Dulce comunión constante

Estimadas/os en Cristo Jesús.

Os dejamos aquí un texto que se está usando como parte de la preparación al retiro del Peregrino ruso. Más allá de la espiritualidad de cada uno (con mayor o menor tendencia a la oración de Jesús), puede resultar de utilidad en algún aspecto.

Aquí uno de los textos preparatorios al retiro.


El peregrino ruso camina y reza. Ocasionalmente busca orientación. Con quién sea que se encuentre habla de lo mismo: de la salvación, de la oración, de la soledad y del silencio buscando a Dios.
El peregrino, dedica su vida a encontrar a Jesús en el corazón. Como resultado de esta entrega absoluta, comienza a vivir las gracias celestiales desde esta misma tierra, en esta misma vida.
Pero claro, el peregrino lo había perdido todo. Habiendo perdido todo, entregó lo que quedaba (él mismo) consagrándose a la oración de Jesús.

Nuestra dificultad para llegar a vivir el gozo de la gracia en el corazón, salta a la vista. Creemos que tenemos, de algún modo, nos parece ser poseedores de algo. (Bienes, afectos, decisiones, proyectos, el cuerpo, la mente, etc.) Estas “posesiones” que configuran nuestros deseos y voluntades, se transforman en pensamientos y divagaciones constantes, que son aquello que se interpone entre nosotros y la oración ininterrumpida.
Cuando todos los deseos se unifican en el deseo de Dios, (cuando se busca el Reino de Dios) lo demás se acomoda según la gracia y la vida se hace simple, pacífica y resulta atravesada por una serena alegría, que no se altera por el vaivén constante de las circunstancias.

Es el gozo de los hijos de Dios, que viven en un mundo transfigurado por el Espíritu Santo. Es el mismo mundo de todos, solo que ellos ven a Dios en todo y en todas sus criaturas.

Bueno, de eso trata la vida del peregrino ruso, a eso lleva la oración de Jesús cuando se hace hábito en la mente y llega a penetrar el corazón. Los pensamientos se hacen escasos y funcionales. La alegría sin objeto se hace frecuente y una paz activa es el trasfondo desde el cual se cumplen los deberes y situaciones.
Lo que intentaremos estos días, será tomar contacto con esta forma de oración, (en realidad es un modo de vivir) ya que, si llega a gustarse el toque amoroso de la oración en el corazón, esa vivencia por si sola facilita luego el regreso a la ermita interior.

La gracia fluye todo el tiempo, como decía el apóstol, “En Él somos, vivimos y existimos” (Hechos, 17, 28;) son los pensamientos quienes nublan la percepción de la divina Presencia. La oración de Jesús es la herramienta para silenciar la mente; la loca de la casa en dichos de Santa Teresa.
A diferencia de la recitación de un mantra cualquiera, el Nombre de Jesús penetra las fibras íntimas de nuestro ser y opera una tranformación integral de lo que somos. Cambia nuestra mirada, nuestros hábitos y nuestro modo de relacionarnos con los demás. Si a la repetición del Nombre de Jesús se le aúna el sentimiento de amor a Dios o de necesidad extrema de su ayuda, la oración poco a poco desciende al corazón. Esto quiere decir que encarna en nosotros y deja de ser un esfuerzo para convertirse en una dulce comunión constante.
Veremos si con la ayuda de Dios, podemos acercarnos a esta experiencia durante estos días.

Un saludo fraterno a todas/os invocando el Santo Nombre del Señor Jesús.

Aquí la invitación de una hermana enviada al blog: Paz y bien. Estoy formando una comunidad contemplativa y misionera. Con el nombre: Misioneras capuchinas mensajeras de amor. Si sientes que Dios te llama a la vida religiosa, no dudes en ponerte en contacto conmigo. El carisma de la comunidad naciente, es ser mensajeras de amor y portadoras de la buena nueva a todos los rincones del mundo; sobretodo a los pobres, los vulnerables etc. Para conocer más sobre la comunidad, escríbeme a srinma@outlook.com.
La edad máxima 50 años. Si estás en España, ánimo y dejarte seducir por Él.
Dios os bendiga.

3 Comments on “Dulce comunión constante

    • Hesiquia blog/ Fraternidad Monástica Virtual

      Gracias hermano por su constante lectura y participación en los blogs. Cristo le cuide.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: