Meditación XXXIV

«¡Cristo ha resucitado!»

Antes de despedirme de usted, Padre, ¿podría decirme unas últimas palabras?

¡Si, tuteándote! No envejezcas tu existencia sin dar a luz tu vida, no banalices cada día con temores sin fundamento o vanas ambiciones.

Que cada día sea para ti una fiesta, un maravillarse, que tus gestos sean alabanzas, tu vida una risa bailada, que estalle por toda tu piel en parcelas de luz y atrévete a gritarle al mundo dormido la Belleza de la Vida con himnos de alegría.

«¡Cristo ha resucitado!»

Enviado por un miembro de la Fraternidad

Haz click aquí para comentar

____________________________________________________________

Estimad@s en Cristo:

Si tienen frases o textos cortos que quieran aportar para las meditaciones breves de la Fraternidad, pueden enviarlas para que las publiquemos aquí. Es de mucha utilidad compartir aquello que nos parece relevante para el desarrollo de nuestra espiritualidad. Envíen el texto con el link o el origen de la cita y si fuera posible una imagen de quién la ha producido.

Escribir al mail : hospedariafrat@sapo.pt

___________________________________________________________

4 Comments on “Meditación XXXIV

  1. Que el señor nos ayude a tomar conciencia de que somos totalmente amados por ÉL y eso trasformara nuestra vida en rayos de luz y alegría y seremos capacez de amar segun ÉL unidos en oración gracias

  2. Herman@s este anuncio, me trae a la memoria el lema para esta «Jornada Mundial de Medios de Comunicación Social 2011», os invito a visitar la pagina «Apostolado» par ampliar contenido y ver el Mensaje del Papa y los obispos, y más…

    que nuestra vida sea el primer y gran anuncio del Evangelio y la Gracia de Jesucrito

  3. ¡El captar este hecho nos transforma en seres luminosos llenos de alegría porque El nos Ama y entonces Lo amamos!

  4. sí, a veces nos acostumbramos tanto a la vida, que perdemos la capacidad de admirar, alabar, bendecir… corremos el peligro de entrar en la rutina… tristeza, aburrimiento, desolación. Resucitar con Cristo, hacer de la vida una fiesta continua….

Deja un comentario