La gruta del corazón

“La atención fortalece aquello a lo que se aplica”. La frase me impactó en su momento. Luego apareció formulada de manera similar en otros ámbitos, épocas y situaciones. Intuía que ella manifestaba un secreto a voces; eso que está a la mano, que es una maravilla y que solemos desaprovechar.

El punto donde focalizamos la atención constituye “nuestro mundo” y se amplía o se reduce, se profundiza, cobra volumen y se expande dependiendo de lo que alienta esa atención. ¿Donde va mi atención? ¿Qué impulso la orienta? Los temas y elementos a los que atendemos son como las hebras con las que luego hilamos la tela de nuestra vida. ¿En que textura se asentará mi mundo?

La Navidad puede ser ocasión para des-cubrir a Jesús en el corazón. Cristo vive en nosotros pero por lo general, no nos damos cuenta. Nos hemos acostumbrado a pensar sobre Él, a escuchar sobre Él, a leer sobre Él y a evocarlo a través de las diversas imágenes que nos suscita su recuerdo. Y todo eso está muy bien. Pero… ¿cómo es eso de que vive en el corazón?

Cuando de nosotros valoramos más la intención que el resultado de la acción; cuando atendemos a las mejores cualidades de las demás personas; cuando en las situaciones vemos más la posibilidad que la dificultad; empezamos a descubrir una cierta fuerza interna que no se alimenta de lo mudable. Es como el soplo de un aire fresco que limpia una habitación viciada. No es algo complejo, es el corazón haciéndose gruta, pesebre, ámbito para la Luz que viene al mundo.

Dios vino pero todavía viene. Jesús nació pero todavía está por nacer. Es algo muy grande que penetra el mundo y lo envuelve. Es un misterio inmenso esto de Dios que se hace hombre. Atender a la paz siempre presente en el fondo del corazón es una perpetua Navidad.

Queridas amigas y amigos, hermanos del corazón: ¡Que tengáis una muy feliz Navidad! Os enviamos un gran abrazo por lo compartido este año. En un rápido recorrido aparecen las imágenes de todo lo vivido y entonces agradecidos, invocamos El Santo Nombre del Señor Jesús.

elsantonombre.org

Imagen extraída de “Anawim blog”

Una Navidad diferente

La Justicia es inmortal

8 Comments on “La gruta del corazón

  1. Pingback: The grotto of the heart – The Holy Name

  2. «Atender a la paz siempre presente en el fondo del corazón es una perpetua Navidad». que encontremos siempre en el corazón la buena noticia de la presencia del Señor. Santa y feliz Navidad

    Me gusta

  3. Estimado Hno. Mario y hermanos todos de la Fraternidad, ¡santa y feliz Navidad!
    No hay que añadir nada a lo escrito en el post. Gracias una vez más por la profundidad y belleza manifestada.
    En esta Noche santa adoremos juntos este inefable misterio.

    Me gusta

  4. Pingback: Al principio existía la Palabra | Fraternidad Monástica Virtual

  5. Que Jesús los colme de bendiciones por tanta generosidad y entrega!!!

    Un saludo fraterno en el Santo Nombre de Jesús!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: