La devota escucha de Tu palabra

«La lectura de los monjes era una lectura lenta, tranquila, rumiada, saboreada, ajena a todo interés extraño a la misma lectura… Siempre, en fin de cuentas, lo único que buscaban era un contacto íntimo con la palabra de Dios, viva y vivificante… los ojos veían el texto escrito, los labios lo pronunciaban, los oídos lo escuchaban. Y la palabra de Dios impregnaba más y más al monje lector. No perseguía la lectio divina un fin científico o literario, ni era tenida por una actividad puramente intelectual.

No se trataba de especular, a estilo de los filósofos, sino de instruirse para vivir mejor. Para ello atendían en primer lugar al sentido obvio y literal de la Escritura: todo lo que el texto sagrado enseña y refiere era objeto de su más devota consideración. Pero no se contentaban con ello, sino que investigaban con vivo interés el sentido espiritual, íntimo, magnífico y oculto que, según la general convicción de aquellos tiempos, contiene cada una de las páginas de la Sagrada Escritura, cada una de sus palabras.

Sólo Dios puede revelar los sentidos estupendos que se esconden bajo la letra, los hechos y las imágenes materiales del texto sagrado, y Dios los revela tan sólo a las almas puras, a los hombres espirituales. Su doctrina, como veremos, es clara e insistente. Pero la letra estimula la curiosidad y excita el espíritu a buscar las realidades sobrenaturales que esconde, a elevarse al nivel superior de las ideas, de los misterios inefables. Además de su sentido obvio, los vocablos de la Escritura tienen una vasta resonancia espiritual, un poder de evocación asombroso, que es preciso captar…»

Párrafos extraídos de «El monacato primitivo» de García Colombás» – Ed. BAC

Queridas hermanas y hermanos, si Dios quiere, el próximo domingo 19 de febrero, a las 20 horas de España y demás horarios equivalentes, realizaremos el encuentro mensual de intercambio de la Fraternidad. Intentaremos profundizar en la teoría y la práctica de la Lectio Divina, tendiendo cada vez más, a hacer de la sagrada escritura nuestro principal alimento. Nos encontraremos en el enlace de siempre, el mismo que usamos para las oraciones:

https://us02web.zoom.us/j/88619724529

Aquí abajo dos audios sobre la «Lectio divina» en el monacato primitivo

One Comment on “La devota escucha de Tu palabra

Deja un comentario