame y seré más blanco que la nieve, hazme oír gozo y alegría y se recrearán los huesos que has abatido». Que en este tiempo especial pueda renovar mi fe y mi amor hacia tí y hacia el prójimo. Que el cambio en mi vida provenga de tí y me des fuerzas para perseverar en el cumplimiento de tus mandamientos… Suplico tu misericordia para que siempre sea Cuaresma en mi vida, de tal manera que siempres estés a mi lado y te pido humildemente me ilumines, de forma que pueda orientar y ayudar a los hermanos que pongas en mi camino…Gracias Dios,Padre Todopoderoso…

  8. Dame fuerzas, Dios mío, no permitas nunca que me separe de Ti. Tengo la certeza de que has salido a mi encuentro sin que yo haya hecho nada por encontrarte. Tu bondad y tu misericordia me hablan de verdad, belleza y vida, Tú eres mi padre, mi creador, mi salvador, guíame por tus sendas, abre mis ojos para que puedan contemplarte, toma mis manos y ponlas al servicio de tu obra, haz que mi corazón se funda en el tuyo.
    Amparada por Ti, bajo tus alas, mis Dios, quisiera irradiar paz y amor, quisiera sanar heridas, iluminar sombras, consolar tristezas. Amén

  9. PAZ Y BIEN, CUARESMA ES EL TIEMPO DE CAMBIO OPORTUNO DE ORIENTACION DE NTRAS VIDAS, ANIMO

Deja un comentario