En el mundo, pero no del mundo.

La vida contemplativa no es incompatible con el hecho de vivir en el mundo. De hecho, Dios también vive en el mundo. Y precisamente en medio del mundo, entre los hombres, el contemplativo se convierte en testigo vivo del Dios escondido.

Por consiguiente, el Señor no le dice al contemplativo secular que se retire del mundo, sino que se guarde del maligno ( Jn 17,15). Lo cual no significa que tenga que diluirse en el mundo; porque si el contemplativo pertenece a Dios, no puede pertenecer al mismo tiempo al mundo, puesto que no puede servir a la vez a dos señores (Mt 6,24). Tiene que desarrollar y mantener una opción radical a favor de Dios, aunque esté inmerso en las realidades del mundo, que amenazan con dividirlo.

Y para lograrlo, tendrá que aceptar la contradicción, la incomprensión y el rechazo que comporta ineludiblemente la ruptura con el mundo, tal como nos avisa el mismo Jesús.

(Muro Facebook, Getsemaní contemplativos)

One Comment on “En el mundo, pero no del mundo.

  1. Ayúdanos Señor a permanecer fieles a tu amor, en medio de la sociedad, de los quehaceres diarios, de nuestra labor apostólica…..que no nos distraiga el mundo complejo de hoy, que sea motivo más bien de nuestra oración e intercesión. Oraciones y bendiciones. P. Juan Cardona

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: