Poned en práctica la Palabra, no os contentéis con escucharla, eso sería engañaros

Fraternités de Jérusalem - Montréal
Fraternités de Jérusalem – Montréal

No os confundáis, hermanos, si habéis venido con diligencia a escuchar la palabra sin poner en práctica lo que oís. Pensad bien en ello; si bueno es escuchar la palabra, es mucho mejor ponerla en práctica. Si no la escuchas, si no practicas lo que has oído, no construyes nada. Si la oyes y no la pones en práctica, construyes una ruina… escuchar y poner en práctica, es construir sobre roca. Y el solo hecho de escuchar, es construir.

En cuanto al que escucha estas palabras continua el Señor, y no las pone en práctica, es semejante al insensato que construye su casa. También él construye, pero ¿ qué construye? Construye su casa pero dado que no pone en práctica lo que oye, tiene buen oído, pero construye sobre arena…

Puede que alguien me diga: “¿Para qué escuchar lo que no tengo la intención de cumplir. Ya que construiré una ruina si escucho sin ponerlo en práctica, no es más seguro no escuchar nada?”. En este mundo, la lluvia, los vientos, los torrentes no cesan. ¿No es mejor construir sobre roca para que cuando vengan los torrentes, no te arrastren?… Sin protección y sin el menor tejado, vas a ser irremediablemente abatido, arrastrado, sumergido.

Reflexiona pues sobre el partido que vas a tomar. Es malo no escuchar, es malo escuchar sin actuar, resulta que hay que escuchar y poner en práctica. Sed personas que » ponen en práctica la Palabra, y no se contentan sólo con escucharla”; lo contrario sería engañarse.

San Agustín, Sermón 179, 8-9; PL 38, 970

 

7 Comments on “Poned en práctica la Palabra, no os contentéis con escucharla, eso sería engañaros

  1. LA ORACION Y LAS BUENAS OBRAS ES LO UNICO QUE NOS LLEVAMOS DE ESTA TIERRA.
    JESUS AYUDANOS A ORAR Y A HACER EL BIEN. AMEN

  2. Señor, permíteme comprender tu Palabra, para así construir sobre roca, no sobré arena..Señor, se que al final de mi vida me examinarás en el amor. Mis obras de nada servirán sino las hago con amor. Permíteme ser coherente, que mi fe se complemente con las obras que Tu me pides hacer en bien de mis hermanos.

  3. Al final de la vida nos examinaran en el amor. La fe sin obras de nada sirve. En el juicio final, Jesús nos dirá, venid benditos de mi Padre porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, desnudo y me vestisteis, enfermo y preso y me visitasteis. Y esto lo hicimos cuando lo hicimos en favor de nuestros hermanos más necesitados. Señor, permíteme construir mi casa espiritual conforme la Palabra que nos diste cuando viviste en medio de nosotros. Ayúdame oh mi buen Jesús a vivir de acuerdo con tu divina palabra. Señor Jesús, hijo único de Dios, ten compasión de mi que soy un pecador.

  4. En Tu Nombre, Jesús, en Ti Confío, Amen

Deja un comentario